Lunes, 21 de junio de 2021. Última actualización: Hoy

Yidis y los monstruos del poder.

El martes 6 agosto, 2013 a las 10:38 am
FELIPE SOLARTE

Por Felipe Solarte Nates

Al fin, el HONORABLE Tribunal Superior de Bucaramanga, hizo justicia al anular la sentencia de un Juez, condenando a 32 años de prisión, a la exrepresentante a la Cámara Yidis Medina, por  secuestro, fundamentado en supuestas pruebas hilvanadas desde la presidencia de la República, con la participación activa del DAS, testigos falsos escogidos y comprados entre ex paramilitares y guerrilleros desmovilizados, algunos funcionarios de la Fiscalía y el juez que profirió la sentencia.

Yidis, recobró la libertad, gracias a la defensa  promovida por  la “Fundación por la Defensa de Inocentes”, creada por  Sigifredo López, único sobreviviente de los diputados del Valle, secuestrados y masacrados por las Farc, y al cual sus enemigos políticos, preocupados por su candidatura a la Gobernación, intentaron condenarlo, usando a la Fiscalía para aumentarle a los seis años de cautiverio en la selva, los meses que pasó en la cárcel, después de acusarlo de cómplice de la guerrilla, en el secuestro de sus colegas.

Fundamentados en un montaje fotográfico y supuestas grabaciones, la actual fiscal delegada ante la Corte Suprema de Justicia, Marta Zamora y el Fiscal de Cali, que lideraron la investigación ordenaron la detención de Sigifredo López, acusándolo de cómplice en el secuestro con los guerrilleros de las Farc.

Gracias a brillante defensa del penalista Elmer Montaña y pruebas aportadas por el FBI, al demostrar que la voz grabada y las fotos, no eran de Sigifredo, el entramado diabólico fue develado y al final el propio fiscal general Eduardo Montealegre, reconoció el error.

Volviendo al caso de Yidis, fue liberada un año después de condenada injustamente, superando el vengativo montaje, promovido desde la presidencia de la República, del paranoico y maquiavélico Álvaro Uribe, preocupado por la confesión de Yidis, evidenciando que su voto fue canjeado por notarías, cargos burocráticos y prebendas para sus familiares y allegados políticos en Barrancabermeja, a cambio de votar en la Cámara a favor de la reelección presidencial.

Se trataba de desacreditarla, sindicándola de secuestro y pertenecer al ELN, después de confesar que recibió beneficios burocráticos ofrecidos en los pasillos del Congreso por los entonces ministros del Interior Sabas Pretel y del Trabajo y Seguridad Social, Diego Palacios, quienes hicieron las promesas y se sintieron en peligro, por las revelaciones de la entonces representante, que insólitamente fue la única condenada a 49 meses de prisión por el delito de cohecho, cuando también debieron serlo los ministros que ofrecieron puestos y beneficios a cambio de su voto. (Co-hecho. Se entiende que es un delito entre dos o más y al reconocer su existencia deben ser condenados los que ofrecen sobornos y los que reciben. En el caso de Yidis, los ministros oferentes, salieron inmunes).

Yidis

Develado el complot y manipulación de la Justicia, en los procesos de Yidis y Sigifredo, tal como lo planteó en Caracol radio, Elmer Montaña, abogado defensor de ambos, el Consejo Superior de la Judicatura, la Fiscalía, la Procuraduría y la Corte Suprema de Justicia, deben investigar a todos los funcionarios de la Fiscalía y jueces implicados en los ‘cárteles de funcionarios y testigos mentirosos’ encargados de orquestar montajes que hicieron a sus defendidos y que en Colombia, aún tienen a inocentes en la cárcel, víctimas del afán de los deshonestos buscando ascensos y beneficios económicos en sus cargos, sustentados en los ‘falsos positivos’.

Sería una burla a la Justicia y a numerosos colombianos condenados injustamente, que los testigos chimbos y funcionarios del desaparecido DAS, la Fiscalía y el Poder Judicial, sigan tranquilos en libertad y ejerciendo sus cargos, como si nada hubiera pasado arruinando vidas al apresar a ciudadanos, como la joven estudiante de la Universidad del Valle, Marisoliana Colorado, de Villarrica, Cauca, que duró encarcelada más de un año, después de ser acusada por testigos ‘chiviados’ de pertenecer a la red urbana de las Farc, y fue liberada después de la gestión de Elmer Montaña de la Fundación por la Defensa de Inocentes.

Al comentar  la liberación de Yidis Medina, Sigifredo López, opinó a través de Caracol radio: “Hacen falta dientes a la Defensoría del Pueblo, y hay que tener en cuenta al “principio de oportunidad”. Los procuradores y el Ministerio Público no deben ser convidados de piedra, pasivos e intrascendentes en defensa de ciudadanos. Debemos luchar para que los ciudadanos no sean atropellados en sus derechos y corregir las fallas del sistema judicial. No a la justicia selectiva. Todavía hay muchos atropellados en sus derechos detenidos por no tener buenos defensores y funcionarios honestos y justos”.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?