ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Martes, 7 de febrero de 2023. Última actualización: Hoy

YATES PARA LOS POBRES

El sábado 29 octubre, 2016 a las 10:39 am
José López Hurtado

JOSE LOPEZ HURTADO*

El régimen de Daniel Ortega, que se define como el gobierno de los pobres, acaba de exonerar de impuestos a los helicópteros, al salmón rosado, y los yates, y por el contrario, de gravar el pollo y otros productos de consumo popular, igual que como se acaba de anunciar en Colombia con la nueva reforma tributaria, presentada por Santos al Congreso, con motivaciones diferentes, pero totalmente impopulares y perversas, en ambos casos.

El próximo 6 de noviembre, al igual que los E.U., Nicaragua realizará elecciones presidenciales, en las que el «Comandante» Daniel, como se hace llamar, se presentará como candidato por tercera vez, y como el único hasta ahora desde 1979, cuando por las armas derrocó a Somoza.

EL Frente de Liberación Sandinista, su partido, (FLSN), surgió como tal, de estirpe militar, en 1961, y obtuvo su personería jurídica en 1983.

daniel-ortega-y-senora

La novedad (!), como si faltara algo, en este mundo del absurdo y del abuso en el país centroamericano, es la candidatura de su esposa Rosario Murillo, como su fórmula vicepresidencial, y la anulación de legitimidad de la precaria oposición del Partido Liberal Institucional (PLI), por decisión reciente de la Corte Suprema de Justicia, órgano de bolsillo de Ortega.

Otros sectores de oposición, agrupados en la Coalición Nacional por la Democracia, decidieron retirarse del debate por falta de garantías, frente a los ataques autócratas del gobernante y de los reclamos, incluso de la Iglesia.

Los comicios, como se sabe, en el pasado han estado salpicados por el fraude y el amaño, como ocurrió en 2008 en las legislativas, y en las presidenciales de 2011, cuando la U.E., resaltó la «opacidad y falta de transparencia» de las jornadas electorales.

Como ocurre actualmente en Venezuela, para justificar el control interno y el desgobierno de corte estalinista, el Comandante Daniel ha arremetido contra los organismos internacionales y diplomáticos asentados en su país, con la expulsión de la oficina de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), hostigando al Centro Carter, a los E.U., y la O.E.A., contrariando a la Iglesia Católica, y a uno de sus aliados más estrechos, el sector privado, que solicitan la observación y seguimiento internacional de las elecciones, a los cuales se opone la cúpula en el poder.

“Nicaragua vota, pero no decide. Ortega logró transformar al sandinismo en un régimen, y el autoritarismo tomó las riendas, criminalizando la oposición, manipulando la realidad e instalando un sistema reaccionario que utiliza las palabras que parieron las revoluciones» (Fernando López D’Alesandro).

En un país de inmensa mayoría de pobres, en el que, en atención a los requerimientos del FMI, de pronunciado sesgo tecnocrático, el 80 %  de sus trabajadores viven en la informalidad, el 47 % de los productores posee apenas el 2.6% de las tierras, en tanto que el 3% concentra la propiedad del 38.5% del total de la superficie explotable, los Ortega – Murillo e hijos, controlan el 33 % de las emisoras y televisión, y las tierras productivas, convirtiéndose en el grupo familiar más importante del país, y probablemente de la región, eso sin contar con las remesas venezolanas de más de 4.400 millones, libres de cualquier control.

Festín de negocios para la vieja oligarquía nicaragüense, liderada por la nueva, en cabeza de la familia presidencial. Otro oscuro capítulo de nuestras revoluciones tropicales!

********************************

*Analista Internacional, colombiano.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?