Titulares de hoy:    

Entrega de equipos audiovisuales a la seccional de Tránsito de la Policía Metropolitana de Popayán     ~    

14 mil personas del área rural de Popayán accederán agua potable     ~    

Infectado con Covid puso en riesgo a funcionarios y ciudadanía en Quilichao     ~    

Quilichao Vive la Música e impulsa la cultura local     ~    

Así va la recuperación de los puentes históricos de Popayán     ~    

Leve aumento de casos positivos para covid – 19 en el Valle     ~    

Caleños aprovechen papayazo tributario antes del 31 de octubre     ~    

Educación ambiental para proteger recursos naturales en Piamonte     ~    

Alcaldía de Popayán verificará el cumplimiento de las medidas de bioseguridad en la venta de licores     ~    

Acueducto y Alcantarillado de Popayán, comprometido siempre con la calidad del agua     ~    

Administración Municipal Creo en Popayán diseña su modelo de ciudad inteligente     ~    

No te pierdas el IV Festival de Mestizaje el 1 de noviembre     ~    

Más de 11 millones de televidentes acompañaron a la Selección Colombia     ~    

Con ocasión de la Minga y de otras Mingas que hay que impulsar     ~    

Hospital San José invita a la comunidad a decir sí a la donación de órganos     ~    

Cinco sicarios ganan el Ig Nobel 2020 a la mejor gestión     ~    

El asunto indígena, un tema aún sin resolver.     ~    

Confirman 159 nuevos fallecimientos por coronavirus     ~    

Instituciones aliadas se tomaron Caponera en pro del ambiente y la salud     ~    

En Caloto la lucha contra el microtráfico no se detiene     ~    

Lunes, 19 de octubre de 2020. Última actualización: Hoy

Volver, volver…

El jueves 3 septiembre, 2020 a las 3:40 pm
Volver, volver…

Volver, volver…

Volver, volver….

Hay pensamientos que siempre me vienen a la cabeza. ¿Por qué los cables de los computadores son tan pesados y gordos? Aquí en la casa hay unos portátiles muy livianos, buenísimos, pero el cable posee en la mitad de su trayecto un adminículo cuadrado, estruendoso, nada más antipático que un cable, casi tan grande como la cualidad portátil de la cual se quieren ufanar. Veo que sí, sobre esas cosas cotidianas debo escribir, mi blog debe volver. ¿Cómo exactamente? No lo sé, no quiero ser como los políticos o los esposos redimidos que prometen cosas los domingos en la tarde, cosas que luego no cumplen. Nunca seré político, voten por mí.

¿Que si diario nuevamente? No lo sé, solo sé que quiero brindarles algo cada cierto tiempo, fresco, fuera de lo típico, de lo excesivamente fugaz, solemne o aburridor. Brindarme a mí. No sé nada. Miraba a mi monitor de clase, mi asistente, un perro pequeñito que siempre me acompaña, tiene un nombre con tinte religioso. No, Mahoma no se llama. ¿Por qué dejé de escribir mis peroratas diarias para pasar a escritos literarios semanales? No lo sé, lo que sí recuerdo es que en la semana famosa pre-pandemia, por allá como el 9 de marzo, ya ni me acuerdo, todos los bonos, todos los activos financieros estaban bajando horriblemente de precio. Las pérdidas que llevan a más pérdidas. Veía a todo el mundo angustiado, tal vez por eso me callé.

Muchas veces no se ve con buenos ojos la literatura y las vivencias.

Además. Ya, ya me acordé. Por ahí un señor me regañó por ser tan, por decirlo así, desfachatado. ¿Estará bien dicho así? ¿Habrá visto mis uñas? ¿Mis jeans rotos? La cultura a veces es desfachatada. Hubo pausas, en la vida siempre hay pausas. Luego siguieron malas noticias, bajas de calificación, luego un cierre de tal restaurante, déficits y así. Mis zapatos seguían guardados. Ahora bajan tasas al 2%, se abren vuelos, los manteles vuelven a adornar las mesas de restaurantes, hay por ahí autocines, el olvido que aún no seremos, ahora todo creo va mejorando. Luego les contaré más cosas.

Todo debe florecer. La escritura también. La cultura siempre debe prevalecer.

Aquí está la vida en finanzas de nuevo.

Instagram @kemistrye

***************************

Otras publicaciones de este autor:

Volver, volver...
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta