Lunes, 26 de septiembre de 2022. Última actualización: Hoy

Viejo, mi querido viejo

El lunes 15 junio, 2009 a las 7:34 pm

Por Walter Aldana Quiceno

Tiene algo así como setenta y tres años de vida, se llama Angel Maria Aldana Mancipe y vive en Bogotá, cada año por el mes de Octubre –su cumpleaños- y Junio, el Día del Padre, lo recuerdo más que de costumbre.

Recuerdo por ejemplo cómo este hombre de segundo de primaria estudiados en Albán, Cundinamarca, aprendió el cumplimiento y la honradez en el pequeño salón de clases de la vereda en que habitaba, no puedo olvidar aquel: “usted no es más que nadie ni menos, no se la monte a nadie, no se la deje montar de nadie”.

En estas fechas en que nos ponemos melancólicos -quienes no tienen a sus progenitores o quienes los tenemos físicamente lejos-, vienen a nuestras mentes las palabras y hechos de enseñanza para el futuro y la formación de nuestras hijas e hijos; cómo no evocar el símbolo de la autoridad mezclada con justicia, de su renuncia a muchas cosas materiales para en cambio proporcionarlas a los hijos, en fin, cómo olvidar al trabajador con siete hijos y salario mínimo hacer el inmenso desafió de darnos lo necesario para ser felices.

Dice Piero “es un buen tipo mi viejo…”, pero además de ser nuestro héroe en la infancia, nuestro consejero en la adolescencia y juventud, se convierte también en maestro con máximas tales como la de que “el que se casa quiere casa y costalito pa’ la plaza”, educa con la paciencia que le dan los años al escucharnos muchas veces en la euforia de la impertinencia juvenil despacharnos contra alguien mayor de edad y con la serenidad que dan las canas recordarnos que vamos igual e inexorablemente por la misma ruta.

Viejos como el debían de tener una tranquilidad expresada en una calidad de vida garantizada por un estado que reconociera en ellos la reserva moral, su aporte y la experiencia teórica y practica del avance de nuestra sociedad, pero no, aun es más, se debate aumentar la edad de pensión para hombres y mujeres, claro está que es para ese veinte por ciento de adultos que pueden “gozar” de ese privilegio.

El próximo domingo veintiuno de Junio día comercial del padre, nuestros hijos e hijas nos harán recordar que no es mentira lo de que: “si aun lo tiene, abrácelo”, dígale que lo quiere y prométale que el camino de la humildad y la honradez seguirá siendo la senda a transitar.

Mientras tanto… ¡salud! Ángel María Aldana Mancipe.

Waldana2@hotmail.com
Junio 15-2009

Leer más…
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?