ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 2 de octubre de 2022. Última actualización: Hoy

Viaje de un naturalista (II)

El miércoles 6 abril, 2022 a las 3:59 pm
Viaje de un naturalista (II)
Imagen cortesía de: editorialverbum.es

Viaje de un naturalista (II)

Donaldo Mendoza

Del comunismo primitivo al temprano capitalismo

Ya en Tierra de Fuego, Darwin indaga por los usos y costumbres de las tribus del lugar, especialmente aquellas que no han tenido contacto con la civilización de cuño español, ni con ninguna otra. Como diría un pintor, viven ‘al natural’. Y en efecto, todo allí es compartido, nadie es dueño de nada. “Un trapo que se les regala es troceado y repartido entre todos. En esta tierra no hay ricos ni pobres”.

El territorio donde viven contribuye notablemente a compartir la casi nada que tienen estos fueguinos. El equivalente de las arenas del desierto (con sus nómadas beduinos) es la nieve en las laderas polares, que obligan el nomadismo de los nativos. Veamos la descripción: “Pudimos contemplar un paisaje típico de Tierra de Fuego: cerros irregulares salpicados con rodelas de nieve, profundos valles de color amarillo verdoso y brazos de mar penetrando en la tierra en muchas direcciones”.

¿Y por qué el oxímoron de llamar fuego a la nieve? La respuesta está en la comunicación. En efecto, dado que la escasez obliga a que los nativos vivan dispersos y tengan que moverse todo el tiempo, usan el fuego (el humo) en distintos puntos del territorio para comunicarse las novedades. Así fue anunciada la llegada de Darwin por una de tantas extremidades del mar que abrazan la tierra. Lo cual fue motivo para que el navegante inglés observara otra costumbre de los fueguinos: “Si tirábamos alguna cosa a una canoa y caía en otra, la pasaban invariablemente a su dueño”.

Con esa costumbre, estaríamos tentados a hablar de «el buen salvaje». Un mito que hace creer que una comunidad aislada y no contaminada por la civilización es por principio buena. No hay tal. El principio cierto es que la naturaleza humana es ambivalente. Los mismos individuos que no han desarrollado la conciencia de robar, son capaces de cometer actos de crueldad que desafían la imaginación: “…en invierno, cuando el hambre acucia, matan y devoran a las ancianas de la tribu antes que hacerlo con los perros. «Los perros cazan nutrias, pero las ancianas no…»”. Las pobres ancianas eran rodeadas con humo hasta que se asfixiaban. El muchacho que lo contaba a Darwin se reía, imitando los gritos y las contorsiones de las ancianas en la agonía.

Darwin deja atrás el Fuego, y navega hacia el norte: Chile, Perú y Ecuador. La pobreza es el rasgo común de la mayoría de los pueblos y proyecto de ciudades que visita. “Esta pobreza parece deberse fundamentalmente a la estructura feudal que impera…” Las duras condiciones de trabajo lo demuestran: “Los mineros hacen jornadas agotadoras. Se les da muy poco tiempo para comer, y tanto en verano como en invierno trabajan de sol a sol”.

Es por eso que apenas sí podríamos hablar de un temprano capitalismo, particularmente en Chile. No en el modo de producción, como acabamos de ver, sino en la psicología, que revela la conducta individualista y especulativa de los que desarrollan alguna actividad mercantil: “En Chile, cualquiera aceptará que el viajero pase la noche en su casa, pero a condición de que por la mañana se le compense con una cantidad, aunque sea simbólica”.

En cambio, la impresión que le dejó el Perú no podría ser más deplorable: “El Callao es un puerto de mar pequeño, sucio y mal construido. La gente, tanto aquí como en Lima, desciende de todas las mezclas imaginables entre europeos, negros e indios. Son depravados y borrachos”. Con una píldora profética: “Ningún país suramericano ha sufrido tanto a causa de la anarquía como Perú, a raíz de su declaración de independencia”.

Esa percepción del Perú creo que le impidió subir hasta Quito. Prefirió irse a las islas Galápagos, a ver tan singulares reptiles. “…había ejemplares tan grandes que requerían seis u ocho hombres para levantarlos del suelo”.

***********

Lee otros artículos del autor aquí:

Donaldo Mendoza
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?