ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 5 de diciembre de 2019. Última actualización: Hoy

Veinticinco años de la avalancha del Páez

El jueves 13 junio, 2019 a las 3:14 pm
Veinticinco años de la avalancha del Páez

Veinticinco años de la avalancha del Páez

Con todo respeto como homenaje a la memoria de las víctimas

Muchas causas debieron juntarse para producir el descongelamiento y temblor de la tierra que produjo la avalancha del río Páez en junio de hace veinticinco años, causando una de las mayores catástrofes de la naturaleza en el mundo, suceso que además, impactó en la región por sus efectos institucionales, sociológicos y organizativos en el territorio.

Al cumplirse 25 años de este suceso, el primer sentimiento que aflora es el de elevar la memoria de las víctimas, a las familias, a los sobrevivientes y toda la sociedad que se afligió por sus consecuencias.

En alguna ocasión se dijo que las tragedias de la naturaleza o ambientales, han tenido una alta incidencia en los procesos históricos que han cambiado las situaciones políticas, económicas y sociales del Cauca.

Suena antipático, pero en muchas situaciones ha sido así. En el caso de la catástrofe de Tierradentro, para un territorio con baja densidad de población, soportar la pérdida de más de mil vidas humanas incluyó un profundo dolor colectivo, sumado a la grave afectación a la biodiversidad por el menoscabo de suelos, fauna y flora, que sacrificó los proyectos de vida.

Peor aún, si como en este caso, no se adelantaron evaluaciones objetivas que permitieran una adecuada atención por parte del Estado central como respuesta y reivindicación a las comunidades que soportaron el marginamiento, razón principal de la tragedia.

Aun así, en el Cauca se deben registrar dos creaciones que nacieron como consecuencia o motivo de esta situación: la creación de la Corporación Nasa Kiwe, y el motivo para la presentación de la Ley Paez o Ley 218 de estímulos tributarios, ambas indisolublemente propiciadas por el descongelamiento del nevado.

La Corporación Nasa Kiwe desde su creación, pese a tener su mayor competencia en municipios del Huila, ha sido para los caucanos instrumento de referencia para la recuperación de la zona afectada, sobre todo, porque hace memoria de la primera corporación de reconstrucción de Popayán y municipios vecinos afectados por el terremoto de 1.983.

La Corporacion después de casi veinticinco años, ha tenido una administración eficiente, transparente, no ha tenido señalamientos de actos de corrupción, sus directores y funcionarios han tenido un cierto aire de trabajo romántico, que mucho ha aportado a su humanitaria tarea.

Desde luego, están pendientes muchas tareas, mucho por hacer a fin de lograr equilibrado bienestar de los habitantes de los pobladores del oriente caucano. Satisface registrar la eficaz respuesta de las estrategias y de los instrumentos instalados como alertas tempranas, con toda una pedagogía de educación para la previsión de riesgos, que al repetirse la avalancha evitó la ocurrencia de muertes por las mismas causas.

La Corporacion reubicó, por carencia total de espacios, de tierras, a comunidades indígenas en el departamento del Huila y en los municipios de Caloto, Morales, Cajibio, Popayán, en donde aun con los aprietos del minifundio campesino y otras dificultades, los niveles de convivencia han sido aceptables.

Se ha planteado la expectativa para que la Corporación Nasa Kiwe incluya además de sus municipios objetivo, a Puerto Tejada y los demás de influencia o instalación de la Ley Paez, con el fin de sumar esfuerzos de los sectores público-privado para en coordinación con los entes administrativos locales atender la problemática generada en estos sitios por la migración que sedujo la generación de puestos de trabajo de las diversas industrias.

A la Ley Paez se adicionó la normatividad para la instalación de zonas francas o con alta liberación de impuestos de importación y exportación, y con posterioridad el mecanismo de las ZOMAC, zonas de tratamiento especial, por ubicarse en sitios de violencia, puede complementar el paquete indispensable para un desarrollo empresarial sin precedentes, del que siempre se espera riegue su influencia en todas las regiones del departamento.

Los parques industriales del norte del Cauca, desde luego que han generado puestos de trabajo, no tantos como se especuló en un principio, pero su presencia cambió sustancialmente los presupuestos de los municipios en donde están asentados, y dieron las condiciones para la creación de los nuevos municipios de Guachené y Villarrica. Ahora, que los recaudos e inversiones se hagan conforme a las necesidades y a las normas, es asunto del que deberán responder ante sus comunidades y ante los organismos de control, si funcionan.

En síntesis, son buenos los veinticinco años de la Corporacion Nasa Kiwe y de la Ley Paez. A la primera, ojalá le asignen, ahora que su junta la preside un caucano, funciones y competencias en otros municipios y pueda fortalecer sus acciones en aspectos con mayor presupuesto para apalancar el sector productivo agropecuario y el sector gremial-empresarial, con las ZOMAC o con otros mecanismos, ausculten posibilidades de apalancamiento a otras zonas del Cauca, porque el crecimiento de la desigualdad impide la armonía que debe tener la región.

Somos un solo mapa, no mapitas de intereses.

*************************************

Otras publicaciones de este autor: CLICK AQUÍ

También te puede interesar
Deja Una Respuesta

2 comentarios en "Veinticinco años de la avalancha del Páez"

  1. Ruth Marly Pardo Polanco dice:

    Buenas tardes, es triste decir que gracias a la ley Paez otros fueron los beneficiados…coml fueron y siguen siendo muchas industrias acá en Santander de Quilichao…que nosotros que padecemos los sufrimientos, ese 6 de Junio de 1994…por la catástrofe tan grande…y que nunca fuimos tenidos en cuenta…para un subsidio de vivienda no regalado…si no con oportunidad de pagarlas financiadas…es tan claro…que los subsidios de vivienda se entregan a dedocracia…y a familias que no han padecido ni perdido nada…tengo soportes de solicitudes que nunca han sido escuchadas..quisiera tener un espacio para que me dieran respuesta a muchos interrogantes que como víctima…de catastrofesnaturales…nunca se nos ha tenido en cuenta…gracias por tener viva esa esperanza de que todo se realice de la mejor manera y más beneficiando a las personas que en realidad fuimos afectadas no ha grandes industrias que solo quieren es un beneficio propio…

  2. La avalancha del 6 de junio de 1994 se produjo por un terremoto de 6.4 grados en la escala de Ritcher a escasos 10 km de profundidad y con epicentro en las estribaciones del Volcan Nevado del Huila sobre la cuenca del rio Paez. Las avalanchas de lodo se formaron por los miles de deslizamientos en la zona norte y noroccidental del Mpio d Paez que era azotada por un intenso invierno, las laderas estaban saturadas de agua y por el sismo se deslizaron y formaron cientos de avalanchas que cayeros a los rios Paez y sus afluentes como el Moras, San Vicente, Quindao y Simbola entre otros. No hubo deshielos en el 94 pero sí en las avalanchas por erupcion volcanica del 18 de abril de 2007 y 20 de noviembre de 2008, ésta última más grande que la del 94 pero con menos victimas.

Comentarios Cerrados.