Lunes, 17 de mayo de 2021. Última actualización: Hoy

¿VAMOS A SEGUIR EN LAS MISMAS?

El viernes 27 diciembre, 2019 a las 9:42 pm

¿VAMOS A SEGUIR EN LAS MISMAS?

LOS TRECE MUNICIPIOS DEL NORTE DEL CAUCA DEBEN INCORPORARSE A LA CIUDAD-REGIÓN VALLECAUCANA JUNTO A LOS MUNICIPIOS VECINOS DONDE SE CONSTRUIRÁ EL TREN DE CERCANÍAS, O CONTINUAR RELEGADOS POR CONTINUAR ATADOS AL CENTRALISMO CAUCANO.

Hace muchos años, incontables visionarios de nuestra realidad se repiten las mismas consideraciones: el norte del Cauca continúa atado a la capital del departamento por un capricho del Instituto Geográfico Agustín Codazzi. Nada más.

Toda nuestra cultura, desarrollo socioeconómico, demografía y visión de la vida está centrada en Cali y sus municipios vecinos. Hacia allá convergen miles de nuestros jóvenes a estudiar, trabajar y construir su futuro, cada día. Es una realidad sociológica incontrovertible de que hacemos parte de lo que hoy se denomina Ciudad Región Vallecaucana junto a los municipios anexos a Cali.

Si hiciéramos parte efectiva de dicho concepto jurídico, la cobertura del Tren de Cercanías próximo a iniciarse se extendería a Suárez, Puerto Tejada, Villa Rica y Santander de Quilichao y miles de nuestros ciudadanos se ahorrarían millones de pesos y de tiempo en el cumplimiento de su rutina diaria.

Las facilidades obtenidas ampliarían y propiciarían el desarrollo, crecimiento e instalación de nuevas empresas en los parques industriales. Recuperaríamos competitividad y con seguridad que se abrirían múltiples oportunidades para nuestra juventud y para la llegada de más empresas constructoras de vivienda… y la cadena productiva se vuelve interminable.

Por supuesto que hacer parte de una Ciudad-Región como la que se percibe en Cali y su entorno conlleva a claras definiciones en educación, accesibilidad a servicios de calidad y ejecución de proyectos de desarrollo integrales que obligarían a nuestra clase política local a despojarse de vicios permanentes y de la maniática dependencia que mantenemos desde hace quinientos años de la capital, y a ese temor reverencial que hace que sucedan hechos tan absurdos como la oscuridad en que sobrevive Santander de Quilichao hoy, en pleno siglo XXI, por una deuda inobjetable e irresponsable que se dejó al garete por demasiados años.

¿Cómo es posible que sigamos en esas? ¿Qué pasó con las acciones del departamento del Cauca y las del municipio de Santander cuando se liquidó Cedelca? ¿Qué pasó con el beneficio continuado y jamás valorado de redes y tantos elementos aportados por nuestros municipios en cada caso? ¿Creen ustedes que a la capital del Cauca le importa que Santander de Quilichao esté a oscuras? Y fue allá donde se distribuyeron los grandes ingresos por la venta de Cedelca, como igualmente sucedió con la venta de EPSA, la hidroeléctrica que explota los inmensos recursos de La Salvajina.

El municipio de Rionegro (Antioquia) está en proceso de construcción de su tranvía eléctrico que se suma al Metro, Metroplús y tranvías eléctricos de Medellín, hace pocos días se aprobó la construcción del Tren de cercanías de Facatativá a Bogotá que recorta el tiempo de viaje de 2 horas y media a 48 minutos, y el ya mencionado Tren de Cercanías que unirá a Jamundí, Cali, Palmira y Yumbo (con progresiva ampliación al Cerrito) está ad portas de convertirse en una realidad a la vuelta de nuestra casa.

¿Será que debemos seguir esperando a que despierten políticos tan mediocres como los que nos representan en el Congreso, para que asuman la decisión de pensar en el bienestar de su región?

Llevar a cabo estos proyectos implica que los municipios se comprometan a hacer parte de esta nueva política.

Que nuestra clase política se integre a esa Ciudad Región de la que hacemos parte.

Que dentro de los POT de ciudades como Santander se piense en los futuros desarrollos urbanísticos acordes con esta expectativa que está en plena construcción y a la que llegaremos más temprano que tarde.

De seguro que el Departamento Nacional de Planeación nos habría incluido en los aportes que comprometió para llevar a cabo esta gigantesca obra, por lo menos a nivel de estudios de prefactibilidad, pues ya nuestros vecinos están a nivel de estudios de factibilidad y convocatoria de licitación.

Británicos, franceses y chinos han mostrado claro interés en financiar estos proyectos, al igual que el Banco Mundial.

Despertemos, porque nos está dejando el tren.

Santander, para empezar, tiene un corredor férreo libre y no invadido por donde podría establecerse una rápida línea de tren.

¿Tan pronto lo olvidamos?

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?