Domingo, 5 de diciembre de 2021. Última actualización: Hoy

Vamos a enviar un mensaje definitivo desde Argelia para toda Colombia: Gobernador del Cauca

El viernes 5 noviembre, 2021 a las 3:11 pm
Vamos a enviar un mensaje definitivo desde Argelia para toda Colombia: Gobernador del Cauca

Vamos a enviar un mensaje definitivo desde Argelia para toda Colombia: Gobernador del Cauca

Alfonso J Luna Geller

Ante la dramática situación que está padeciendo el departamento del Cauca por cuenta de la violencia y la criminalidad, este jueves 4 de noviembre, el gobernador del Cauca, Elías Larrahondo Carabalí, se reunió en la Sede Norte del Cauca de la Gobernación, ubicada en Santander de Quilichao, con la alcaldesa de Corinto, Martha Cecilia Velasco Guzmán, y los alcaldes de Guachené, Elmer Abonía Rodríguez y de Caloto, Gonzalo Ramírez y otros funcionarios locales y regionales, con el propósito de establecer una hoja de ruta, mesas de trabajo y liderar un trabajo conjunto por la convivencia, tolerancia y paz en el Departamento del Cauca.

El gobernador Larrahondo explicó a Proclama del Cauca y Valle que al finalizar esta reunión se decidió atender de urgencia tres asuntos cruciales:

  1. El conflicto armado que se perpetra especialmente en el sur del Cauca, municipio de Argelia.
  2. El conflicto interétnico que se cumple especialmente en el norte del Cauca, y
  3. La criminalidad urbana que ha incrementado en los últimos meses la delincuencia común.

Hechos y antecedentes

Son tan graves los acontecimientos, que campesinos de la región del Micay, Argelia, anunciaron la toma de la vía Panamericana para exigir una adecuada inversión social, la implementación urgente de los acuerdos de paz (sustitución de cultivos ilícitos) y el retiro de la fuerza pública, que mantiene operaciones militares contra las disidencias Carlos Patiño de las Farc, la Segunda Marquetalia, el ELN, y otros grupos armados que llegaron a la región para disputarse las rentas ilícitas.

Por otra parte, hablar del Cauca siempre obliga a tener en cuenta que este departamento ha sido, históricamente, un hervidero en el que ocurren asesinatos selectivos de indígenas, atentados sicariales, masacres y llueven panfletos amenazantes, además, que las relaciones interétnicas, sobre todo las conflictivas, en especial por el territorio, van más allá de la adquisición de medios de producción para la subsistencia, incluyen la identidad, las costumbres y la vida misma.

Si bien el Estado ratifica su carácter multiétnico y pluricultural, reconociendo los derechos de los grupos étnicos, muchas veces parece no tenerlos en cuenta. Se han evidenciado casos en los cuales el Estado ha ignorado la realización de consulta previa con los indígenas y afrocolombianos, adjudicando territorios colectivos a terceros.

Por ejemplo, las comunidades aún recuerdan el conflicto entre la comunidad afrocolombiana de Mazamorrero y la comunidad indígena Páez por la finca San Rafael, ubicada entre Buenos Aires y Santander de Quilichao, como resultado del plan de reparación del Gobierno Nacional a la comunidad nasa del cabildo de Toribío por la masacre ocurrida en 1991 (Masacre de El Nilo), a pesar de que la comunidad negra ya llevaba un proceso de reclamación de esa finca por haberla habitado por muchos años.

Otro conflicto de trascendencia se dio por el Cerro Teta, ubicado en la parte de atrás de Buenos Aires, rodeado por minas de oro muy importantes para las poblaciones indígenas y negras asentadas allí. En este lugar han vivido durante mucho tiempo comunidades mineras afrocolombianas, que han desarrollado una larga lucha por la tierra desde principios del siglo XX. Allí se ha desarrollado el conflicto no solo entre indígenas y afros, sino también con empresarios que en su momento se apropiaron de dicha tierra con licencias para explotación minera, que el Gobierno adjudicó sin contar con la presencia de los mineros autóctonos, a quienes su larga historia los llevó a crear el Consejo Comunitario del Cerro Teta en 1995. En 1997 el Incora, ayer Incoder, hoy Agencia Nacional de Tierras, adjudicó y reconoció los derechos a la comunidad Páez, desconociendo las peticiones anteriores de la comunidad negra representada por el Consejo Comunitario Cerro Teta.

Estos dos conflictos tienen en común el accionar del Estado y la poca o nula importancia que le ha dado a dichos conflictos. Pero, es más, los grupos étnicos han sido los mayores afectados por la expropiación de tierras, el hacinamiento, el despojo y el desplazamiento, y no solo en el norte del Cauca. Además, los conflictos interétnicos que se presentan, también dependen de la presencia de actores armados ilegales, que tienen incidencia en su intensificación.

Hay otros conflictos vigentes, sobre los cuales las comunidades afro denuncian invasión, destrucción de árboles de los predios y bloqueo de algunas vías de acceso por parte de los indígenas. Es el caso que denuncia el Consejo Comunitario Severo Mulato, en el municipio de Padilla, y perteneciente la Asociación de Consejos Comunitarios del Norte del Cauca, ACONC.

Y como estos conflictos, aun siendo situaciones locales y regionales, resultan permeados por fenómenos nacionales y acrecentados por organismos gubernamentales, exigen que sean igualmente tenidos en cuenta en las políticas nacionales, que es la propuesta, que conjuntamente con las comunidades, presentará el gobernador Larrahondo Carabalí al Gobierno Nacional, en cumplimiento de su Plan de Desarrollo 42 Motivos para Avanzar.

Conclusiones

Dicha propuesta incluirá una ponencia sobre adquisición de tierras que se originará en un “acuerdo de convivencia” entre las comunidades, “a partir de sus propias idiosincrasias”; el fortalecimiento de la inversión social, la sustitución de cultivos ilícitos, y obviamente, la oportuna y eficaz aplicación de la fuerza pública para combatir la criminalidad.

Para lograr lo anterior, Larrahondo Carabalí informó que la próxima semana se realizarán reuniones con los empresarios, organizaciones sociales como el CRIC, ACIN, ACONC, PCN, Fensuagro, etc., y con los líderes sociales. Y el 10 de noviembre, con todos los alcaldes del norte del Cauca, con el objetivo de hacer frente común a estas situaciones, que en la práctica se acercan a una crisis humanitaria.

Es entonces evidente la responsabilidad del Estado y la necesidad imperiosa de la participación de los entes encargados en las propuestas y acciones para solucionar los conflictos.

Estas fueron las declaraciones del gobernador del Cauca y de los tres alcaldes que asistieron a la citada reunión:

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?