ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 3 de octubre de 2022. Última actualización: Hoy

VALMER CERÓN GÓMEZ

El lunes 27 febrero, 2017 a las 3:14 pm

JORGE ELIECER ORTIZ FERNANDEZ / Jorgeeliecer_ortiz@yahoo.es

¿Quién es Valmer?, es la pregunta, que muy seguramente se harán los lectores, para una respuesta sencilla, es el líder mercadereño, que fue inmolado días atrás, cuando se trasladaba en moto hacia su casa de habitación ubicada en el corregimiento Esmeraldas, donde ostentaba la responsabilidad de presidir la Junta de Acción Comunal y desde donde lideró una guerra contra la llamada minería ilegal, fenómeno al que se le indilga la desaparición del rio Sambingo, entre otras catástrofes para la madre tierra que ocasiona la inapropiada explotación de la minería.

Esta muerte, como muchas otras, colmó editoriales en medios hablados, escritos y televisivos, y hasta produjo una declaración solidaria por parte del señor presidente colombiano, pero los hechos que presuntamente motivaron el deceso del líder comunitario, siguen latentes, a pesar de que desde tiempo atrás el Gobierno nacional ha expedido normas para hacerle frente el fenómeno ilegal.

Y es precisamente, que revisando la normativa, específicamente el Decreto 2261 de 2012 “Por el cual se establecen medidas para regular, registrar y controlar la importación de la maquinaria clasificable en las subpartidas del arancel de aduanas….”, llama la atención de cómo es posible que la maquinaria utilizada para la práctica de la minería ilegal, que en sentido figurado parecen los llamados “transformers”, pasa tantos filtros de control creados en el citado decreto, para citar el del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo quien tiene bajo su tutela la de expedir las licencias de importación de los bienes descritos en las subpartidas arancelarias bajo los siguientes requisitos:

  • Que el importador obtenga autorización de la DIAN (otro filtro) para lo cual deberán formular solicitud escrita ante dicha entidad y cumplir los siguientes requisitos:
    1. Estar inscrito en el Registro Único Tributario
    2. Diligenciar en formulario oficial a través del servicio informático de la DIAN la solicitud de importador indicando el domicilio, actividad económica, las subpartidas arancelarias de los productos que importará, el destino y uso de los mismos
    3. Estar domiciliado o representado legalmente en el país
    4. Acreditar su existencia y representación legal, si es persona jurídica, o inscripción como comerciante en el registro mercantil, si se trata de persona natural, con el certificado expedido por la Cámara de Comercio (otro filtro)
    5. Manifestar bajo la gravedad del juramento de la persona natural o representante legal de la personería jurídica, en el sentido de que ni ella, ni sus representantes o socios, han sido sancionados con la cancelación de la autorización para el desarrollo de las actividades de que se trate y en general por violación dolosa a las normas penales
    6. No tener deudas exigibles con la DIAN.
  • Que se señale claramente el uso o destinación de la mercancía a importar.

Para concluir, evaluado el decreto en cuestión, son muchos los interrogantes que surgen sobre si se está haciendo la tarea ceñidos en la norma por parte de los agentes del estado responsables de los filtros ordenados por el Decreto 2261 con el fin de mitigar las acciones que dañan la naturaleza y cobra vida de campesinos como la de Valmer; podríamos terminar diciendo que el efecto es funesto, pues termina con la denuncia, pues otros valerosos lideres dispuestos a defender su terruño preferirán ser sujetos del conocido adagio “más vale un cobarde vivo que un valiente muerto”.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?