ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 15 de agosto de 2022. Última actualización: Hoy

Usted no tiene necesidad de pensar

El martes 31 mayo, 2022 a las 1:25 pm

Usted no tiene necesidad de pensar

Alfonso J Luna Geller

En la tarde-noche del lunes festivo hice un ejercicio que confirmó mis sospechas. Me ubiqué en una de las esquinas del parque principal, en medio de la conversación de moda con algunos conocidos. Pregunté ¿quién fue el ganador de la jornada electoral de ayer domingo? Casi de manera unánime me respondieron “pues, obviamente, el ingeniero Rodolfo Hernández”.

Repetí varias veces el ejercicio en otros puntos de la ciudad; obtuve similares respuestas.

Mis sospechas eran que la gente no piensa por sí misma, no analiza, no deduce, no decide, porque esa tarea, por pereza mental o incapacidad intelectual, fue delegada, sin darse cuenta, claro, en los grandes medios de comunicación y en especialistas en administración de redes sociales que manipulan la mente de las personas con técnicas de persuasión y de sugestión que eliminan sus capacidades críticas, es decir, la capacidad de juzgar o de rechazar cualquier información que le inyecten.

La realidad de los resultados electorales del domingo pasado fue que Gustavo Petro y Francia Márquez Mina, fueron los innegables triunfadores de la jornada electoral, al obtener 8.527.768 votos, según el boletín 68 de la Registraduría Nacional del Estado Civil. Petro obtuvo 2.574.559 votos más que Rodolfo Hernández. Y 3.469.758 votos más que los que sacó Fico. Petro superó a Fajardo con 7.639.183 votos de más.

En matemáticas, mejor, en aritmética básica, el único ganador fue el candidato y fórmula vicepresidencial del Pacto Histórico. Triunfaron sobradamente Gustavo Petro y Francia Márquez. Sin embargo, los medios interesados al servicio del poder económico, las voces que desinforman ingenuos desde Caracol, RCN, La W o Blu Radio, etc., dijeron que el gran ganador de la jornada había sido Rodolfo Hernández. Y comprobando mis sospechas, ¡se lo creyeron! Al pobre Fico ni solidaridad le brindaron por su derrota, para pegarse de inmediato a esta “primaria”, sin rubor por el exagerado oportunismo.

Es claro que fue, apenas, la primera etapa y que el pueblo colombiano deberá ratificar sus intenciones democráticas en tres semanas, el domingo 19 de junio.

Ese día estarán en el partidor solo Petro y Rodolfo. El triunfo del domingo pasado, entonces, solo será historia reciente, no influye para nada. Únicamente este día la gente decidirá cuál de los dos será su presidente.

Usted no tiene necesidad de pensar

Ese domingo, a las ocho de la mañana estarán las urnas desocupadas, sin ningún voto, solo en ese momento comenzará a expresarse la voluntad popular. A las cuatro de la tarde, con el último ciudadano que deposite su tarjetón, comenzaremos a descubrir el nuevo presidente de Colombia.

Lo que sí se supone válidamente es que cada candidato tiene unos seguidores, un plante, con el que se presentarán al nuevo reconocimiento ciudadano. Petro con dos y medio millones de seguidores más que Rodolfo. Petro con experiencia electoral, política y administrativa comprobadamente superior a las de Hernández. Petro con liderazgo autónomo, auténtico, histórico; Rodolfo, improvisando con seguidores que son los residuos de movimientos políticos ya quemados, sin un programa de gobierno propio y dependiendo de los “poderosos” que lo cogieron como su herramienta para mantener el statu quo, para resistir al cambio. Claro, el ingeniero feliz con la posibilidad de ser presidente de la república, porque le ponen todos los recursos y medios de comunicación manipuladores para manipularlo a él también. Pero le tocará someterse al sistema que todo el mundo quiere cambiar, al conjunto de condiciones que la corrupción y la narcopolítica necesitan mantener para que no haya ningún cambio, al contrario, que haya mayor sometimiento. Petro es guía, líder, dirigente; Rodolfo es seguidor, discípulo, instrumento, acólito en la sombra de todos los perdedores del pasado domingo.

Es más, al exalcalde de Bucaramanga lo obligarán a absorber la polarización que ya fue derrotada y como cortina de humo le “expropiarán” su discurso anticorrupción; a cambio del respaldo de los medios deberá recibir a los expresidentes Uribe, Gaviria y Pastrana y a los políticos tradicionales perdedores que arribarán a su campaña en operación paracaídas y “que muchos colombianos detestan, justamente, porque han explotado el Estado por décadas”. Así llegará Rodolfo al domingo 19 de junio.

Bien; supongamos que se van a mantener las mismas condiciones electorales del 29 de mayo pasado, con una abstención del 45,09 %, y que se presentarán a las urnas los mismos 21.5 millones de electores.

De esos, ya certificó la Registraduría que corresponden a Gustavo Petro 8.527.768 y a Rodolfo Hernández 5.953.209, para un total de 14.480.977, que sería la votación que ya está comprometida, el plante, digamos.

Quedan para disputar los 5.058.010 electores que votaron por Fico, 888.585 por Fajardo, 274.250 por Rodríguez, 50.539 por Gómez Martínez, 14.878 por Ingrid y 12.425 por Luis Pérez. Total de votos por repartirse entre Petro y Hernández: 6.937.654.

Redondeemos, suponiendo que el 19 de junio salgan algunos de los muchachos de la primera línea que no votaron el 29 de mayo, y que los votos disponibles sean 7’000.000, que incluyen a los uribistas perdedores, a los liberales que Gaviria logró sonsacar, a los conservadores, y a los de todos los partidos que no votaron por Petro ni por Rodolfo.

Usted no tiene necesidad de pensar

Seamos equitativos, aunque en elecciones eso no opera, menos entre un Petro y un Rodolfo, por las realidades de cada uno. Pero bueno, reconozcámosles resultados al nuevo trabajo que les impusieron (porque en el del 29 de mayo también fueron perdedores) y que están ejecutando Gustavo Gómez, Néstor Morales, Julio Sánchez Cristo, Yolanda Ruiz, Vicky Dávila y demás periodistas en sus respectivos medios, y que logren partir la votación flotante: la mitad de los sufragios para su candidato Rodolfo, la otra mitad para Petro.

Rodolfo, entonces, alcanzaría la extraordinaria cantidad de 9.453.209 votos. En consecuencia, Petro lograría 12.027.768, convirtiéndose, al fin, en el presidente número 119 de la república de Colombia.

Ojo: esta conclusión no la van a aceptar anticipadamente los perdedores del 29 de mayo, que hoy se autodenominan “ganadores con Rodolfo», lógico, y me temo que tampoco a posteriori. Como he dicho, en ellos no operan deducciones cerebrales, solo pasionales, y por eso no se acogen a las leyes del razonamiento válido. Al contrario, recuerden qué herramientas son las que la extrema derecha utiliza para “hacer caer en razón” a la gente que la contradice.

Por eso es que decía al principio que Usted no tiene necesidad de pensar para esta campaña fugaz de 18 días: las emisoras colombianas al servicio del poder económico, que también maneja el poder político, tienen la orden de hacerlo por usted, porque no son herramientas para satisfacer el derecho a la información sino instrumentos de control social donde la información es propaganda y hace parte de operaciones de influencia psicológica. Usted no tiene necesidad de pensar, los grandes emporios de la comunicación, cuyos dueños son los grandes empresarios del país, lo hacen por usted, las decisiones son las que ellos les digan y que presentan como las que convienen al “país”.

Por eso, hoy la hegemonía mediática es uno de los obstáculos para que en Colombia se pueda desarrollar una democracia real.

Solo las personas libres y con dignidad serán capaces de decidir. Las otras, consultarán con sus verdugos.

************************

Otros editoriales de este autor:

Alfonso J Luna Geller
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?