ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Miércoles, 27 de octubre de 2021. Última actualización: Hoy

Urbanizaciones piratas y POT

El jueves 3 noviembre, 2016 a las 5:05 pm
Felipe Solarte Nates

Por Felipe Solarte Nates

popayanA raíz del escándalo desatado por el uso irregular de maquinaria del Municipio de Popayán para beneficiar a particulares, promovida por el concejal Luis Sánchez, veterano en favorecer urbanizaciones piratas según algunos denunciantes, de nuevo salta la liebre lo desactualizado que está el Plan de Ordenamiento Territorial, POTP, vigente desde 2003 y con numerosas zonas grises entre los denominados sectores ‘urbano’ y ‘rural’, que desde hace años vienen siendo aprovechadas por propietarios de numerosos predios que han comercializado condominios o los han loteado, sin que las autoridades municipales, ni las curadurías urbanas, estén al tanto de estos movimientos, ni hayan autorizado, ni reglamentado lo correspondiente al pago de impuestos, conexiones a las redes de acueducto y alcantarillado y otros servicios públicos no estratificados.

concejal

Concejal Luis Sánchez – Foto: www.caucaextremo.com

En buena parte de 2015, antes de las elecciones de octubre, el entonces alcalde Francisco Fuentes, organizó en los auditorios del CAM y Cámara de Comercio, una serie de foros para preparar el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial, que contemple la dinámica urbanizadora y la ampliación del ‘área urbana’, el Plan de Movilidad y el sector rural en su vocación productiva, vías, servicios de salud, educación, etc. A estos eventos asistieron los entonces candidatos a la alcaldía y sus asesores, en el caso del hoy alcalde Cesar Cristian Gómez, encabezados por el director de la Oficina Asesora de Planeación Francisco Zúñiga Bolívar. Desde entonces denunciaron numerosas irregularidades que se estaban presentando en los sectores urbano y rural del municipio, debido a la no adopción del nuevo POTP, entre ellas la profusión de condominios y loteos de fincas para posteriores construcciones, sin haberse autorizado ni planificado, ni reglamentado su desarrollo y sin que en el Plan de Desarrollo del Municipio se hayan incluido la apertura de nuevas vías y la instalación de redes de servicios públicos, teniendo en cuenta, sí estos pueden abastecer a los nuevos habitantes, sin que pongan en peligro la cobertura a la actual población.

cesar-cristian

Alcalde Cesar Cristian Gómez

El uso ilegal de maquinaria pública para favorecer a particulares, denunciada en el caso del concejal Luis Sánchez, es una vieja práctica usada frecuentemente por particulares que usan sus influencias políticas, los apellidos y el ají, para ‘abaratar’ los costos de sus proyectos en los que buscan obtener máxima rentabilidad con mínima inversión y con el municipio de ‘marrano navideño’. El “Usted no sabe quién soy yo” funciona aceitadamente en un Popayán en donde aún rinden servil obediencia a los apellidos, a las órdenes de los caciques políticos, y si esto no funciona, al pago o intercambio de favores con funcionarios descarriados encargados de los permisos, fijar las tarifas de impuestos y cobrarlas.

En las intenciones de cambio estructural que ha manifestado el alcalde Gómez, urgen la actualización del POT, del Plan de Desarrollo, el Código Tributario y el cobro de la Valorización para abrir las vías nuevas anunciadas para desatrancar el embudo que registra la ciudad entre el sur y el norte en medio del auge de la construcción de nuevas urbanizaciones y centros comerciales.

En el cobro de valorización anunciada para construir nuevas calles, carreras, puentes y ciclorutas, al establecer las tarifas hay que aplicarles las correspondientes actualizadas y sin rebajas por influencias de políticos y ‘pergaminos apolillados’ a los propietarios de fincas y lotes que por años los han tenido de ‘engorde’ de unas cuantas vacas, esperando a que estén dotados de redes de servicios públicos para que valorizarlos, después lotearlos obteniendo multimillonarias ganancias.

Que el escándalo destapado por la actitud conchuda y descarada del concejal de marras y las investigaciones que en curso le abran, sirvan para que no nos entretengamos viendo las hojas y ramas del problema, ignorando el árbol y el bosque que tienen que ver con la obsolescencia del Plan de Ordenamiento Territorial de Popayán, vigente desde 2003 y del correspondiente Plan de Desarrollo urbanístico, vial y de movilidad y códigos urbanísticos y tributarios de la ciudad, buscando su crecimiento ordenado y la equidad, para no cargar impuestos en los cumplidos sectores populares y clase media y favorecer a los más poderosos y con influencias de raigambre feudal, tal como ha sido la costumbre en esta antigua fábrica de expresidentes de otras épocas.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?