Miércoles, 23 de mayo de 2018. Última actualización: Hoy

Niña caucana de 16 años es de las mejores ICFES del país

El sábado 12 mayo, 2018 a las 8:36 am

Mónica Alejandra Campo Castro

Niña caucana de 16 años es de las mejores ICFES del país

Dayana Ossa S

Algo tímida se muestra Mónica Alejandra frente a la grabadora y la cámara, y no porque sea introvertida sino porque jamás había sido protagonista de una historia para un medio de comunicación. Estaba nerviosa, no sabía cómo actuar, respondía de manera cortante, miraba a todos lados y movía sus manos de manera constante. Sin embargo, a medida que pasaban los minutos fue tomando confianza y decisión para contarle a Proclama del Cauca quién es y cómo logró su excelente puntaje en las pruebas Saber 11 realizadas por el ICFES.

Mónica Alejandra Campo Castro tiene 16 años, vive en la ciudad de Popayán y es una niña inquieta a la que le gusta descubrir nuevas cosas además de luchar a diario por conseguir las metas que se propone. Obtuvo un puntaje de 468 sobre 500 puntos en la prueba ICFES aplicada el 08 de abril del año en curso.

El resultado

Uno de los mejores ICFES del país es caucano

Los resultados de la Prueba Saber 11-Individual realizada por el Instituto Colombiano para la Evaluación de la Educación (ICFES) de manera extraordinaria, fueron publicados el día 05 de mayo. Mónica tenía mucho miedo de verlos, pero tomó fuerza y en compañía de su amigo Martín y sus padres, vieron su puntaje que reflejó ser excelente. Su resultado se encontraba en el percentil 100%, lo que quiere decir que está por encima del puntaje promedio de Colombia y del Cauca.

Se graduó del Colegio Liceo Cervantes Popayán con un buen promedio académico, según dice entre risas, siempre se ha caracterizado por tener buenas notas, aunque no se considera la mejor en disciplina. Disfruta leer e informarse a diario sobre temas de medicina.

Por sugerencia de su mamá entró a realizar un Pre-ICFES intensivo en el Centro de Soluciones Educativas (CESE) “yo no quería porque los horarios eran muy pesados y además estudiaba inglés. Al final acepté porque mi amigo Martín también entró y nos fue muy bien”, agrega que las clases no son nada aburridas y que recomienda los servicios de CESE

El señor Wilson Díaz, director del Centro de Soluciones Educativas donde Mónica realizó su pre-ICFES aseguró que se siente muy orgulloso del puntaje obtenido por esta estudiante, afirmó que “Felicitamos a Mónica por su dedicación y esfuerzo. Para nuestra Institución es una muestra de que se está haciendo una buena labor, que le apostamos a la calidad de nuestros servicios”.

Después del pre-ICFES y reforzar sus conocimientos en internet con simulacros digitales, presentó la prueba en un aula de la Facultad de Telecomunicaciones de la Universidad del Cauca, “tenía mucho susto sobre todo por inglés, pero los resultados fueron positivos” expresa mientras sonríe.

Su entorno familiar

Sus padres son enfermeros jefes en el Hospital Universitario San José de Popayán y pasó muchas horas de su infancia en este lugar, mantenía a diario rodeada de médicos y pacientes; así debió nacer su amor por la medicina, el objetivo por el que hoy trabaja.

Uno de los mejores ICFES del país es caucano

Es muy consentida por ser la hija menor y con la que comparten a diario, siempre ha contado con el apoyo económico y emocional de Mary Castro, su mamá, Fernando Campo su padre y Katherine Campo, su hermana. Eso le da ánimo para esforzarse por superar obstáculos y conseguir sus objetivos.

Su ejemplo para seguir ha sido siempre su hermana mayor, quien le lleva 10 años de diferencia y está radicada en Bogotá realizando una especialización. “Ella se graduó y de una pasó a la universidad a odontología y ahora sigue estudiando. Yo también me quiero formar y ser una gran profesional”,

Tiene grabado en su mente el recuerdo de un señor colgado en medio de cables de alta tensión, “se estaba electrocutando y la gente no hacía nada, yo tenía 10 años y tampoco podía hacer nada, solo preguntaba a mi mamá por su estado después de que lo llevaron al hospital”, mientras rememora el evento, ratifica su deseo por ayudar a la salud de los demás.

Las pasiones y retos de Mónica

Siempre ha sido amante de los deportes, “yo he entrenado de todo. Cuando estudiaba en la Madre Laura, hacía Natación, Basquetbol, Vóleibol, Bádminton y cuando salí me quedé con el Voleibol”, dice mientras observa su muleta. Y es que, cuatro años después de una caída en medio de un partido de Voleibol debió ser operada del tobillo por una luxación con reconstrucción de ligamentos; no había prestado la atención necesaria a la molestia hasta el día que no pudo caminar.

Uno de los mejores ICFES del país es caucano

Quiere trabajar por la gente, “no me interesa solamente el dinero, me gusta ayudar a la gente y por eso quisiera trabajar en un hospital público al que llegan los pacientes que en verdad necesitan atención y no tienen los mayores recursos”, dice después de un suspiro.

Ahora, Mónica espera ansiosa que lleguen los resultados de admisión en la Universidad del Cauca y ver su nombre en la lista de admitidos y por qué no, futuros médicos del departamento del Cauca, ya que su buen resultado en el ICFES le da una mayor posibilidad de ser admitida a la Alma Máter.

Trabaja para lograr ser una anestesióloga reconocida en el país, ayudar a la vida y salud de las personas, que sus padres se sientan orgullosa de ella y poder tener la satisfacción de hacer las cosas de manera correcta.

También te puede interesar