Lunes, 20 de mayo de 2019. Última actualización: Hoy

UNA POETA EN CALI

El domingo 10 marzo, 2019 a las 11:19 am
UNA POETA EN CALI
Por Leopoldo de Quevedo y Monroy

UNA POETA EN CALI


Mayteé Cecilia Fuentes A.

Mayteé Cecilia llegará esta noche a Cali con las estrellas y la luna en su bolsillo. Viene a leer su poesía en Libertienda. Una cara de sonrisa y mirada de frente la preside. Es toda sencillez y entrega su palabra a quien la lea y oiga.

Escribe desde 2012 y la poesía ondea en su interior como lo hacen las olas allá a la distancia en la mar cerca de Barranquilla, su ciudad nativa.

Ha adoptado los oficios de la palabra, la docencia y la sonrisa. Mas su poesía tiene dinamita y su alma contemplativa escruta los orificios del mundo. Prefiero no decir su edad para que siga teniendo cara de niña en la foto. He leído su currículum y parece el de una escritora con oficio largo. Poesía, ensayo, docente, investigadora. En las fotos las imágenes no dejan ver nada más sino la superficie pero no dicen de vida, de trayectoria, profundidad y sensibilidad.

Mayteé ha tiempo sabe que la palabra «es invisible pero enérgica, sólida en su ovalada forma. Aunque casi siempre está inerme tiene la intención de golpear y es su intención su vuelo y su llegada…su estado es natural como el sufrir».

La iré a ver y a oírla en Libertienda donde ha sido invitada. Nació y vive en Barranquilla y viene a estrenarse y gozarse de Cali, tierra de Jorge Isaacs, Antonio Llanos, Andrés Caicedo, Elmo Valencia, Gloria Cepeda Vargas, Gloria María Medina, Orietta Lozano.  

De la ausencia de las cosas, de Edición Exilio, titula su primer libro, que la hizo merecedora a uno de los Portafolios de Estímulos de la Alcaldía de Barranquilla en 2018. A través de su poética el consumismo, – un pergeño de existencialismo -, el amor y los aconteceres banales son los temas que conviven con la naturaleza en su trabajo poético.

Su mirada y su lenguaje transcurren fácil por calles, laboratorios o persiguiendo el aleteo de la mariposa o el ronroneo que precedió a su salida de la crisálida. Sus descripciones más parecen secuencias de una hoja de ruta de un atardecer o el paso de un sueño a la realización de un trozo de vida o el inicio de una conversación fortuita. Parece ya una maestra que trabaja con facilidad la metáfora y juega con las cosas y los fenómenos. No es amiga de encriptar en lo sonoro y la sorpresa la verdad del mundo. Lo ausculta y saca a la luz lo que para los demás ojos o sentidos está escondido para hacerlo aparecer casi deus ex-maquina como lo hacían Tespis y los dramaturgos griegos.   

La poeta Maitalea Fe ausculta el idioma y sigue el paso de sus personajes o lugares que parecen existir en sus poemas. Hay una creación, como quería Huidobro, de mundos en los que suceden fenómenos que de otra forma no se narrarían ni se lograrían. Lo que describe es bello, creíble, aunque ostensiblemente irreal. Vendrá a Cali y dejará la impronta de su mente y de sus personajes.

03-03-19                                                        2:35 p.m.

*********************************************

Otros artículos de este autor en: CLICK AQUÍ

También te puede interesar
Deja Una Respuesta