Miércoles, 5 de octubre de 2022. Última actualización: Hoy

Una estatua al héroe del puente de Usaquén

El viernes 31 enero, 2020 a las 1:46 pm
Una estatua al héroe del puente de Usaquén
Imágenes de: CM& la noticia

Hay que hacerle una estatua al héroe del puente de Usaquén

Una estatua al héroe del puente de Usaquén

Reflexiones desde la rabia ilustrada…

Una estatua al héroe del puente de Usaquén

Me sorprende ver las valientes miserias de muchos colombianos en los cobardes asesinatos de líderes sociales; en los magnicidios de Gaitán, Galán, Pardo Leal, R. Lara, Pizarro, Jaime Garzón… por miedo a que pensaran con claridad y de manera diferente. Veo algo de esta valiente miseria en el maltrato de los niños a sus mascotas; de las mujeres a esos niños; y de los hombres a las mujeres. Veo algo de esto también en las FARC asesinando monjas, secuestrando policías, empresarios y reclutando menores; el Ejército que incendia el Palacio de Justicia y culpa puerilmente al M-19; lo veo a diario en los maestros en su ego de conocimiento contra los estudiantes; en los jefes con los subordinados, y cómo no, en todas las relaciones sociales propias de nuestro llamado por los antropólogos ‘sistema sudanés de parentesco’, que no conoce de relaciones de igualdad, sino de inferioridad y superioridad, donde ‘ego’ no es igual a nadie.

Y veo también con cierto solaz, expresiones violentas pero valientes, como la del hombre que asesinó en un puente peatonal a tres ladrones armados en Bogotá el día de ayer cuando intentaron robarle; y me es inevitable reflexionar y creer que una cosa es corregir niños y otra es ajusticiar sociedades. No podemos poner en la misma balanza todas las violencias. Pues violento es también un tsunami, la erupción de un volcán, la explosión de una Supernova y el surgimiento mismo del Universo… Los bonos de un ministro que dejan a todo un departamento como el Chocó sin agua; o la suma de serruchos que mantienen a un país empobrecido y desigual.

Al releer Los Justos, de Albert Camus, evocación teatral del asesinato del Gran Duque Sergio Aleksándrovich de Rusia como un acto valiente que posibilita una revolución social -aunque esta fracase-; y recordar películas como John Q. con Denzel Washington, donde un niño morirá si no es sometido a un trasplante de corazón inmediato, cuyo costo es impagable, un padre desesperado desenfunda su arma secuestrando al hospital… y que cada vez hay menos mancos en los países islámicos en donde en todas las esferas, de manera progresiva ha cesado el latrocinio, o en términos castizos, han dejado de robar; y que aún se preguntan los hombres de ciencia, ¿cómo siguen naciendo psicópatas como Popeye, Garavito o Uribe Noguera en todo el mundo, cuando con las pruebas de cariotipo humano se podría evitar?… Todo esto me hace pensar que hay razón para considerar hacerle una estatua al héroe del puente de Usaquén… y que tal vez, si educáramos a los niños no en ser violentos con los más débiles, ni ser sumisos ante la autoridad, sino en ser valientes ante la injusticia de los fuertes, tendríamos otra suerte de país…

“STEPAN (volviéndose bruscamente): Va a pasar el gran duque.
DORA (se dirige a la ventana y se pega a los cristales. Largo silencio. Y después, a lo lejos, el: carruaje. Se acerca, pasa.): Si está solo…
(El carruaje se aleja. Una terrible explosión. Sobresalto de DORA, que esconde la cabeza en las manos. Largo silencio.)
STEPAN: ¡Boria no arrojó la bomba! Yanek ha triunfado. ¡Ha triunfado! ¡Oh pueblo! ¡Oh alegría!
DORA (cayendo en lágrimas sobre él): ¡Nosotros lo hemos matado! ¡Nosotros lo hemos matado! He sido yo.
STEPAN (gritando): ¿A quién hemos matado? ¿A Yanek?
DORA: Al gran duque.
TELÓN”.
-Albert Camus, Los Justos

********************************

Otras publicaciones de este autor:

Una estatua al héroe del puente de Usaquén
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?