ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 7 de marzo de 2021. Última actualización: Hoy

Un territorio acuático y biodiverso

El miércoles 15 enero, 2020 a las 11:47 am

Un territorio acuático y biodiverso

Un territorio acuático y biodiverso
Alejandro Guzmán Maldonado. Profesor de Economía, Universidad del Valle y Javeriana, Cali.

Estuve analizando la información del Sistema de Información Ambiental de Colombia (SIAC) para la vereda San Rafael del municipio de Santander de Quilichao en el norte del Cauca. Este municipio pertenece a los planes de desarrollo con enfoque territorial (PDET) y por lo tanto tiene una oportunidad para transformar su territorio hacia uno más sostenible. La información del SIAC es valiosa porque nos ayuda a caracterizar mejor el territorio a través de variables medioambientales y político-administrativas.

La vereda San Rafael se extiende por la parte norte del municipio de Santander de Quilichao y se encuentra muy cerca del río Cauca (aproximadamente a dos kilómetros de distancia). La vereda es atravesada por la carretera Panamericana dividiendo a la población y a la economía en dos: por un lado haciendas ganaderas y de caña de azúcar y por otro lado caseríos y pequeñas parcelas campesinas.

La vereda San Rafael se caracteriza por ser un territorio acuático. Algunos nombres de propiedades de la vereda como Hacienda Venecia y Hacienda Tinajas describen biofísicamente esta zona. También muchas actividades de subsistencia campesina de la vereda dependen de este entorno acuático. Por ejemplo, la actividad de las mujeres que trabajan el junco para los sudaderos de los caballos, la pesca artesanal y la caza de armadillos.

Los mapas del SIAC muestran diferentes recursos hidrobiológicos como ríos, lagunas, humedales, morichales y madreviejas que tienen una lógica ecosistémica que es la de regular y amortiguar las aguas que fluyen por la cuenca hidrográfica del río Cauca. Estos cuerpos de agua son el albergue de armadillos, conejos, iguazas, tortugas y culebras que conviven en medio del junco, los pastos forrajeros y los mortiños.

Sin embargo, la lógica productiva de la población en la región desde la Colonia hasta hoy, ha sido la de intervenir el paisaje alterándolo y simplificándolo. Primero, con la ganadería y después, con la caña de azúcar.

No es raro que el SIAC nos muestre indicadores de vulnerabilidad climática e hídrica, de severos a muy severos en la vereda para los próximos 50 años. Fuertes inundaciones y sequías se sufrirán por las intervenciones del hombre en los humedales para la pesca industrial, los lagos de golf y los bebederos para la ganadería. La población de animales también ha disminuido fuertemente con el desarrollo económico.

Bajo este contexto es extraño ver cómo hay personas que siguen insistiendo en una simplificación productiva del paisaje teniendo en cuenta el impacto económico del cambio climático.

Para no pagar los sobrecostos del cambio climático o para evitar la quiebra económica de la vereda San Rafael, se debe complejizar el paisaje (sin acabar la ganadería y la caña de azúcar), fortaleciendo el territorio acuático y de bosques tropicales húmedos.

Esta estrategia que ha sido estudiada y validada por varios centros de investigación en Estados Unidos permite que la naturaleza haga su trabajo, disminuyan los costos monetarios y aumente la productividad y la diversidad agropecuaria.

*****************************

*Economista M.Sc. http://alejandroguzmanmaldonado.blogspot.com/

**************************************

Otras publicaciones de este autor:

Un territorio acuático y biodiverso
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?