ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 24 de enero de 2021. Última actualización: Hoy

UN SALARIO MÍNIMO CONTRA 38

El jueves 10 diciembre, 2020 a las 5:35 pm
UN SALARIO MÍNIMO CONTRA 38
https://www.elespectador.com

UN SALARIO MÍNIMO CONTRA 38

UN SALARIO MÍNIMO CONTRA 38

CREPITACIONES 2020

Siempre en cada diciembre de cada año, los colombianos asistimos a una puesta en escena de una obra de teatro singular en forma de parodia (tal vez porque estamos en el último mes del año), que lleva el nombre de “SALARIO MÍNIMO”, un nombre muy despectivo con un calificativo que denota miseria, que debiera tener otro nombre más digno, con la actuación de los mismos actores cada año, empezando por el presidente de Colombia, que cambia cada cuatro años, un ministro del Trabajo, el Minhacienda, los directivos de las Centrales obreras, los empresarios y los ciudadanos colombianos, conformados por el 55% de trabajadores asalariados y el 45% por los informales o por cuenta propia, quienes siempre son los olvidados de Dios, que nunca son tenidos en cuenta por culpa de una Comisión de Concertación de Políticas Laborales, quienes se reúnen varias veces para tratar de dar luz verde al salario mínimo del próximo año, entre propuestas que van y vuelven, como un juego, tratando eso sí los directivos obreros de alcanzar un tope superior y digno superior al del año pasado, objetivo que casi nunca se ha logrado, por los empresarios que no colaboran en ese sentido y se empecinan en proteger su intereses monetarios y nada más. Siempre, por lo general, no hay acuerdo entre las partes y entonces el señor Gobierno, opta por fijar el mínimo de forma unilateral, como va a suceder en el presente año, por la poca voluntad mostrada por el subpresidente Duque en todos sus actos de un pésimo mandato.

Antes de entrar en materia, recordemos que en la actualidad, el salario mínimo en Colombia es de $ 980.657 y el del año pasado 2019, fue de $ 925.148, mostrando estas cantidades lo que comenté al principio sobre el desprecio de parte de los altos dignatarios de los gobiernos y sus comités asesores, en relación al trato hacia las clases asalariadas por un salario digno como debe ser siempre.

Frente al anterior escenario, pleno de incertidumbres, de luchas y zozobras acumuladas por sobrevivir en un país muy desigual llamado Locombia y ahora Polombia, para alcanzar la dignidad a que tienen derecho los trabajadores formales e informales, se presenta el otro escenario, en otras condiciones de vida privilegiadas, a quienes cada cuatro años nosotros mismos los elegimos y hasta los endiosamos, según afirma William Ospina, por nuestra ignorancia. Me refiero claro está a los 278 Congresistas colombianos, (108 senadores y 170 representantes), quienes reciben abultados salarios correspondientes a 38 salarios mínimos de una, casi 37 millones de pesos, incluyendo en esta cantidad exorbitante 14 millones de los llamados gastos de representación, que se los pagan a ellos para sus gastos al estar fuera de Bogotá y que los senadores Rodrigo Lara y Gustavo Bolívar, en el mes de septiembre /20, propusieron que los congresistas renunciaran a ellos, pero no fueron escuchados por obvias razones, al igual que los demás proyectos para que se redujeran sus salarios, siendo hundidos en forma “sospechosa”. Recordemos que en nuestra región, México, ocupa el primer lugar con cerca de 70 salarios mínimos, Colombia ocupa el segundo lugar en que los congresistas reciben el salario más alto en proporción al salario mínimo, recibiendo algo así como 38 salarios mínimos, en Perú, son 18 mínimos y en Paraguay, 15 mínimos (Fuente: El Tiempo, Diciembre 1 /20).

No hay derecho a que los colombianos asistamos cada año a la parodia por un salario mínimo pírrico, mientras los congresistas, que nosotros mismos elegimos en nuestra ignorancia, obtengan exorbitantes salarios sin motivo y sin razón.

****************************************

Otros artículos de este autor: aquí.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?