Domingo, 22 de abril de 2018. Última actualización: Hoy

“UN NUEVO MAÑANA O EL MISMO PASADO”

El lunes 8 enero, 2018 a las 6:17 pm

“UN NUEVO MAÑANA O EL MISMO PASADO”

Termina un año, y uno nuevo inicia, un año que nos da un comienzo muy comprometedor. En nuestras manos está un futuro, un nuevo mañana o simplemente el mismo pasado.

Desde hace años estamos atrapados en una burbuja, ¡que sólo nos permite ver!; sufriendo bajo la presión de una nación que nos esclaviza a lo largo del tiempo, convirtiéndonos en sus marionetas, opacando de esta manera nuestras opiniones y esfuerzos. ¿Podremos forjar una nación libre de corrupción? ¿Podremos encontrar la soberanía que un día tuvimos? La respuesta, es tal vez confusa dado el caso que las situaciones que observamos en nuestra sociedad son un espejo el cual nos da una clara opinión de que ¡no será posible!, pero la verdad, ¡si se puede! El problema es que nos estamos convirtiendo en personas sin autonomía, dejamos que las mismas ideas llenen nuestro cerebro, es posible abandonando las administraciones tradicionales que abarcan lo mismo año tras año; delincuencia, maltrato, abuso, secuestro, desempleo, corrupción y más, siendo ocultas por un velo que se torna indignante ante nuestro razonar.

¿Dónde está la soberanía?; nos lleva de vuelta a un círculo vicioso a fin de que queramos o no, debemos aceptar que los partidos grandes logran obviar las opiniones del pueblo, es aquí donde el tejido social se ve acabado, contra el piso. La salvación son los partidos pequeños que podrán ser nuevos y con pocos integrantes y que al final será una gran cadena que dará resultados pero con la diferencia que han estudiado a fondo nuestra sociedad y tendrán claro que es lo que nuestro país necesita. UN CAMBIO, uno verdadero, uno con una estructura política sólida, un tejido social capaz de derribar cualquier forma existente que lo quiera acabar.

Nada nos asegura ganar esta batalla, pero con nuestro trabajo, esfuerzo y dedicación se logrará. La disputa por mantener el poder en manos de los grupos económicos del país, ha divido al pueblo haciendo propias las guerras de otros, siendo la desinformación el principal de los factores; por tanto, crearemos una estructura social con medios directos de comunicación que nos permita tener un conocimiento más amplio y real sobre lo que a nuestro pueblo le conviene. Esto es como caminar en una montaña cuesta arriba con obstáculos, piedras, rocas, arboles, uno que otro animal, acá es lo mismo, en el camino al poder por el pueblo hallaremos de todo.

La realidad es más que clara, todo está en nuestras manos. La lucha por un nuevo mañana o sencillamente dejar nuestro pasado, seguir viviendo una vida que no es nuestra, por un ideal que un día soñamos; somos capaces de elegir lo mismo, pero no por seguridad sino por “miedo” por una simple intuición de que será mejor el resultado, pero ¿porque no arriesgarnos a obtener algo nuevo desde un principio?, tal vez esta sea la solución a un verdadero cambio.