ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 23 de octubre de 2021. Última actualización: Hoy

UN DUQUE CONTRA COLOMBIA

El martes 28 septiembre, 2021 a las 12:32 pm
UN DUQUE CONTRA COLOMBIA
Foto-montaje: Proclama.

UN DUQUE CONTRA COLOMBIA.

Javier Enrique Dorado Medina

Si estuviésemos en un país imaginario estilo europeo, gobernados por un Rey o un Duque de verdad, por ejemplo: España o Suecia, plenos de paz y tranquilidad, o cualquiera de los 44 estados o reinos, donde aún subsiste el régimen político de las monarquías (organización del estado en la que la jefatura y representación suprema es ejercida por una persona a título de Rey o Reina), junto a títulos de nobleza o nobiliario, otorgados a otros por ellos a ciertas personas como muestras de gratitud como por ejemplo Duques o Duquesas, que son los títulos más altos, inmensamente superiores al de Marqués, Conde, Vizconde, Barón, gran Duque y otros, seríamos los más afortunados del mundo, quizás demasiado, y hasta podríamos soñar y vivir en el país de la paz y la verdad, un país totalmente distinto al que ahora no tocó en suerte, pero si nos pellizcamos de verdad, nos damos cuenta que estamos en el país del no, desde el 2016, cuando alcanzamos a soñar por unos meses con una paz que se nos presentó en bandeja de plata y nos fue vilmente robada por un Rey llamado “El Intocable” y por un Duque que solamente tiene ese apellido y nada más, actuando como bufón de su eminencia reverendísima, esperando sus órdenes.

Como pruebas fehacientes de lo que estoy comentando, paso ahora, amables lectores, a comentar dos situaciones con nombre propio, que nos muestran la clase de Duque que nos tocó en suerte, y que nos ha hecho dar una vergüenza mundial, de padre y señor mío, rogándole a los hados del destino y a su majestad el tiempo que, por favor, corra rápido este año que todavía falta, para que se acabe ya esta pesadilla que nos tocó con apellido propio, sin ninguna necesidad, porque nos merecemos otro destino. Comencemos en orden de importancia:

ACTUACIÓN UNO: UN OSO MUNDIAL. Con motivo de su última intervención mundial (a Dios gracias), en la 76ª. Asamblea General de las Naciones Unidas, en la ONU, el pasado martes 21 de septiembre / 21, el llamado Presidente Duque fiel a sus costumbres trató varios temas siempre con tinte optimista como si fuera otra Colombia, dando la idea que estamos en el mejor país del mundo y que todo está muy bien, como siempre. Cuando habló sobre la paz, se refirió a ella y al acuerdo de La Habana en 2016, como “MUY FRÁGIL Y DÉBIL”, sabiendo que fue lo contrario, muy reconocida por casi todo el mundo, entre ellos Barack Obama, Ban Ki Moon (antiguo Secretario General de las Naciones Unidas) y el Papa Francisco, haciéndole publicidad a la Paz con Legalidad, que es una simulación de la misma, negando lo principios del acuerdo de 2016. Conclusión: un oso mundial.

ACTUACIÓN DOS: LAS 1049 MONEDAS DE LA INFAMIA.  Al estilo del Rey Luis XIV, llamado “EL REY SOL”, o Luis El Grande, hizo acuñar 1409 monedas protocolarias, recubiertas de oro de 24 Kilates, con su firma, su nombre, el escudo nacional, la bandera y la imagen del Palacio de Nariño, sin olvidar el período de su gobierno, dizque para regalarlas a los ilustres visitantes. Valor del contrato y del despilfarro: $ 41. 913.000 y de cada monedita de oro: $ 29. 808. 374.

Con Duque, nos salió el tiro por la culata en todos los sentidos, mejor dicho, tras de gordos, hinchados: UN DUQUE CONTRA COLOMBIA. ¿Quién podrá ayudarnos?

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?