Lunes, 23 de mayo de 2022. Última actualización: Hoy

Un día como hoy: comienza el final de la Primera Guerra del Opio.

El sábado 29 agosto, 2015 a las 8:45 am

Diana uribe

primera_guerra_opio

29 de agosto de 1842: Las Guerras del Opio fueron la medida violenta por medio de la cual las potencias europeas lograron colonizar el ansiado mercado de la China. Desde los relatos medievales de Marco Polo los europeos soñaron con lograr acceso comercial a las riquezas poseídas por el imperio chino. No obstante, este deseo siempre estuvo en contravía del aislamiento cultural de esta nación asiática. Durante milenios las invenciones y progresos de los chinos se mantuvieron bajo el estricto celo de sus fronteras. Con el avance de la era de las exploraciones, los europeos comenzaron a enviar misiones diplomáticas y exploradores con la clara intención de lograr alguna clase de acuerdo con los gobernantes chinos. Muy famosa fue la carta del Emperador Quian Long al rey inglés Jorge III (siglo XVIII), por medio de la cual rechazó cualquier contacto comercial con los europeos y les ordenó que se mantuvieran por fuera de las fronteras de su país. Con el establecimiento de los británicos en la India los chinos cedieron algo en su posición y permitieron el intercambio de algunos productos con los europeos. En el siglo XIX la demanda de té, seda y porcelana procedentes de la China aumentó considerablemente. Sin embargo, los chinos no ofertaban del mismo modo por las mercancías británicas y solo aceptaban plata como pago por sus productos. Esto puso en una difícil situación económica a los europeos. Como medida totalmente polémica y maquiavélica los británicos buscaron resolver el desbalance con el contrabando de opio, producido en la India, hacia China. El comercio del opio creció rápidamente, y el flujo de plata comenzó a reducirse. Ante la situación, el emperador Daoguang prohibió la venta y el consumo del narcótico en 1829 a causa del gran número de adictos.

Con el avance del tiempo el comercio del opio fue visto de distinta forma en los dos bandos: los chinos vieron cómo el número de adictos aumentaba considerablemente, causando serios problemas en su sociedad, mientras que los británicos creyeron haber encontrado en el mismo la solución definitiva al desbalance comercial con el imperio asiático. Al borde de la crisis, China decidió como solución radical expulsar a todos los comerciantes británicos de su territorio. Enterados de la situación, los ingleses declararon desde Londres la guerra el 18 de marzo de 1839. El imperio británico exhibió en dicho conflicto una tremenda superioridad bélica y tecnológica, por lo cual hacia 1842 solo contó con cerca de 500 bajas en su bando; China, por el contrario, tras 3 años de combates, había perdido a cerca de 20 mil efectivos.

Derrotados, los chinos firmaron en Nankin, el 29 de agosto de 1842, uno de los tratados más desfavorables de la historia. Por medio de este se obligó a China a pagar a los británicos 6 millones de dólares de plata por el opio que había sido confiscado en 1839 además de asumir otros costos por los comerciantes europeos que fueron expulsados. Los chinos también debieron pagar por rubros de la movilización y gastos de guerra de las tropas británicas. Por si fuera poco, China también debió abolir varias de sus políticas comerciales y firmó, a perpetuidad, la cesión de la isla de Hong Kong.

Como era de esperarse, el tratado resultó polémico y no zanjó la confrontación que existió entre los dos países. La injusticia del tratado de Nankin y los hechos sucedidos en el contexto de esta primera guerra contribuyeron al estallido en 1856 de una Segunda Guerra del Opio.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?