Martes, 20 de noviembre de 2018. Última actualización: Hoy

Un caucano con calidad

El miércoles 10 octubre, 2018 a las 12:04 pm

Un caucano con calidad

Un sitio web para enamorarse del turismo

Considerándolo como el reto más importante que ha tenido en su vida profesional, Luis Felipe Rebolledo llega a asumir la gerencia de la Industria Licorera del Cauca con responsabilidad y compromiso.

Al parecer son muchas las veces que le han preguntado a Luis Felipe Rebolledo Manzano, ¿qué puede hacer un abogado como gerente de la Licorera del Cauca? y él está seguro de que mucho. Tiene la convicción de que esta oportunidad ha llegado en el mejor momento y 20 años de labores en distintos sectores lo respaldan.

Es oriundo de Popayán y abogado de la Universidad del Cauca, tiene una especialización en derecho público y otra en derecho constitucional y ciencia política. Según cuenta, ha sido abogado litigante, docente universitario en distintas instituciones del departamento del Cauca, ha ejercido cargos administrativos como decano de derecho, ha estado vinculado con Defensoría del Pueblo, Gobernación del Cauca y Planeación Nacional.

Tiene claro que está en la capacidad de cumplir cada reto que se ponga porque es dedicado, responsable, estudioso y propositivo. Porque dirigir y administrar una organización es posible con conocimiento, responsabilidad y empeño, sin que la profesión sea ‘camisa de fuerza’.

Luis Felipe Rebolledo Manzano

“Cuando empecé el ejercicio de mi profesión me fui a ser personero del municipio de Almaguer y lo recuerdo con un sentimiento de gran alegría porque trabajé con sectores muy humildes del Cauca. Eso me enseñó a ser muy social, me marcó y siempre ha estado presente en mi parte laboral” indica mientras recalca el compromiso social de la Industria Licorera del Cauca.

Es un hombre familiar, está casado y tiene tres hijos. Disfruta hacer y cultivar amistades y busca siempre dejar una huella positiva en cada persona que se cruza en su andar por la vida. “La amabilidad y buen trato son virtudes que siempre busco mantener, y la labor social me lo permiten. Ahora tengo el compromiso de aportar a la salud, educación, cultura y recreación de los caucanos, estando al frente de la Licorera del Cauca”, indica con seguridad.

Ha salido de la ciudad e incluso del país, pero siempre regresa a casa, a la ciudad blanca de Colombia que lo vio nacer y obtener sus mayores logros. Ve al Cauca como un departamento único y rico en distintos aspectos: su gente, clima, gastronomía, turismo, diversidad (…), un departamento lleno de oportunidades para construir territorio.

Rebolledo Manzano, reconoce que le gusta viajar y que, aunque ha tenido algunas ofertas fuera, prefiere quedarse en Popayán, “porque me gusta mi ciudad, puedo vivir de manera agradable, tengo acá mi familia y amigos, y la oportunidad de aportar desde mis conocimientos y experiencia”.

Asumiendo el compromiso

“Gerenciar la Licorera del Cauca es un reto para cualquier persona, yo había tenido cargos importantes, pero creo que este es el más importante de mi vida profesional. Son 20 años de servicio público y el reto llega en el momento en el que he adquirido conocimientos y experiencia, por eso creo que es el mejor momento”, explica el gerente.

 

Agradece la confianza del gobernador del Cauca, Óscar Rodrigo Campo Hurtado por haberlo nombrado gerente, “porque seguramente hubo muchas personas interesadas en este cargo y él decidió confiar en mí. Es una responsabilidad con él, con el departamento y conmigo mismo”, agrega.

En poco más de un mes que lleva de gerencia, ha trabajado para fortalecer los lazos con el sector productivo del Cauca y con el equipo humano de su institución. Se ha enfocado en conocer su empresa y proponer estrategias para que los caucanos se apropien de todos los productos de la ILC y entiendan que además de la calidad de cada botella que consumen, están aportando a la salud, educación, cultura, trabajo, desarrollo y economía de la región.

Reconoce que se tienen falencias en materia de infraestructura y es necesario gestionar recursos para ello, pues son 16 años de servicio con la misma línea de producción. Y que además las ventas han disminuido a causa de las restricciones impuestas por el código de policía y el aumento de impuestos a los licores. Pero tiene claro que se puede hacer un buen trabajo desde su gestión.

“Tenemos un Ron que es de altísima calidad y queremos que lo prueben. Seguramente no lo consumen porque no lo han probado. Yo probé Ron Gorgona hace poco, en el congreso Gastronómico, y tiene un excelente sabor” manifiesta Luis Felipe Rebolledo, y hace la invitación a que consumamos productos propios, que además de su buen sabor son de excelsa calidad.

Reconocimientos internacionales como ‘Monde Selection’ y certificaciones del Premio al sabor superior del Instituto Internacional de Sabor y Calidad – iTQi, hablan de la calidad de los todos los productos de la Licorera del Cauca:  aguardiente tradicional y sin azúcar; las tres modalidades de escarchados, Ron Gorgona, licores crema y el Ginebra Gin Vicker’s.

Licorera del Cauca

“Estamos en el selecto grupo de quienes tienen reconocimientos internacionales, y seguiremos apostándole a mantenerlos para dar confianza a los clientes de nuestra Licorera”, dijo al respecto.

“Caucano se toma las Universidades”

La Industria Licorera del Cauca se une a la labor de la Fundación Carlos Portela, que, con los recursos recibidos por el reciclaje de tapas plásticas apoyan a niños enfermos de Cáncer. Bajo el lema “Caucano se toma las Universidades. Encuentro con corazón”, la Licorera del Cauca realiza un concurso para premiar a la Institución de educación superior del Cauca que más tapas de productos de la ILC reúna.

Licorera del Cauca

Una gran rumba de despedida de semestre patrocinada por la Industria Licorera del Cauca. “Este es un ejercicio empresarial en cuanto contribuye a posicionar nuestra marca y a generar recordación, pero también es una bella labor social para aportar a una buena causa como es cooperar en los tratamientos de niños con cáncer”.