Lunes, 25 de octubre de 2021. Última actualización: Hoy

UN CAFECITO EN EL RECREO

El domingo 5 mayo, 2013 a las 9:07 pm
Marco Antonio Valencia Calle

Marco Antonio Valencia Calle

La profe A1, soltó la bomba: -Acabo de decomisar tres celulares en décimo. Se estaban burlando de mí con mensajes de texto ¿pueden creerlo? ¿Para eso es que la Personera Estudiantil pide que se les permita usar el teléfono en las clases?

El recreo, es la hora del café entré los profesores. Un espacio perfecto para intercambiar saludos, afectos, reclamos, chismecitos, inquietudes… y de vez en cuando para conversar sobre las ideas que nos cruzan la vida. Esta semana nos permitimos un agradable conversatorio sobre “las nuevas competencias” que debemos impulsar y tener los profesores para la educación del siglo XXI.

-Al profesor Jiménez, -intervino el profe B2-, una estudiante de once lo hizo quedar en ridículo ayer, y quedó tan traumatizado que hoy no vino a trabajar. Jiménez (que orienta filosofía, y los estudiantes le dicen el gordito Jiménez), expresó: “y como dijo Aristóteles en el siglo IV…” pero no había terminado la cita, cuando Valeria Urbano, con smartphone en mano le corrige: -Profe: Aristóteles es del siglo IV, pero antes de Cristo, y de otro lado, dicen en Wikipedia, que él no dijo nada, que lo único que hizo fue recapitular y criticar a los pensadores anteriores a él y nada más.

-¡Imaginen!, corregirle en público a Jiménez con esa sabiduría andante de 25 años. Se puso lívido, recogió sus cosas, y les dijo que “como parece que la señorita Valeria está en mejor capacidad de dar la clase que yo, es mejor que sigan con ella”. Y según la secretaria, le dio un pre-infarto, y por eso no vino.

-Lo que pasa colegas, -les dije-, es que tenemos que aprender a reírnos de nosotros mismos, y a reírnos con los muchachos. Además, ¿cómo les vamos a quitar los celulares y las tabletas a los muchachos si allí está la vida de ellos? Esos aparatos son su presente y su futuro. Un colegio que no les permita usarlos, que no intervenga para enseñarles a usarlos bien, es obsoleto.

-Esos aparatos no los dejan estudiar. Muchos los usan para jugar, y para el matoneo virtual.

-Al contrario, con esos aparatos es que estudian. Y nuestro trabajo es enseñarles a usarlos bien.

-Una cosa es la información que ellos pueden acceder en celulares y aparatos digitales, y otra cosa es la educación que nosotros como profesores les podemos ofrecer.

-Estamos los educadores de hoy en un momento crucial para la humanidad, la transición a una realidad distinta. La civilización se está transformando de manera constante y acelerada. Pasamos de una economía agrícola a una economía del conocimiento, de la realidad al mundo virtual.

-No podemos seguir creyendo que dar clases es dar una charla expositiva, que el muchacho repita lo que dice el profesor para el examen de manera exacta. Tal vez, los conocimientos sigan siendo igual, pero la forma de enseñarlos y evaluarlos no.

Allí están los cambios y hay que asumirlos. El reto y la capacidad de hacer lo que pregonamos.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?