Viernes, 3 de julio de 2020. Última actualización: Hoy

UN ALCALDE DE ESPALDAS A SU ALUMBRADO PÚBLICO

El martes 18 noviembre, 2014 a las 7:55 am
Santiago Zambrano Simmonds

Por Santiago Zambrano Simmonds zambrano_santiago@hotmail.com

Desconcierto, tristeza, rabia y desilusión son algunas de las reacciones, sino todas, que causó el alcalde de Popayán en unos ciudadanos cuando recibimos con estopor la noticia de la intención que tiene de prorrogar por siete (7) años más la concesión de alumbrado público que vence el próximo 31 de diciembre, por las siguientes razones:

  1. Desilusión: No se esperan éstas actuaciones de una persona que se dirige a sus gobernados con tanta amabilidad y aparente atención, pero que simultáneamente desconoce el fuerte pronunciamiento que sobre esta concesión hizo la Contraloría General de la Nación. Ahora bien, Popayán ha sido paciente con su alcalde, ha comprendido, pese al caos, las razones de la situación actual, pero en éste caso no tiene disculpas, tendrá que responder únicamente él, pues tuvo todo el tiempo para socializar y hacer los estudios respectivos.
  2. Desconcierto: Es increíble que después de los espantosos resultados que han tenido las privatizaciones de los servicios de energía y aseo, el alcalde no haya tenido la deferencia de socializar oportunamente sus  intenciones y las razones que lo llevaron a tomar semejante desatino.
  3. Tristeza: El Cauca se sigue desmantelando: Después de toda la devastación que ha sufrido el Cauca, lo mínimo que exigimos y esperamos de los gobernantes son procesos de adjudicación de recursos públicos fluidos y de puertas abiertas, y no como está sucediendo: Se radicó el proyecto de acuerdo el 31 de octubre, sin comunicarle ni siquiera a los mismos concejales, como si fuera a escondidas, como si lo único que quisiese es que llegue rápidamente el 31 de diciembre o que tal vez en unas sesiones extras, probablemente en una madrugada, así como sucedió con el aseo, y a espaldas de la ciudadanía, se apruebe el Acuerdo que otorga las facultades para que se prorrogue la concesión.
  4. Rabia que el alcalde de una ciudad, no crea ni siquiera en su misma gente para prestar un servicio cuya complejidad es bastante menor respecto a la distribución de energía.

Por otro lado el alcalde argumenta que se deben invertir 16.000 millones en alumbrado y que la única manera de garantizarla, sin subir la tarifa, es prorrogando la concesión actual. Argumenta semejante decisión basado en tres conceptos que concluyen lo mismo: 1) De la firma interventora, asunto apenas lógico para mantener tan buen trabajo; 2) De Depi Ltda, la misma empresa a la que Cedelca a dedo le entregó la interventoría de las PCH, que ni siquiera fue capaz en su momento y como era su deber, de obligar el establecimiento de la fiducia para el manejo de las generadoras propiedad de todos los caucanos, hoy tristemente en manos privadas. 3) De Cedelca empresa pesimamente calificada en reiteradas ocasiones por la Contraloría de la República y cuya actividad principal quedó reducida a la tranquila burocracia de recibir dos arriendos.

Ahora bien, del informe de la interventoría podemos reflexionar sobre varios asuntos como por ejemplo lo siguiente: Si con las mismas condiciones contractuales como lo argumenta el alcalde, los 16.000 millones de inversión se pueden lograr en 7.5 años ¿por qué entonces no se logró lo mismo en los 15 años anteriores? ¿Para dónde se fue esa plata?

Finalmente la ciudadanía debe saber que hay hechas otras propuestas de tipo regional como la de la alianza Emtel-Uten (más barata que la concesión) y de la Cooperativa Cooserv (más comunitaria pero igualmente con toda la solidez técnica) y otras más las cuales esperamos que el Señor alcalde estudie y recapacite para que le entregue a su cansada ciudadanía, una refrescante oleada de optimismo y trasparencia.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta