ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Viernes, 5 de marzo de 2021. Última actualización: Hoy

Transporte público y maltrato

El viernes 12 junio, 2020 a las 10:14 am

Transporte público y maltrato

Transporte público y maltrato

El tren de cercanías que conecta a Cali, Yumbo, Palmira y Jamundí, se encuentra en etapa de factibilidad por la Gobernación del Valle y desde ya el tramo hasta Santander de Quilichao debería gestionarse. El transporte actual es una ignominia para los nortecaucanos que aportan uno de los Productos Internos Brutos más importantes de la región.

Gente trabajadora y estudiantes de la región del norte del Cauca, se encuentran sometidos actualmente a un transporte publico deficiente. No me quiero imaginar como será en tiempos de pandemia.

En Cali los buses que van para Santander de Quilichao, paran en cualquier lugar a recoger pasajeros. A los pasajeros a veces les toca tener alguna destreza para poderse subir al bus y quedarse arriba. En ocasiones el bus para en una vía rápida y hay que esperar hasta que se llene. El sobrecupo es algo normal en estos buses. Las personas se cuelgan de los tubos del bus hasta las escaleras de la salida. A pesar del tumulto, no falta el vendedor ambulante que ofrece paletas, una canción o un mensaje religioso y luego le toca empujar a los pasajeros parados en el pasillo para recoger la moneda que le da el pasajero sentado en la banca de atrás.

Estos buses no respetan los limites de velocidad. Al frenar o al dar una curva uno se siente en el Gravitron de la Ciudad de Hierro. Cuando llega la hora de pagar el pasaje, si uno no tiene una cara familiar lo tumban cobrándole más. El mal genio de todos los pasajeros se va acumulando aún más durante el viaje con el alto volumen de la música del equipo de sonido. Al llegar a la terminal de Santander de Quilichao, después de un largo trayecto, uno esta a punto de llorar.

Los que tiene la habilidad fisca y financiera compran moto para evitarse el maltrato de los buses. Pero cada vez hay más motos y también accidentes. Todos los días hay accidentes en Jamundí a la altura de la circunvalar con la panamericana. En esta zona, se ha desarrollado un complejo de vivienda de interés social sin ninguna planeación vial y urbanística. Me refiero a los barrios de Bonanza y Terranova.

Para la minoría que pueden mantener un carro, la cosa no es necesariamente más cómoda. El maltrato es triple por los costos, los trancones y las restricciones del pico y placa. A pesar de unas pequeñas obras a la entrada de Cali, el trancón no desaparece, debido a que más adelante, hay varios más debido a la velocidad con la que crece el parque automotor en relación al crecimiento de la malla vial. A todo esto, se le suma el costo y la escasez de parqueaderos en Cali.

Creo que el norte del Cauca, se le debe poner atención a un tren de cercanías que la conecte con Cali por todo lo que la región significa. El norte del Cauca tiene un sector azucarero de punta, un parque industrial con empresas manufacturas con alta tecnología, una represa hidroeléctrica que genera energía y regula el caudal del rio Cauca y produce una diversidad de alimentos para el departamento.

Con relación a los indicadores de pobreza, desigualdad, exclusión social y economía de la población étnica, es un proyecto estratégico para reducir desigualdades regionales. Santander de Quilichao, como otros municipios del norte del Cauca, están dentro de los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) y esta clase de proyectos, podrían reducir las altas brechas regionales de desarrollo social que estos planes pretenden acabar.

*******************

Otros artículos de este autor aquí:

Transporte público y maltrato
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?