Titulares de hoy:    

Reconstrucción total del Centro Comercial Anarkos en Popayán     ~    

COVID-19 se volvió a disparar en Colombia     ~    

Se reactivó pavimentación de la Avenida Brasil en Quilichao     ~    

Crean ruta de trabajo para llevar educación superior al sur del Cauca     ~    

“La gente no se alcanza a imaginar todo el dolor que yo pasé”: Daniella Álvarez     ~    

Uribe “preso”, los demócratas colombianos y la asamblea constituyente     ~    

Umbral de Juan Carlos Pino, ganó convocatoria nacional de novela breve     ~    

Escenario. Esto ganan las figuras colombianas     ~    

Caucana gana premio mundial de dibujo     ~    

Personas secuestradas en Suárez fueron liberadas     ~    

Se aprueban protocolos de bioseguridad en el Aeropuerto Alfonso Bonilla     ~    

Se entregaron 5.000 USB con internet para mejorar clases virtuales     ~    

En Santander de Quilichao se lucha para eliminar el Dengue     ~    

Publicidad gratuita para comerciantes – Popayán     ~    

Hoy 10.142 contagios y 312 muertes     ~    

El monólogo del Dr Ochoa     ~    

Compañía Energética de Occidente celebró 10 años de revolución energética     ~    

Las ESE del Valle toman las pruebas de covid a quienes no tienen sisben     ~    

Disminuyen casos de dengue en Cali pero se continúa en alerta amarilla     ~    

‘Rescatemos el Barrio’ se tomó la comuna 12 de Cali     ~    

Miércoles, 12 de agosto de 2020. Última actualización: Hoy

Próceres de Popayán son negros, indios y judíos

El domingo 5 julio, 2020 a las 1:18 pm
Andrés Oliver Ucrós y Licht

“Todos los próceres de Popayán son negros, indios y judíos”. Afirmaciones de un genealogista.

Los próceres de Popayán (López, Mosquera, Valencia, Quijano, Castrillón, Caldas, Hurtado) eran descendientes de judíos sefarditas, indígenas y negros. La Independencia se hizo según Ucrós-y-Licht, para evitar que la Inquisición los despojara de sus bienes y les quitaran sus encomiendas.

Todos los próceres de Popayán son negros, indios y judíos

De acuerdo con los trabajos de don Miguel Wenceslao Quintero, al Gran Cauca llegaron al menos dos familias judías durante la Colonia: los Hurtado del Águila, hacia 1615; y los Moreno, renombrados como Salcedo, hacia la segunda década del siglo XVII también, cuya descendencia perdió el apellido por la línea femenina, pero la sangre sigue ahí… A lo largo del siglo XVII, los descendientes de estas familias camuflaron su origen judío en alianzas matrimoniales con familias de apellidos homónimos, pero “limpias de toda la mala sangre”; en el siglo XVIII, dichos judíos incursionaron en la curia y hasta compraron cargos en el Santo Oficio para evitar la persecución inquisitorial; y en el siglo XIX, sus descendientes hicieron la Independencia, con la que pierde todo poder la Inquisición, una vez vencida la Corona tras el intento de la Reconquista.

El tronco de la primera familia judía llegada al Cauca Grande, es don Alonso Hurtado del Águila, descendiente de Mencía de la Fuente, hija del jurado Hernando de la Fuente, vecino de Toledo, España, condenado por la Inquisición después de muerto “y sus huesos fueron quemados” según consta en documento inquisitorial (Declaración dada en Toledo el 23 de febrero de 1559 por Pedro López de la Fuente, vecino de Toledo, de más de 55 años, hijo del citado Juan de la Fuente – AHNM, Inquisición, Baltasar Hurtado del Águila, Legajo 355, Expediente 11).

El tronco de la segunda familia judía llegada al Cauca Grande, fue Matías de Salcedo, hijo del judío Hernando Moreno, procesado por la Inquisición. Miguel Wenceslao Quintero en su trabajo Del Almirante don Francisco Maldonado de Mendoza al Marqués de San Jorge, publicado en Anales de la Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía – ARAMHG, XI, 2008, (357-410), cita sobre él:

Dicen los inquisidores que en Ciudad Real fueron examinados 23 testigos y 9 ministros del Santo Oficio y “todos conforman en que el dicho Hernando Moreno es descendiente de judíos y que en tal posesión le tuvieron y algunos de los testigos dicen que fue hijo de García Moreno y nieto de Antón Moreno, mercaderes, naturales de dicha Ciudad Real, tenidos por confesos, descendientes de castigados por el Santo Oficio, de quien(es) hay sambenitos y que les toca el apellido de Fez”.

Matías de Salcedo, hijo del judío Hernando, era también natural de Ciudad Real, en la Mancha. Recibió una real cédula fechada en Madrid el 10 de noviembre de 1578 para pasar al Nuevo Reino con un criado[1], “y mandó fundar una manda pía en su ciudad natal”. Se avecindó en Mariquita, Tolima, donde se casó con doña Juana de Mera, documentada por el genealogista Flórez de Ocáriz, y su descendencia pasó a Buga en alianzas matrimoniales con los Fuenmayor, familia de los primeros conquistadores.

De los Hurtado del Águila descienden numerosos próceres de Popayán como los López (José Hilario, Manuel Antonio, Laureano Rafael), los Mosquera (José María, Tomás Cipriano, Joaquín), los Valencia, los Quijano, los Castrillón (Manuel José), Caldas (Francisco) y los mismos Hurtado que participaron en la Independencia del Gran Cauca, especialmente, de Cali y Popayán; y de los Moreno o Salcedo, descienden los Ordóñez de Lara y los Díaz Vargas y Salas Vargas de las provincias de Neiva los Vargas y de Popayán, los Ordóñez, que también se asentaron en La Plata, fundaron periódicos como La Aurora y comandaron un ejército de 300 indios pijaos, según don Santiago Arroyo, replicado por José Manuel Restrepo en su historia clásica de la Revolución.

Estos Salas, también hicieron alianzas matrimoniales con otras familias de origen sefardita, como los Durán, que son los mismos en Socorro y Neiva; los Buendía, que son los mismos en Popayán y Neiva; los Gómez, que son los mismos en Antioquia, Bogotá, Socorro y Neiva; y los Torres, que probablemente son los mismos en el Caribe y el interior, procedentes de Murcia, España.

1. MEDIDAS DE CAMUFLAJE

Popayán, Siglo XVII – Matrimonio con mujeres de linajes de apellidos homónimos pero cristianos, descendientes de los primeros conquistadores para ocultar con la homonimia su origen sefardí: Hurtados del Águila toledanos, casados con descendientes por líneas bastardas de los Hurtado de Mendoza, palentinos. Pruebas: genealogías e iconografía heráldica de sus descendientes, que renunciaron a su escudo toledano y adoptaron el escudo palentino, por el enlace con Ana Maldonado de Mendoza, bisnieta por una línea bastarda del I marqués de Santillana, don Íñigo López de Mendoza y Hurtado.

“Yo soy Hurtado, pero no de los Hurtado judíos expulsados, sino de los Hurtado de Mendoza que son muy cristianos”:

Todos los próceres de Popayán son negros, indios y judíos
Escudo de los judíos Hurtado de Toledo, suplantado por el escudo de los Hurtado de Mendoza, nobles cristianos palentinos (origen del actual Ducado del Infantado).
Todos los próceres de Popayán son negros, indios y judíos
En el edificio Modesto Castillo, en el centro histórico de la ciudad, aún se puede evidenciar el escudo bifurcado de los Hurtado de Mendoza (marquesado de Santillana), bifurcado con el de los Suárez de Figueroa (condes de Feria – hoy Ducado de Feria).

2. Siglo XVIII – Predilección por la carrera eclesiástica y compra de cargos del santo oficio.

“Yo como judío no me persigo a mí, ni a los míos”.

Pruebas documentales e iconografía de la época.

D. Alonso García Hurtado del Águila.

D. Alonso García Hurtado del Águila. Comisario delegado de la Santa Inquisición en Popayán. Véase en la parte superior derecha, el escudo bifurcado de los Hurtado de Mendoza y los Suárez de Figueroa (hoy duques del Infantado y duques de Feria). Casa Museo Mosquera, Popayán.

D. Felipe Nicolás Hurtado del Águila

D. Felipe Nicolás Hurtado del Águila. Cura rector del Seminario de San Miguel, en Puracé, cerca de Popayán. Subdelegado general de la Santa Cruzada en Popayán. En la parte superior izquierda, puede verse el mismo escudo que portaba su hermano perteneciente a los Hurtado de Mendoza y los Suárez de Figueroa con las iniciales “A.V. G.P.” (Ave María Gratia Plena) que corresponden al lema de los duques del infantado, heredado del I marqués de Santillana: “Ave María Gratia Plena”. Retrato en el Museo Valencia.

Estas familias sefarditas (judías españolas) perseguidas se hicieron superlativamente ricas con las encomiendas obtenidas en su alianza con la descendencia mestiza de los primeros conquistadores:

MESTIZAJE INDÍGENA EN POPAYÁN

No olvidemos que Sebastián de Belalcázar o Benalcázar se casó con las hijas del cacique Payán, que le da su nombre a la ciudad: Pop (señor) Payán; también el judío don Alonso Hurtado del Águila, ancestro de todos los payaneses raizales, se casó con la india Ana de Aranaz; el capitán Jerónimo Francisco de Mosquera Figueroa, se casó con doña Ana, india cacica y tuvo a María de Mosquera, esposa de Nicolás de Paz, mestizo. El capitán Andrés Cobo de Figueroa también se unió a María, india de su encomienda y con ella tuvo descendencia. Todos, orígenes de los popayanejos raizales.

Todos estos conquistadores y su descendencia, debían sufrir por ello cada vez que la Corona o la Iglesia enviaban un nuevo funcionario encargado de inspeccionar “cómo iba el Nuevo Mundo” y los expedientes de sus funcionarios reales. Sin duda temían que un día podían llegar nuevas familias nobles a ese mundo cada vez menos incierto, menos salvaje, ya establecido por ellos, para heredar sin otro mérito que sus pergaminos, “más limpios” y “más nobles”, sus encomiendas con sus indígenas, trabajadas durante más de un siglo y ganadas a pulso por sus osados ancestros, los conquistadores. ¿Acaso ese temor no era suficiente motivo como para que su descendencia, aún a merced de un rey y de la Santa Inquisición, hicieran la Independencia?

El mayor cultor de la Independencia en Popayán, fundador del Panteón de los Próceres, Valencia, dijo esto en uno de sus poemas:

“Nueva Salem. Tu extinta grandeza nos exalta…
Aunque tu pueblo un día vague al azar
disperso, de haberte desoído no purgará la falta:
con él irán tus fastos al fin del universo”.

¿Será que llamar a Popayán ‘Nueva Salem’ era un delirio de ese vate diletante de su historia?

Sabemos de otras familias judías cuya descendencia en el Nuevo Reino de Granada también participó en la Independencia. A Antioquia llegaron los Santamaría, conversos, oriundos del valle de Mena, que luego pasaron a Bogotá e hicieron parte de la República; los Correa de Soto, extremeños, de raíces portuguesas, con descendencia procera; y otros, como los descendientes de Juan de la Parra y los Gómez de Castro, cuya ascendencia sefardí aún se discute con documentos (Véase los trabajos genealógicos de Flórez de Ocáriz y Arango Mejía), pero cuyos descendientes también se implicaron en la guerra patria. ¿Los mismos motivos? Por supuesto que sí.

LA APOTEÓSIS, UN CUADRO FALSARIO DE BLANCOS, QUE ERA AFROSEFARDITA

Todos los próceres de Popayán son negros, indios y judíos

Es una tontería eso de sacar el cuadro del Paraninfo. No hay que sacarlo, hay que interpretarlo y más bien, sacarle el indio, el negro y el judío a cada uno de sus personaje: La mayoría de los próceres del cuadro La Apoteosis de Efraím Martínez, que empieza con el criador de cerdos de Belalcázar y termina con el poeta Guillermo Valencia al otro extremo, son mulatos, y por ser mulatos de raíces judías, me atrevo a usar un término nuevo para denominarlos, son afrosefarditas. Veamos porqué:

¿FRANCISCO DE MOSQUERA, EL CONQUISTADOR MULATO DE POPAYÁN?

En términos de don Miguel Wenceslao Quintero (“Fuentes para la Historia. Linajes del Cauca Grande”, Universidad de los Andes, 2006, obra que se consigue en el Archivo Central del Cauca): “La madre de Francisco Mosquera no se conoce” y el padre fue el cura deán de Badajoz, Garcilaso de la Vega Figueroa. En 11 años de diálogos con el máximo genealogista de Colombia, único miembro de la Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía, he podido colegir que el conquistador don Francisco de Mosquera y Figueroa fue hijo de dicho cura con una esclava morisca, posiblemente africana.

#POPAYANCHALLENGE

Me gustaría que todos los popayanejos raizales se hicieran pruebas genéticas con empresas como Crigenetics, 23andMe o FtDna que identifican si hay raíces negras en el pasado remoto y nos precisan el siglo. Los reto a hacerlo y subir los resultados a Twitter con el hashtag #POPAYANCHALLENGE y/o enviármelos al correo ao.ucros@uniandes.edu.co De confirmarse esto, invito a sus descendientes a respetar que el cuadro permanezca en el Paraninfo y más bien a transgredir el Acuerdo Municipal que mantiene el centro de la ciudad pintado de blanco, como no lo era en la Colonia, como no era inmaculada la sangre de sus habitantes y a pintar sus propias casas de colores.

Somos más mestizos y más diversos de lo que creemos… “Black matters” pero como dijo alguien con sabio sarcasmo: “Asegurémonos de quemar los libros de genealogía e historia antes de sacar los cuadros y tumbar las estatuas, no vaya a ser que después nos demos cuenta de que nos faltaba leer”.


[1] La cita es de Miguel W. Quintero: AGI, Indiferente, 1969, L. 22, f. 219

*********************************

Otras columnas de este autor:

Andrés Oliver Ucrós y Licht
Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta

Un comentario en "Próceres de Popayán son negros, indios y judíos"

  1. Es la prueba irrebatible que la idea de Isabel La Católica, » Debían conversar e intimar, funcionó . Siendo España la única nación, que propuso el mestizaje, como forma de hacer su obra eterna. La Independencia se dió porque la idea inicial de lealtad al Rey, se debilitó, no por evadir la Inquisición, ya que si esto fuera cierto, jamás Joaquín Mosquera y Figueroa, hubiese sido presidente del Consejo de Regencia, y morir en España, al oponerse a convertir un extraordinario Imperio, en una manotada de republiquetas, y perder el peso que nos corresponde en el concierto de las naciones. La idea exraordinaria era crear el Ser Universal: Negro, Amarillo y Blanco, al crearse la república, se dió paso a la idea contraria, de quién es más indio, más negro, o blanco, algo absurdo ya que la políca inicial había dado sus frutos haciendo de Colombia un país mayoritariamente mestizo.

Comentarios Cerrados.