ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Viernes, 23 de abril de 2021. Última actualización: Hoy

Tiempos, signos y conflicto

El jueves 4 marzo, 2021 a las 12:12 pm
Inzá, Cauca

Tiempos, signos y conflicto.

Las ideologías nos separan, los sueños y la angustia nos unen.
Eugene Lonesco.

Elkin Quintero

          Para los campesinos de la zona de El Pedregal, el conocimiento que tienen de las cosas, el dominio del trabajo, el control de lo relativo a la siembra y la colecta, el respeto por el otro, el poblar de belleza el mercado local los torna seres enigmáticos y divergentes.

          Ellos, sin saberlo transitan los límites de la cultura y la embellecen con guitarras, tiples, bandolas, tambores y violines; hechos casi sobrenaturales que los habilitan a la confrontación con lo supersticioso y real. Asimismo, les otorga la capacita para reinterpretar las contradicciones del universo, la religión y la política. Por ello, siempre su paisaje estará plagado de sonidos armoniosos, inundado de sabor y color.

          En 1997, los campesinos de mi tierra decidieron rebelarse contra el orden preestablecido y con un toque de unión y gallardía demostraron cuán vital era escuchar la voz del pueblo. Ellos, actuaron en lógica de sus peticiones a pesar de la crítica insensata, de la mirada sesgada de personajes oscuros y siniestros, de palabras sacrosantas cargadas de oídos personales y pulpitos censurando la voz de Dios.

          Ganamos, pese a la oposición de los que hoy gozan de esos beneficios. Se alcanzaron acuerdos históricos, se logró llegar a metas solo imaginadas, se consiguió concretar una organización que beneficiaría a la región. Claro, en el papel.

          Hoy, debo recordar la importancia de la representación de sus palabras en los procesos de transformación municipal. No obstante, cayeron en la trampa de los juicios de valor y surgieron aves de rapiñas para hacer suyos los logros del pueblo.

          Han pasado los años y estoy convencido que las demandas alcanzadas en ese paro fueron colectivas y se buscó extenderlas más allá de los límites del egoísmo y el sincretismo. Pero, pocos hombres llegados de otras latitudes asumieron el rol de salvadores y de manera descarda y hostil desconocieron que nuestros campesinos solo buscaban la honra del desempeño en el trabajo agrícola, el énfasis en la dificultad de su labor, ser felices y escuchados en una tierra bendecida, que aún mana leche y miel.

          Al recorrer mi municipio, parece que lo que se logró quedó prisionero en las mazmorras del olvido. Puedo sentir que nos ha vuelto a presidir la angustia y el fastidio, porque los que más nos criticaron se adueñaran del poder.

          Debo insistir que las comunidades de El Pedregal solo buscaban reivindicar el papel del campesino en la sociedad inzaeña y replantear su forma de vida; acabar con el abandono y generar espacios para la paz y la convivencia. Pese al impacto de los hechos, con tristeza puedo observar que todo parece estar igual que antes, porque para algunos habitantes del municipio de Inzá y sus alrededores pareciera que tales hechos son apócrifos. Debo enfatizar que deben ser canónicos, porque el acto mágico de nuestra revolución actuó como una carga simbólica que pretendía cambiar la manera de tratar al campesino, devolver la honra y un estilo de vida casi olvidado. Empero, tal evento se constituyó en el enunciado de muchas campañas políticas y pretexto para el olvido que seremos.

          En fin, el progreso en la historia del hombre no retrocede; pero en este lugar mágico y natural han sido los individuos los directos responsables del retroceso por usar equivocadamente los instrumentos públicos, y la política que debe ser puente entre el pueblo y el poder se ha envilecido y solo secunda el oportunismo de una asociación que nació para servir al municipio, no a dos veredas que progresan en vía y contravía. Parece que nuestro municipio aún lucha por alcanzar ritmos de “vida humanos” pero, se sigue intentando justificar todo bajo el pretexto de diverso y cultural. Por tal motivo, terminaré preguntado, ¿Para qué nos sirvió el paro de 1997?

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?