ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 8 de agosto de 2020. Última actualización: Hoy

TEMPLANZA, SEÑOR GOBERNADOR

El martes 14 julio, 2020 a las 9:59 am
TEMPLANZA, SEÑOR GOBERNADOR

TEMPLANZA, SEÑOR GOBERNADOR

TEMPLANZA, SEÑOR GOBERNADOR

Al encender la radio hoy (13/07/20), el primer titular noticioso que escucho es la versión de que el señor gobernador del Cauca, Dr. Elías Larrahondo Carabalí, estuvo a punto de agredir físicamente al alcalde de Villa Rica. El hecho no se consumó por la reacción rápida de secretarios de la gobernación. Luego, se escucha una grabación en donde el gobernador dice que sólo se trató de unas diferencias que se presentaron con el alcalde durante la presentación del plan de acción para buscar frenar el incremento de contagios de COVID-19, entre otros temas.

El asunto ahora no es a quién creerle, porque bien se sabe que la versión que se apodera de la opinión es la desfavorable, por aquello de que “la mala nueva se cree enseguida”. No obstante, una ponderada reflexión aconseja, cuando no se es testigo, a dudar de ambas. Lo que sí se puede hacer, es aprovechar la ocasión para recordar la sabiduría bíblica que habla de la virtud que debe guiar al gobernante: la prudencia. Enemiga de esta virtud es la ira, y aferrarse a ella –sentencia Buda– es como beber veneno y esperar que la otra persona muera.

Ese rifirrafe entre el gobernador y el alcalde, me recordó una entrevista que le hizo el periodista Jaime Bayly en 2018 al entonces candidato a la presidencia Gustavo Petro. En efecto, el comunicador peruano parecía estar bien informado de la personalidad de Petro: “egocéntrico, soberbio, arrogante…” Y de antemano, dio por seguro que aquello iba a ser pan comido.

Como boxeador mañoso, Bayly asumió una actitud provocadora y aplicó golpes bajos, pues no hacía preguntas sino señalamientos: su cercanía con el castrochavismo, sus intenciones de expropiación, y otras gravedades de un calculado libreto.

Además del tono de voz agresivo al preguntar, para someter al candidato. Pero si bien informaron a Bayly de la personalidad de Petro, a los asesores se les olvidó decirle que Petro era “tremendamente inteligente”. Tampoco contaba Bayly con el conocimiento que Petro tenía de sus procedimientos irreglamentarios en el periodismo. Ante la cerril causticidad de Bayly, Petro optó hábilmente por la templanza y la continencia hasta el fin de la entrevista. Los televidentes vimos salir del estudio a un Bayly mohíno despidiéndose frígidamente del candidato.

La anécdota viene al caso, porque personas que saben del origen humilde de Elías Larrahondo, hablan también de su inteligencia y de su admirable capacidad de superación. Al grado que hoy, es el primer gobernador afro del Cauca. Esa circunstancia hace que las expectativas de sus paisanos del norte y de los caucanos en general sean mayores. Pues bien, el incidente de Villa Rica, en seis meses y medio de gobierno, le debe recordar que su comportamiento en público no puede ser como el de cualquier vecino. Su alta investidura lo conmina a obrar con sensatez y prudencia. Lo llama a la templanza, que no es otra cosa que moderar el uso excesivo de los sentidos, sujetándose a la razón.

El departamento del Cauca tiene demasiados problemas, graves la mayoría. No permita, Dr. Elías, que una diferencia como la presentada en Villa Rica, y otras que sin duda vendrán, se vayan a convertir en frustración para quienes nos abrazamos a la esperanza de que con usted, el Cauca alcanzaría la paz y el progreso que se merece.

**************

Otros artículos de este autor aquí:

**************  Otros artículos de este autor aquí:
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *