Sábado, 14 de diciembre de 2019. Última actualización: Hoy

Su norte es el cacao

El lunes 18 noviembre, 2019 a las 1:44 pm

Redacción: Yaritza Cassiani.

El norte del Cauca es una tierra fértil para el cultivo del cacao, labor que durante décadas ha realizado su gente y que cada vez se ha ido fortaleciendo más gracias a las iniciativas de entidades públicas, privadas y de cooperación internacional.

Según los datos de la Federación Nacional de Cacaoteros en esta región existen aproximadamente mil pequeños productores de la agrocadena del cacao, uno de ellos es Epifanio Castro, quien ha realizado este oficio toda su vida.

Nosotros aprendimos las tareas de la finca al lado de mi padre, él nos llevaba desde muy pequeños y nos explicaba como sembrar el grano. Seguíamos sus indicaciones y a los meses uno empezaba a acariciar la mata, a echarle los abonos para que creciera bien”, comentó con nostalgia don Epifanio.

Actualmente Castro tiene una finca ubicada en su natal Guachené, sobre la vía a Campo Alegre, durante el camino nos contó algunas anécdotas de su niñez afirmando que para aquel entonces la vida era muy bonita.

Felipe Cantoní es otro de los guacheneceños que cultiva cacao, en su caso desde hace 40 años, para él es importante hacer el relevo generacional, por ello es común ver a sus nietos en la finca o a su hija como facilitadora en las capacitaciones que dictan ciertos organismos.

Cantoní explicaba al medio de comunicación Proclama del Cauca que una vez se recopilan las mazorcas se debe extraer el grano, para luego fermentarlo y secarlo, ya finalizada esta fase acude a los puntos de compra o a las agrupaciones dedicadas a la comercialización y transformación de la materia prima.

Como es el caso de la Asociación grupo Palenque núcleo Guachené, que se dedica a la comercialización del cacao en grano seco desde el 05 de agosto del 2004, es válido señalar que la misma nació con 17 personas, cifra que ha ido incrementando.

“Hoy en día contamos con 77 asociados y más de 500 agricultores en el norte del Cauca, a quienes beneficiamos con insumos y asistencia técnica gracias al apoyo de Valle en Paz y la Unión Europea, manifestó Hernel Banguero, representante legal del grupo Palenque.

Ellos negocian directamente con la Compañía Nacional de Chocolates, Grupo Nutresa y tienen como objetivo garantizar la rentabilidad económica y social de los productores, así como promover las buenas prácticas en la cosecha para ofertar un grano de calidad.

Para los afrodescendientes e indígenas caucanos su norte es el cacao, por ello pequeños productores y técnicos en los municipios de Guachené, Padilla, Puerto Tejada, Miranda, Caloto, Corinto y Villa Rica se han unido para mejorar sus condiciones.

Otro ejemplo de ello es la Asociación de Productores de Finca Tradicional Asprofinca, la cual se formó en el 2012, en el marco de los proyectos de Territorios Étnicos Productivos con una meta orientada a la comercialización, pero después se enfocaron en la capacitación a los productores y en la transformación del grano de cacao a chocolate.

Cabe señalar que en la vereda La Primavera de Villa Rica se encuentra una sede cuyo fin es mejorar las condiciones de 360 productores, a través de un proyecto que implementa la Federación Nacional de Cacaoteros; mientras que en vereda La Munda de Miranda está ubicada la planta.

Según Adán Orejuela socio de Asprofinca la iniciativa se logró gracias al respaldo del pueblo afro y por el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional USAID, al igual que la Federación Nacional de Cacaoteros, la Organización Internacional para las Migraciones OIM, ACDI VOCA, entre otros.

Para quienes ven el cacao como un camino a la sustitución de cultivos ilícitos el principal obstáculo es el bajo precio, lo cual han contrarrestado con este tipo de alianzas y con programas que lidera el Gobierno nacional.

Mientras que para Adán Orejuela este es un mecanismo de resistencia al cultivo de la caña: “Nosotros hemos tomado este ejercicio como una forma de resistencia al cultivo de la caña, pues no sabemos cómo nuestros ancestros perdieron unas tierras que eran productoras de cacao a nivel nacional, recordemos que de aquí se llevó la semilla para los santanderes”.

La Gobernación del Cauca también ha implementado estrategias en pro de fortalecer esta actividad, entre ellas destaca una gira de intercambio empresarial, realizada a través del proyecto Modelos de Negocios para la Innovación Social, de la secretaría de Desarrollo Económico y Competitividad del Departamento.

Esta se llevó a cabo en San Vicente de Chucurí norte de Santander y benefició a 17 pequeños productores de Rescate Cacaotero, otra agrupación que da fe del empeño de los nortecaucanos en avanzar en la producción, comercialización y transformación de este preciado fruto.

El cacao colombiano está conquistando los mercados internacionales, esto se pude constatar con el reconocimiento que le hicieron en el salón del chocolate en París el pasado 04 de noviembre. En un evento denominado el premio Internacional del Cacao 2019 se le catalogó como uno de los cacaos con mejor calidad en el mundo, gracias al galardón que obtuvo la granja Villa Mónica de San Vicente de Chucurí.

Por ello se espera que los proyectos de capacitación, la asistencia técnica y todos los esfuerzos de las organizaciones públicas, privadas, de cooperación internacional y de los grupos étnicos de la región que apuestan a la optimización de los procesos, se vean reflejados en un aumento significativo de la producción y por el ende en el crecimiento del sector cacaotero en nuestra región.

Su norte es el cacao
También te puede interesar
Deja Una Respuesta