ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 26 de julio de 2021. Última actualización: Hoy

“Soy contrario a las guerras, no a las insurrecciones”: Phanor Terán

El lunes 29 febrero, 2016 a las 11:27 pm

Andábamos por los pueblos del Cauca haciendo un sondeo de opinión acerca del proceso de paz y el conocimiento que tienen los ciudadanos sobre sus implicaciones actuales y futuras. Llegamos a Tunía, corregimiento del municipio de Piendamó, donde es obligado saludar a Phanor Terán, el director de la Casa de la Cultura «José María vivas Balcázar», y conocer sus autorizadas opiniones.

Dije ‘obligado’ porque no es cotidiano compartir con el destacado dramaturgo, director teatral, personalidad del arte, hombre democrático y de mente abierta, que es Henry Phanor Terán Cabrera, el palmireño que nació en 1943, y que si bien estudió en la Facultad de Derecho de la Universidad Libre de Bogotá, no terminó de abogado sino licenciado en Literatura e Idiomas en la ciudad de Cali.

Phanor Teran - Corregimiento de Tunia, Piendamó (2)

Y quisimos conocer qué pensaba él sobre nuestra propuesta para el debate: “Cualquier proceso de paz está atravesado por el problema de los territorios”, nos dijo, para adelante despacharse: “La actual estructura de la Nación no resuelve, ni resolverá, el problema de la paz”. Sin embargo, aclaró: “Por mi formación soy contrario a las guerras, pero no a las insurrecciones”.

¿Pero cuál es su formación? Se inició en el teatro universitario, de la universidad Santiago de Cali, el Teusaca, que fue para Terán no solo un proyecto político, sino un proyecto de vida, que, inclusive, lo llevó de gira por algunas ciudades de Europa y América. Luego, dirigió el Teatro de la universidad de Nariño, el Teunar, desde 1970. Posteriormente, el teatro de la Universidad Libre, y poco después fundaría un teatro independiente “La Cuchilla”, donde realizó la primera obra que pudiera considerarse estructurada: Eulalia. Era el año de 1982.

Phanor Terán también ha sido editor, impresor, organizador de festivales, talleres internacionales y nacionales, fundador de la primera librería especializada de teatro que sostuvo hasta 1994.

En 1986 se trasladó al Cauca, donde fundó Tunía teatro, edificando una sala para 100 espectadores, con los requerimientos básicos para la representación teatral. También dotó una biblioteca que hoy tiene 14000 volúmenes.

Phanor Teran - Corregimiento de Tunia, Piendamó (1)

Sus principales obras teatrales son Eulalia (1982) que ha sido montada en varios países (República Dominicana, Ecuador, Venezuela, España), Anautas (2009); Esa insondable quimera del adiós (2000) (traducida al alemán), montadas ambas en Austria; Cena de Cenizas (1994), primer premio autores vallecaucanos¸ Ana Carisina; Maromas, Adelita Ramírez, Los amantes de la jaula dorada, Episodios sobre la Tortura, Jovita Feijoo, Yeimy, Katy Uñas, el Sueño de las Naranjas, El basurero del Diablo, Esther la niña que no quería leer, etc.

Por esa formación es que Terán nos advierte: “Aquí, en lo que respecta a la paz, quieren discutir ideas, pero no discuten sobre sus intereses”. En la entrevista además afirma que “los medios masivos de comunicación distorsionan las realidades y determinan la emocionalidad de la gente”. Por otra parte, se lamenta de que la relación entre los municipios y departamentos con la Nación es deplorable y la concentración del poder en Bogotá es descomunal. Y opina: “Todas las amnistías han terminado, quiérase o no, en la muerte de la gran mayoría de los líderes”.

Campamentos Itinerantes

Finalizando el diálogo, que queda a disposición de nuestros lectores en el video que encabeza esta presentación, Phanor Terán informa que se reunió con Milton Arango, vicerrector de cultura de la Universidad del Cauca, para definir unas prácticas teatrales que se realizarán en Santander de Quilichao, “no solo al interior de la universidad, sino hacia la comunidad, inclusive de los municipios vecinos”. Serán lo que él ha llamado “campamentos itinerantes”, que se realizarán en el mes de mayo, para familiarizar a las poblaciones con la actividad teatral tanto en la presentación de obras, como en el intercambio con otros saberes artísticos, con nuestro quehacer, con nuestra propia imagen, con nuestro contacto directo con las zonas rurales y urbanas, haciendo desfiles, exposiciones, performances, talleres, dinámicas. Así conocemos una realidad que todos desconocemos: el Cauca profundo del campesino en su parcela mirando el atardecer”.

Igualmente anunció que con la Defensoría del Pueblo se ha diseñado un programa para instrumentar el teatro de tal manera que a la gente le sirva para reflexionar sobre sus propias realidades. Se realizará el 20 de abril del presente año.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?