ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 8 de diciembre de 2019. Última actualización: Hoy

Sostenibilidad y tecnología

El domingo 14 octubre, 2018 a las 7:07 pm

Sostenibilidad y tecnología

Sostenibilidad y tecnología

Sostenibilidad y tecnología

Alejandro Guzmán Maldonado*

La caída de los precios del azúcar preocupa al sector azucarero y lo obliga a implementar estrategias para evitar una crisis. En este artículo propongo un enfoque tecnológico que incluya en sus análisis dos dimensiones: costos de producción y conservación del medio ambiente.

El concepto de sostenibilidad que trabajamos es dinámico. Es decir, toma en cuenta las diferentes transformaciones sociales, políticas, económicas y ambientales pero sin ocasionar una crisis en el sistema. Por ejemplo: una hambruna, una situación de inseguridad contra la vida o un abuso del poder del Estado.

El concepto de tecnología que manejamos hace referencia a las diferentes formas en que se pueden combinar los factores de producción (tierra, el capital y el trabajo) teniendo en cuenta el modelo de intervención del Estado. Por ejemplo, una tecnología campesina de subsistencia, una tecnología empresarial de acumulación de capital o nuevas políticas públicas focalizadas que promuevan la diversidad productiva.

El desarrollo y el progreso de la región del valle del rio Cauca en buena medida se deben al apoyo del Estado Colombiano. Actualmente el organismo de investigación y desarrollo del sector Cenicaña trabaja en la transferencia de tecnologías que pueden mejorar la productividad del sector. Algunas son: el riego por goteo, los tractores con GPS, los drones para monitorear los cultivos o los monitores hídricos. Sin embargo, es importante complementar la transferencia tecnológica con un análisis de costos de producción y de conservación ambiental. Estas dos dimensiones deben ser zonificadas geográficamente y estratificadas socio económicamente para que realmente haya un impacto en la rentabilidad de los productores y así poder para asegurar un desarrollo sostenible en la región del valle del rio Cauca.

Un buen ejemplo que describe y explica la idea que se quiere argumentar se encuentra en la región norte caucana. La cuenca hidrográfica del rio Cauca en la región norte caucana tiene unas características hídricas y de suelos especiales. A la altura del norte del Cauca llega el río por primera vez al valle. Se forman suelos húmedos con ríos subterráneos y abundantes ciénagas que retienen y conservan el agua. Al mismo tiempo estas tinajas naturales evitan que rápidamente drene el agua y se erosionen los suelos ocasionando inundaciones. La ANDI (Asociación Nacional de Industriales) y la CRC (Corporación Autónoma Regional del Cauca) son conscientes de cómo los ecosistemas deben ser conservados para que pueda haber una producción sostenible de caña de azúcar.

Con este objetivo tanto la ANDI como la CRC (y el Ministerio del Medio Ambiente) han puesto a disposición de los productores una serie de beneficios tributarios que incentivan la conservación del medio ambiente. Por otro lado, los incentivos que generan estas políticas del Estado están orientadas a mejorar la diversidad y la rentabilidad agrícola regional teniendo en cuenta cultivos complementarios que son igual o más rentables que la caña de azúcar. Por ejemplo, el cacao, la yuca o el silvopastoreo. La estrategia es que aumente la diversidad agrícola con tecnologías que se ajustan a una estructura productiva heterogénea como la norte caucana. En otras palabras, hacer de la diversidad cultural una diversidad tecnológica y de conservación ambiental.

El norte del cauca tiene la ventaja comparativa para el cultivo de caña de azúcar a pesar de tener tierras marginales por sus suelos ácidos y húmedos. Este hecho le permite aprender de la experiencia de otras zonas azucareras completamente cultivadas y con poca agua para tomar mejores decisiones que sostengan el cultivo de la caña de azúcar pero que implementen tecnologías sostenibles para una región, como es el caso de las nuevas normas para la conservación del medio ambiente y la diversificación de la producción.

***********************

  • Alejandro Guzmán Maldonado es Economista de la Universidad de los Andes y Magíster en Investigación en Estudios Latinoamericanos, énfasis Economía del Instituto de Altos Estudios para América Latina, unidad mixta bajo la doble tutela de la Universidad Sorbonne Nouvelle Paris 3 y del CNRS (Centro Nacional para la Investigación Científica). En su trayectoria profesional ha trabajado la línea de investigación de economía agrícola.
Deja Una Respuesta