Titulares de hoy:    

Fragmento de la novela “Entre samanes”: Quilichao de los 70     ~    

En GdO trabajamos para superar las expectativas de los clientes     ~    

Municipios del Valle ya cuentan con biológicos para iniciar a vacunar     ~    

Inició fase de vacunación con adultos mayores de 80 años en Cali     ~    

¿Qué hacer con los residuos en vacunación?     ~    

En circulación Edición Impresa # 432 de Proclama Cauca y Valle     ~    

Llamado de auxilio de habitantes Vda/Santa Bárbara y aledañas     ~    

Guachené: Pacto ciudadano por la educación     ~    

Polémica por Pacto por defensa de la Vida, la Paz y el Territorio     ~    

Hospital Universitario San José recibió donación de equipos biomédicos     ~    

Se distribuirán las otras 50 mil vacunas     ~    

Descuento del 60% por pago de comparendos en Popayán     ~    

Habilitan canal de comunicación para solucionar dudas sobre vacunación     ~    

Desapariciones y desplazamientos, el pan de cada día en Buenaventura     ~    

Cinco proyectos de Unicauca son financiados por el Sistema General de Regalías     ~    

Falsos positivos, ¿Quién dio la orden?     ~    

Formulan cargos a exalcalde de Quilichao por prevaricato por omisión     ~    

Continúa búsqueda de solución al problema de alumbrado público en Quilichao     ~    

COVID-19 interrumpió Las Voces del Secuestro     ~    

Clima y COVID-19 empobrecen a Centroamérica     ~    

Viernes, 26 de febrero de 2021. Última actualización: Hoy

SOBRE LOS HEROES

El miércoles 2 marzo, 2011 a las 3:01 pm
Gustavo Adolfo Constaín Ruales
Bolívar, ¿estás orgulloso de nosotros?, creo que no. Y creo que no porque diste tu vida, tu tranquilidad, tu fortuna a la gran causa americana, la patria virgen amada del universo, Latinoamérica. Viviste con sacrificio para enseñar con el ejemplo, pero los hombres no oyen el llamado, solo oyen su propia voz. No saben qué es belleza, ni gallardía, ni perfección. El pan se acumula en los grandes banquetes y siempre escasea en la mesa del humilde y la justicia tiene tapada los dos ojos.
Querías un imperio, no en el sentido de la conquista para avasallar, era para guiar a los hombres. Un pueblo que se uniera a la humanidad para estar en el conjunto de naciones, pero también para defenderse si el mundo la ofendiese como dijiste, pero en el presente los países se pelean tu gloria y confunden tu mensaje.
Pretendías una patria de guerreros como en Esparta, valientes y dispuestos. Pero la valentía hoy es terrorismo y la disposición es avaricia.
Soñabas con una tierra de poetas, con la poesía que promete, ahora esa poesía es perseguida, es peligrosa.
Idealizabas un hogar de alucinados por la tierra sacra que los vio nacer, pero el hermano vende al hermano y se roba a la patria y se trafica con sus penas.
Ansiabas un terruño de creyentes en lo imposible, pero en nuestros días hay fanáticos que construyen sobre huesos y sangre. Se cree más en los partidos que en la metafísica de la patria, nadie nace jamás miembro de un partido político. Todos nacemos miembros de una familia, nacidos del mismo suelo, honrando a los viejos.
Anhelabas un país noble como Francia, a la cual admirabas por su el honor y el estilo caballeresco. Pero en el presente el honor se vende al mejor postor y ser caballero es ser necio. Ahora solo hay cobardes que secuestran.
Perseguías que los hombres lideraran a tu pueblo, pero estos hombres aquí y ahora como antes, son también sacrificados, vilipendiados. Se hacen estatuas, fiestas nacionales, puentes y estatuas con sus nombres. Pero no se les honra cumpliendo con el deber de seguir su obra y castigar a los culpables y se sirve de la memoria de los caídos para la mentira, para el juego, para la treta. Encuentran inoportuno tu recuerdo y el de tus leales, de este lado del sur, del amado sur, no son tantos, porque la lista es corta. Son pocos los llamados a la gloria.
Amabas la unión y ahora regiones quieren independizarse, no respetan los pergaminos de la República, adoran los edictos reales, hacer repúblicas de marionetas, porque lo hermosísimo los aburre, les da pereza, solo quiere su propio plato lleno. Tu no eras anti nada y los nuevos creyentes son anti todo como si la libertad fuera demente.
Y en América, en nuestra América ya no hay razas, si hay al contario una nueva estirpe que se volvió más pura al mezclarse con sus iguales. Como el mismo vasco Bolívar que le tocó elegir entre la ley de la sangre y la ley de la tierra y que solo él, el gran guerrero las juró en América.
Bolívar Padre y tus nobles, no creo que estés orgullos de nosotros, de esta patria fácil, corriente y sensual y nos miras desde el cielo de los guerreros, del Walhalla de los puros, con profunda tristeza y abandono.
Marzo 02 de 2011, Año de Nuestro Señor
Leer más…
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?