ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 1 de junio de 2020. Última actualización: Hoy

Siglas de grupos ilegales también son cobijadas por normas

El viernes 10 agosto, 2012 a las 11:17 am
Por Jairo Cala Otero / Periodista autónomo – Cultor del español
Apreciado lector: ¿Son familiares para usted titulares de prensa como los siguientes?:
«El norte del Cauca es afectado por hostigamientos de miembros de las Farc».
«Neutralizados cinco terroristas del Bloque Magdalena Medio de las Farc».
«Cayeron dos guerrilleros del Eln en Santander».
«Aparece video con pruebas de supervivencia de contratistas secuestradas por el Eln».
No hay duda de que sí son rutinarios tales titulares periodísticos. Y son normales, a decir verdad, porque apenas reflejan una realidad nacional; cruda, pero realidad. No habría razón para intentar la tontería de pretender tapar el Sol con una mano.
La que no tienen correcta esos titulares es la escritura de las siglas FARC y ELN. Están en letras minúsculas después de su inicial, lo cual contraviene la norma ortográfica.
Me di a la tarea de indagar por qué se usan tales grafías, y encontré, fundamentalmente, tres razones (algunos periodistas «arman razones» a su antojo). 
  1. Algunos me explicaron que las escribían así porque a partir de tres letras que las compongan las siglas deben escribirse de ese modo. ¡Falso! A partir de cuatro letras es la indicación, no de tres.
  2. Otros me advirtieron que «como se trata de siglas de grupos al margen de la ley» tocaba mermarles protagonismo (¡!).
  3. Y los menos, dijeron que escribían tales siglas en minúsculas «para no darles importancia, porque se trata de grupos terroristas». 
Pero sucede que las normas gramaticales no hacen disquisiciones como las aquí anotadas. Apenas hablan de cómo se deben escribir las siglas.
Es bueno, pues, desvirtuar las sinrazones expuestas:
  1. En ninguna parte, las normas mencionan que si son grupos ilegales gramaticalmente deben recibir un tratamiento diferenciador. ¡Qué tal que así fuese! Como para apagar e irnos.
  2. Tampoco las normas gramaticales señalan que las siglas en mayúsculas existen para conferirle protagonismo a alguien. Las siglas son composiciones abreviadas de nombres largos de diferente naturaleza. El protagonismo, a veces, se lo otorgan ciertos medios de comunicación, al concederles excesivo espacio e importancia a las acciones ilegales de esos grupos. ¡Es distinto!
  3. Para no darles importancia a tales grupos guerrilleros ─como arguyen algunos periodistas, con no poca razón─ lo más sensato ¡es no mencionarlos! Podría comenzarse por las oficinas de comunicaciones de las Brigadas del Ejército, y de la Policía; a lo mejor la táctica se vuelve «bola de nieve», y mucho beneficio recibiría todo el país. Esos grupos clandestinos subsisten gracias a la propaganda gratuita que reciben de algunos sectores de la prensa, cada vez que sus «chicos» los mencionan. Desconózcanlos, y verán los grandes efectos a favor de la sociedad.
Noticiosamente es válido hacer referencia a un hecho protagonizado por esos individuos. Es el carácter informativo lo que impone que así sea, por el derecho que tienen los ciudadanos a ser informados. Pero para no citar el nombre del grupo se podrá acudir a giros como: «Una organización clandestina…»; «Un grupo terrorista…»; «Guerrilleros (…) en Arauca / Norte de Santander / Cauca….», etcétera.
Al enfatizar sobre las mayúsculas en las siglas, dice la norma: «Es preciso escribir enteramente en mayúscula las siglas y algunos acrónimos: ISBN, OTI, ONG. Se escriben en minúscula, en cambio, los acrónimos que el uso ha convertido en sustantivos comunes: láser, radar, ovni, sida. Cuando los acrónimos son nombres propios y tienen más de cuatro letras, solo se escribe en mayúscula la inicial: Unicef, Unesco, Caracol, Ecopetrol, Aseduis». (Se han añadido tres ejemplos de instituciones colombianas, para mejor ilustración).
Un principio elemental de la publicidad señala que «si se quiere vender, hay que anunciar»; o lo que es lo mismo: «si no se anuncia, no se vende». Por eso, las grandes empresas no cesan de anunciar publicitariamente sus bienes o servicios: para no caer en el olvido de los compradores. (Como el caso de Coca Cola, pese a tener fama mundial).
Trasladado ese principio al ámbito de las noticias sobre guerrilleros o terroristas (o como se los llame) la esencia será la misma; los resultados, los mismos. No los mencione nadie, y algún día no lejano muchos comenzarán a preguntar: «¿Se acabó el grupo tal por cual?». ¡Porque se extrañarán de no escuchar más la mención de su nombre en los medios periodísticos! Y a partir de ese día, no tendrán que «atormentarse» los redactores de noticias de desorden público sobre cómo escribir sus siglas, pues ya no será necesario aplicar la norma ortográfica.
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
CURSO DE REDACCIÓN POR CORREO
Un curso básico de redacción está ahora a su alcance.
Se trata de un programa sencillo, práctico y útil que podrá ser seguido regularmente, sin asistir a aulas de clase, ni replantear horarios dedicados a otras actividades. Usted planifica su tiempo de estudio frente a la pantalla de su computadora.
El programa está concebido como una herramienta práctica, que dota de capacidades reales a las personas para concebir y redactar documentos. Su esencia es la normativa gramatical, base ineludible para redactar bien cualquier texto.
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
Escriben los lectores
Cordial saludo:
Don Jairo, le agradezco muchísimo por haberme enviado los boletines. Para mí son un verdadero tesoro.
Gracias por ayudar a preservar la integridad del idioma más hermoso y complejo del mundo. Mis sinceras felicitaciones por tan loable labor.
Atentamente,
Héctor de León Bedoya
**
Señor Jairo Cala:
Mil gracias por sus correos, de verdad son excelentes. Ojalá todos estuviéramos preocupados por el rescate de hablar, escribir y leer bien.
Gracias.
Blanca Esperanza Jáuregui
Docente de Cúcuta
**
Señor Jairo Cala:
Le agradezco toda esta valiosa información que usted ha compartido en sus boletines, amablemente; para mí han sido de mucha utilidad. Le informo que este material pedagógico lo estoy aprovechando al máximo con mis estudiantes y también con mis compañeros del colegio.
Derly Márquez Estévez
Docente de Cúcuta
**
Mi estimado Jairo Cala:
Es una honra contarme como una de tus amigas, pienso que en cualquier momento tendremos la alegría de volvernos a ver y saludarnos personalmente; aunque para mí es un placer que me alaga, encontrar tus mensajes.
El último de tus correos, como los anteriores, es nutrido en enseñanza; pero el humor que les pones hace de ellos una fuente de diversión. Ingenioso, divertido.
Tu bondad es infinita. Dios te siga bendiciendo, pienso que si hubieses nacido en tiempos en que se escribió la Biblia, Dios te hubiese escogido para ser uno de sus escritores. Gracias por tu maravillosa intención de poner a favor de todos el acervo de tus conocimientos.
Honrosamente, tu amiga cercana al corazón.
Sonia Mª Ramírez C.
**
**
CRÓNICAS Y REFLEXIONES
Ahora puedes leer mis artículos reflexivos y mis crónicas periodísticas en el blog: cronicasyreflexiones.blogspot.com
¡Visítame!
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta