Domingo, 16 de mayo de 2021. Última actualización: Hoy

Siempre se dijo: besar es cosa de maestros

El martes 13 abril, 2021 a las 3:02 pm

Siempre se dijo: besar es cosa de maestros.

Guillermo Romero

Hasta los besos los prohibió la pandemia que ya lleva un año azotando al mundo. Ahora toca con tapabocas. Mejor, ni eso. Con distanciamiento social. A punta de dibujos o de muñequitos que ofrece el celular.

Enamorados y amigos reflexionarán sobre el tema este 13 de abril, Día Internacional del Beso.

El sin igual cantante español de pasodobles Manolo Escobar decía en su canción “El beso en España” que la española cuando besa, “es que besa con verdad y a ninguna le interesa besar con frivolidad” y agregaba en su tonada que “sólo en ella el beso encierra armonía, sentido y valor”.

Una vez le preguntaron a un picaresco chispo, ¿en qué consiste la acción de besar? Antes de libar una deglución doble anisada, contestó: “Es cuando el sujeto sujeta a la sujeta con su jeta”.

Un noble pretendiente le decía a una guapa treintañera: “Te apuesto un beso a que vas a querer otro”.

En el 2012, en Tailandia a una programadora de televisión se le ocurrió organizar un certamen con parejas besándose y buscar una meta en tiempo. Cada año repiten la odisea y hasta el momento, quienes más han juntado sus labios en un prolongado ósculo tienen un récord de 58 horas. Las yuntas que se inscriben deben llevar documentación en la cual se demuestre que están plenamente casados y que tienen resistencia para aguantar a estar de pie por lo menos dos días.

El programa fue imitado en otras latitudes y en Guanajuato, México, lo hicieron como una protesta porque no se permitía besar en la calle.

Dependiendo de la familiaridad y la expresión de cariño, un arrumaco se puede dar en la frente, la mejilla, la mano o en los labios y representa un lenguaje universal que estrecha vínculos entre las personas.

Según los neurocirujanos los besos reducen los niveles de cortisol aumentan los niveles de oxitocina.

Durante muchos años, miles de parejas iban al cine con el fin de aprender cómo las grandes figuras del séptimo arte se demostraban su cariño de esta manera. La escena final de “Casablanca” cuando Bogart se despide de la despampanante Ingrid Bergman es quizá una de las más recordadas y su despedida para decir que “siempre les quedará París”. Le siguen momentos de pasión como “Lo que el viento se llevó”, “Titanic”, “Mujer bonita”, “Gost” y hasta los de dos perritos “La Dama y el vagabundo”. Hay mimos breves o de película, como el del “En el ejército ahora”, en el que Regis Toomey y Jane Wyman se hocican durante tres minutos y cinco segundos.

Las parejas tienen todo tipo de besos que van desde el beso en un solo labio, en los dos, en la mejilla, el francés, el tornillo, el hombre araña, el del mordisco, el pico, el mariposa, el huracán, el sin aliento, el nunca me olvides, al son del tren y el del ángel.

“Un beso es también una experiencia excitante, maravillosa y, ocasionalmente, inesperada; pero jamás debemos olvidar que los besos apasionados, además de los sentimientos y sensaciones que transmiten a la pareja, son también una forma fácil y eficiente de diseminar enfermedades infecciosas”, explica el doctor Fred Lozano Rojas del Equipo Ginecología y Obstetricia de la Unidad de la Mujer.

“Cuando besamos a alguien, la acción deglutoria de la lengua permite que la saliva contaminada llegue hasta la garganta y, desde allí, penetre al organismo y produce infecciones, tales como la mononucleosis infecciosa (enfermedad del beso) causada por el virus del Epstein-Barr (EBV) y el citomegalovirus (CMV); aunque también existen bacterias, como por ejemplo el Streptococcus, que pueden adherirse a la superficie interior de las mejillas, la boca, la lengua o los dientes, causando infecciones de las encías y de la garganta (amigdalitis)”, agrega el especialista.

Otras enfermedades que se pueden transmitir son los herpes, HIV y hepatitis.

Las infecciones más comunes transmitidas por el beso, aunque no se consideran ITS –infecciones de transmisión sexual–, son la mononucleosis infecciosa, el resfriado común, algunos parásitos estomacales y la infección de la garganta por estreptococo.

Como dato curioso, las mujeres en situación de prostitución odian los besos en la boca y se vio en la película “Mujer bonita”, donde la protagonista rechazó el intento de su seductor.

Así es que si va a dar un buen beso, prepárese muy bien con anticipación. Besar no es tan fácil. Es obra de maestros.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?