Domingo, 25 de febrero de 2024. Última actualización: Hoy

Si tan sólo supiera…

El martes 1 febrero, 2022 a las 10:19 am
Imagen cortesía de: www.elconfidencial.com

Si tan sólo supiera…

Por: Mauricio Salgado Castilla @salgadomg

Por: Mauricio Salgado Castilla @salgadomg

El tablero verde estaba cubierto de fórmulas químicas, esperando encontrar un elemento faltante para que la reacción funcionará. Roberto, químico de profesión, llevaba muchos días trabajando, ahora cuando la fecha límite para terminar el proyecto se acercaba, se sentía enfermo.
Finalmente no le había quedado más remedio que aceptar practicarse una serie de exámenes, lo más preocupante, era que ninguno de ellos mostraba a qué se debían sus diferentes dolencias, tenía problemas de digestión, su espalda le dolía como nunca, sí lo olvidaban las cosas más sencillas de la casa, por lo que varias veces terminaba en discusión con su señora, cuando parecía incapaz de hacer algo tan sencillo cómo comprar pan y leche para el desayuno, ahora para completar, estaba perdiendo su pelo y su piel mostraba laceraciones, todo ese cuadro, correspondía a varias enfermedades terribles, sumado a la posibilidad de contagiarse del virus y el no lograr terminar su investigación a tiempo ocupaban gran parte de sus pensamientos en la noche.
Pero sin duda su figura al verse en el espejo viendo como le faltaba pelo y su piel dañada como si sufriera algo terrible, fue lo que lo obligó a consultar a un muy renombrado y costoso especialista.
El doctor, miró el voluminoso folder lleno de toda clase de exámenes meticulosamente ordenado por fechas y especialidades, levantando la mirada con una sonrisa el doctor dijo, lo primero que te digo es que no tienes una enfermedad terminal, parecía un comentario fuera de contexto, pero la cara de alivio de Roberto indicó que era el comentario preciso. Antes de decirte lo que padeces tienes que comprometerte a seguir el tratamiento; pero doctor yo soy un hombre de ciencia no me voy a comprometer a algo que ni siquiera sé… de que se trata, el médico le contestó: precisamente como no sabes lo que tienes, es que estás cómo estás, dijo de manera cierta el doctor.
Roberto, abrió la boca asombrado, esas palabras enigmáticas para él, que estaba al borde de uno de los descubrimientos científicos más importantes de la química, lo aventuraron a decir que se comprometía…
El doctor con palabras pausadas y serias, expresó: “Roberto padeces de una gran deficiencia de oxitocina”. Roberto quedó aún más desconcertado, de todas las enfermedades que había consultado en internet, no había encontrado ninguna referencia a lo que oía, se aventuró a decir, según recuerdo de mis cursos en la universidad, la oxitocina es una hormona que producen las mujeres cuando tienen bebés y les dan pecho, ahora el doctor sonrió, Roberto estás en lo cierto, pero para bienestar de nosotros los hombres también la producimos, la vida que tienes sin duda alguna es una muy interesante, tienes familia, un trabajo que reta tu mente, pero también vivimos amenazados por la inseguridad, el contagio del virus, problemas económicos en el mundo, todo esto hace que produzcas una hormona muy importante: el cortisol, necesaria en momentos de emergencias y peligro, pero también puede tener en la vida moderna un impacto muy negativo en la salud; cómo es eso? preguntó Roberto, si mi cuerpo la produce debería ser buena, rápidamente el doctor le replicó, precisamente Roberto, tú lo has dicho debería serlo.
El doctor prosiguió, imagínate que estás en tu laboratorio y en pleno experimento escuchas la alarma de incendio, de inmediato recibes una descarga de adrenalina y de cortisol, una vez has salido corriendo del edificio, alguien se acerca y te dice, Roberto fue una falsa alarma, no hay de qué preocuparse, puedes regresar a trabajar.
Aunque solo han pasado cinco minutos desde la alarma, el cortisol y la adrenalina en tu cuerpo, pueden demorarse hasta seis horas en eliminarse. Estas dos hormonas te preparan para salir corriendo, sin en ese momento tenías hambre, la dejas de sentir, tu corazón se acelera, estás listo para hacer cosas, es algo similar cuando te enfrentas a un robo, o cuando ves una noticia en la televisión o una película de miedo, para el cerebro, en la mayoría de los casos, no hay diferencia entre lo real o lo presentado en una película, YouTube o un videojuego.
Por muy responsable que seas con tu trabajo no vas a poder concentrarte de la forma como estabas antes de la alarma, en ese estado, el cerebro altera las conexiones, sobre todo, las que tienen que ver con la parte frontal de tu cerebro, qué es dónde está la empatía, el criterio, el juicio.
El cerebro está preocupado en preservar tu vida, no recordara que es hora de almuerzo, ni que debe enviar los nutrientes necesarios para tu pelo o para tu piel, sí, ese estado se mantiene día tras día, pronto tendrás todas las “itis” posibles: gastritis, amigdalitis, artritis, sentirás dolor en todas las articulaciones, será fácil que te dé una gripa. Roberto en este momento, entendió perfectamente que el doctor estaba describiendo su vida día a día, el nivel de estrés sano se había convertido en un estrés que le afectaba toda la vida.
Roberto descorazonado, dijo, pero, ¿Cómo hago? Yo tengo que cumplir con mi trabajo, ya casi no tengo tiempo, pero también tengo que cumplir con las obligaciones de la familia, dígame cuál es el tratamiento y yo lo haré, no importa lo costoso que sea, yo pagaré esos medicamentos.
Ahora el doctor con una amplia sonrisa, le dijo: ¨lo último que necesitas es dinero¨
Primero, necesitas 8 abrazos al día. El doctor Paul Zac, conocido como Dr. Love, después de extensos estudios encontró que cada vez que recibes un abrazo, recibes una descarga de oxitocina, que ayuda a contrarrestar el cortisol de la misma forma, que es lo que sucede cuando una mujer le da pecho a su bebé.
Segundo, reírte de verdad. No tiene que ser por largo tiempo, pueden ser 10 minutos bien aprovechados, busca qué te produce risa, algo especial para ti y lo puedes repetir todas las veces que sea necesario.
Tercero, hacer algo bueno por alguna persona que ni siquiera lo espere, puede ser un total desconocido, a veces una pequeña obra tuya puede resolver una gran necesidad de alguien, la empatía la compasión, el ayudar genuinamente, en dedicarle unos minutos a hablar con una persona puede ser una gran diferencia, eso produce verdaderos torrentes de oxitocina.
Cuarto, hablar y hablar, pero no de temas banales como el estado del tiempo o la situación de inseguridad, hablar de algo que te apasione, que no esté relacionado con tu trabajo, puede ser un deporte, un hobby, algo que te haya asombrado. Si no tienes con quien hacerlo, hazlo contigo mismo, puedes caminar en tu casa, en tu propia oficina, habla como hablarías con un buen amigo.
Quinto, ejercicio, no tienes que ir a un gimnasio, puedes caminar en tu propia casa mientras hablas, subir las escaleras de tu edificio, buscar un parque tranquilo, donde la risa de los niños, el corretear de los perros y el trinar de los pájaros, distraigan tu mente mientras caminas.
Sexto, lo dejo de último, pero, es tan importante como cualquiera de los otros; tener una buena relación de pareja, crear y mantener un ambiente de cordialidad, dónde las palabras amables, sean el inicio de las conversaciones, dar las gracias cuántas veces sea necesario, usar palabras mágicas como, por favor, agradezco, aprecio tu ayuda; sin duda alguna tienen efectos positivos en tu mente y descubrirás que automáticamente hacen efecto en tu cuerpo. Hacer el amor verdaderamente, produce oxitocina para los dos.
Ya sé, que me vas a decir que no tienes tiempo, pero este tratamiento hará que tu mente se enfoque en lo que realmente vale la pena, tú capacidad de tomar decisiones mejorará y podrás analizar y resolver problemas, esto se vuelve más importante que todo lo que me has dicho que tienes que hacer en tu trabajo y tu familia, pronto descubrirás que te sobra tiempo
¿Está listo para ponerlo en práctica?.

******************************************************

Lee otros artículos de opinión aquí:

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?