Martes, 9 de agosto de 2022. Última actualización: Hoy

Será muy dura la confrontación

El lunes 12 julio, 2021 a las 12:56 pm

Será muy dura la confrontación en la próxima campaña política

Nelson Paz Anaya

Van pasando la pandemia, las vacunas… Las recomendaciones y el susto contribuyen a mermar el contagio. De igual manera la protesta, al menos en sus manifestaciones callejeras, disminuyó por el rebote económico de los taponamientos contra los mismos sectores medios y nacionales y apaciguó la tempestad de la inconformidad. Ambas situaciones demuestran madurez en la población, como nunca antes en la historia. En el primer caso por la salud, en el segundo por la política.

La confrontación liberal-conservadora de la Guerra de los Mil Días nunca tuvo otro motivo que debilitar a las fuerzas armadas y a la opinión pública nacional, a fin de menguar la capacidad de protestar frente al interés de propiciar la separación del Istmo de Panamá, con el ferrocarril que construyó Colombia y al canal iniciado, todo por el imperialismo norteamericano.

La Masacre de las Bananeras se produjo porque los trabajadores de la multinacional no percibieron que la protesta los llevaría a la muerte por las circunstancias específicas del momento, en el cual el mando de esa fracción de las fuerzas militares estaba bajo la “orden” de la compañía extranjera.

Sobre la violencia desatada antes y después del nueve de abril, la historiografía ha demostrado cómo más allá de los asuntos partidistas, estaban otros intereses como el del acaparamiento de la tierra, el comercio y otra clase de negocios y de intereses hegemónicos que se han reproducido a través de los tiempos haciendo daño por igual a los habitantes de todos los bandos y partidos, confrontación que solo benefició a un diminuto grupo de familias que acapararon el país, de allí la cultura mafiosa que campea.

La intencionalidad de atribuir al gobierno de turno la responsabilidad de la problemática nacional, no es una posición seria, es distractora. Lo de hacer es la exposición de las causas y razones que han llevado a la nación a la situación actual. Es necesario soportar el discurso de nación en datos y estadísticas, que tienen entidades estatales, privadas e internacionales y los medios de comunicación.

La discusión, para ser responsable con el país, debe centrarse en la formación de una consciente opinión nacional basada en el conocimiento profundo, pero explicado con modelos elementales que le den claridad a todos los ciudadanos, aun a los menos letrados, de cómo han operado y cómo actúan los diversos instrumentos de política económica para llegar a la situación del Estado colombiano, con una deuda superior al 60% de lo que recauda por el Producto Interno Bruto, es decir la sumatoria de la producción de toda la nación.

Por qué el Estado tiene que estar en permanentes presentaciones de reformas tributarias, para poder cubrir el pago de la deuda y del funcionamiento a pesar de las jugosas rentas percibidas por la explotación del petróleo y los demás minerales, sumado a los ingresos por concesiones y otros recaudos.

De alguna manera la misma pretendida diferencia o discrepancia entre la llamada derecha o izquierda, representada en el Centro Democrático o la Colombia Humana, se quedan cortas en las exposiciones de sus razones y fundamentos, porque caen en la utilización de las emocionalidades, en los tradicionales sectarismos y en el fervor del momento, sin concentrarse en la pedagogía de la historia que es lo que requiere la población para poder construir una verdadera democracia.

Los dirigentes políticos que pretenden armar la línea de centro, ante la polarización de la población, se encuentran con la dificultad de que en su mayoría han participado de algunos gobiernos, desde luego de partidos políticos y movimientos, han tenido posiciones difusas en asuntos cruciales como las referentes a los Acuerdos de Paz, a la presencia del paramilitarismo, a la corrupción, a la politiquería y al clientelismo.

La economía viene cada día con peores resultados y se repite, no es un asunto coyuntural, es el modelo el que está en crisis hace décadas, desde antes del Frente Nacional, porque no se han dado políticas públicas para la igualdad, el equilibrio, la justicia, la posibilidad para todos, sino que el aparato electoral ha funcionado a punta de plata de allí la corrupción y en esa culpa a todos corresponde una responsabilidad.

¿Cómo se acaba la producción nacional en beneficio de las cuatro importadoras de abonos por los precios y cómo los mismos capitales financieros son de las importadoras de alimentos que acaban la producción agropecuaria nacional?

*********************

Otras publicaciones de este autor en Proclama del Cauca y Valle:

Nelson E. Paz A.
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?