Jueves, 22 de febrero de 2024. Última actualización: Hoy

Semana delira con que Suárez eternice su histórico atraso

El sábado 27 enero, 2024 a las 10:40 pm
Semana delira con que Suárez eternice su histórico atraso
Alfonso J Luna Geller

Tal como se ha venido demostrando a través de varios informes y editoriales de Proclama del Cauca y Valle, en Colombia continúa a toda marcha la ejecución de la estrategia ordenada por ocultos líderes del gran capital multinacional a los empresarios del periodismo masivo que tiene por finalidad impedir el cumplimiento de las reformas propuestas y financiadas en el Plan de Desarrollo ‘Colombia, potencia mundial de la vida’, del presidente Gustavo Petro.

Los periodistas contratados por los poderosos patrones para ejecutar la tenaz persecución al Gobierno que remplazó los casi 200 años de un sistema implacable y violento, de corrupción política y administrativa estereotipadas, no cejan en su tarea diaria de estigmatizar, deslegitimar y denigrar cotidianamente del pueblo representado en las autoridades elegidas para formalizar el Gobierno del Cambio.

En esa ignominiosa labor en que convirtieron al periodismo que se ejerce desde los grandes medios colombianos de radio, prensa T.V. y redes sociales, sin pena ni escrúpulos, llevan un año, cinco meses y veinte días. Lo despiadado del asunto es que el cometido de aquel mandado tendremos que soportarlo por más de dos años y medio, tiempo que falta para completar el periodo legal de Petro presidente.

En simultánea, se va armando el tinglado adonde están sacando a bailar a los posibles candidatos que han de “recuperar” el poder político que siempre monopolizaron y los ha favorecido, por excluyente y exclusivo.

Todo ha sido sistemáticamente coordinado a través de otras instituciones que tienen igual misión interesada, como la Fiscalía, la Procuraduría, que utilizan, no para impartir Justicia y Disciplina, sino para, abusivamente, formar presuntos aspirantes a la Presidencia.

Inclusive, desde el interior del mismo Gobierno hay quienes contribuyen al oprobio, por conducto de empleados medios, algunos de carrera administrativa, que quedaron incrustados en el Estado desde gobiernos anteriores.

Hoy, por intermedio de una reconocida periodista que tienen al servicio de sus egoístas intereses, se inventaron en Semana un supuesto “escándalo” por obras de adecuación de vías en el municipio de Suárez, con la disculpa que se realizan cerca de la vivienda familiar de la vicepresidenta de la República Francia Márquez.

Para soportar la infamia, Semana llama a declarar a un representante a la Cámara, que hasta ahora, desde el día en que lo eligieron, me recordaron que existía en el Congreso. Por su timidez, impreparación, falta de liderazgo, desconocimiento e inconexión con las realidades sociales de la región que supuestamente representa, nunca lo había escuchado como parlamentario, si acaso, lo sospechaba en la nómina. Por lo que sale en esa revista, se llama Juan Pablo Salazar Rivera, que según dicen, es de Suárez.

Pues, a este señor lo retaron y cooptaron, igual que hicieron, en otras ocasiones, con otros similares a él como Polo Polo, Jota Pe, Manguito y otras marionetas humanas que por chiripa han llegado al Congreso, y que para no hacer el ridículo prefieren callar en sus curules.

Salazar aceptó criticar obras realizadas en su propio territorio, en una noticia construida en Bogotá, en los escritorios de Semana.

La nota sale acompañada de generalidades sin soporte serio, pero que la hacen parecer creíble: “líderes cívicos indignados”, “varios presidentes de juntas de acción comunal y asociaciones campesinas”, “la población en Suárez dice…”, “grupos comunitarios de Suárez aseguran…”, “un trabajador de la obra y el contratista, quienes prefieren mantener su identidad bajo reserva”, en fin, lugares comunes para saltarse la atribución a fuente directa y responsable.

Los redactores de Semana, en su necesidad de sustentar la desinformación y polarizar a la sociedad, se duelen porque se reparan vías, y evidencian odios ancestrales: ¡son las que conducen a la vereda Yolombó, por donde transita la vicepresidenta Márquez!!!

Hay que recordarles que “las trochas de la zona que siguen sin ser reparadas” es un asunto que viene desde muchos gobiernos anteriores, los que tuvieron en verdadero abandono al municipio de Suárez, y en general, al norte del Cauca… Mejor dicho, a todo el Cauca. No había prioridades para nosotros.

En Semana, y en los otros medios que sin previa investigación utilizan el copy-paste para sus trabajos periodísticos, deberán intentar entender que Colombia no es solo la Plaza de Bolívar y los alrededores de la carrera séptima de Bogotá; también hacen parte de la patria el municipio de Suárez, el norte del Cauca, el departamento del Cauca, y deberían esforzarse para entender y asimilar lo multicultural y la variedad étnica del ser colombiano, porque aún viven aterrados de que la vicepresidenta y primera ministra de la Igualdad de este país sea una mujer negra, rural, que no pertenece a las castas que a ellos todavía los dominan. Y lo que más les duele, que no les rinda pleitesía como esperaban, equivocados, porque no se han dado cuenta de que con ella cambió la política colombiana.

En Semana, deben estar alerta para seguir martirizándose con el desarrollo de los municipios nortecaucanos, y en general del Pacífico. Francia Márquez anunció ayer la ejecución del programa jóvenes en Paz, la construcción de escenarios que permitan a la juventud el aprovechamiento del tiempo libre, la construcción de un acueducto en Nuqui, y en Quibdó.

En Semana tendrán que lamentar que en el municipio de la vicepresidenta se vaya a desarrollar uno de los proyectos más esperados en el Pacífico colombiano: la construcción de una universidad con una inversión de 52 mil millones de pesos. Se verán beneficiados Suárez, Morales y Buenos Aires.

Llorarán en aquel medio de comunicación porque se destinaron 17 mil 865 millones de pesos, para implementación de energía fotovoltaica. Este proyecto beneficiará a 590 habitantes de zonas rurales apartadas de Suárez, donde el acceso a la red eléctrica principal es prácticamente imposible.

Y qué dirán cuando se realice la inversión de 4 mil millones de pesos en la adecuación de la Casa de la Cultura para la estrategia Atrapa Sueños, beneficiando a todos los niños del municipio. Este programa, también es coordinado por la vicepresidenta en colaboración con el ICBF.

Otro proyecto relevante es el desarrollo productivo de café y plátano, aprobado por el Ministerio de Agricultura, con una inversión de 2 mil 500 millones de pesos para el Consejo Comunitario de Mindalá.

Hay otros proyectos para que aquellos despistados se rasguen vestiduras: la construcción del Centro de Desarrollo Infantil CDI, con una asignación de 4 mil millones de pesos, y la edificación de la Casa de la Mujer en el barrio Villaflor, por un valor de 1 mil 200 millones de pesos.

Proyectos adicionales como la construcción del cuartel de bomberos, la reconstrucción de las sedes educativas María Inmaculada y Francisco de Paula Santander, así como iniciativas para fortalecer el sector agropecuario y mejorar la infraestructura, que reflejan la diversidad y amplitud de las gestiones de la vicepresidenta.

Además, Márquez ha impulsado estrategias para generar empleo, como el programa Jóvenes Guardianes de la Naturaleza, con la creación de 500 empleos y un proyecto de dotación por más de 700 millones de pesos para el CDI, que sufrió daños durante la ola invernal.

La construcción del centro hospital de Timba, con una inversión de 14.000 millones de pesos, beneficia no solo a Timba sino también al municipio de Suárez en situaciones de catástrofes.

En conclusión, me da es pesar con la revista Semana, que delira con que Suárez, Cauca, eternice su histórico atraso. ¡Así no será!

********************************

Otras publicaciones de este autor:

Alfonso J Luna Geller
Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?