Jueves, 29 de octubre de 2020. Última actualización: Hoy

Se repite la historia de George Floyd, en Bogotá

El jueves 10 septiembre, 2020 a las 5:50 pm
Se repite la historia de George Floyd, en Bogotá

Se repite la historia de George Floyd, en Bogotá: A JAVIER ORDÓÑEZ, TAMBIÉN LO MATARON

Se repite la historia de George Floyd, en Bogotá: A JAVIER ORDÓÑEZ, TAMBIÉN LO MATARON

Rafael Camargo 

Agencia de Noticias Orbedatos

El abogado Javier Ordóñez fue detenido con descargas eléctricas en Bogotá y luego lo golpearon en un CAI, denuncia su familia. Las imágenes que presentó la televisión lo dicen todo.

El abogado Javier Ordóñez, padre de dos hijos de 10 y 16 años, falleció tras un violento procedimiento en el que participaron dos policías en la localidad del CAI de Engativá, occidente de Bogotá.

Se repite la historia de George Floyd, en Bogotá

El hombre de 46 años departía con dos amigos en su apartamento y en la madrugada salieron a la calle, «tal vez a comprar trago», dijo una familiar. En ese momento fueron abordados por los policías.

Como se observa en un vídeo grabado por una de las personas que acompañaba a la víctima, los patrulleros usaron pistolas láser aun cuando ya el hombre estaba reducido en el suelo. A pesar de los gritos de clemencia, tanto de los amigos como del detenido, los agentes seguían, incluso, poniendo la rodilla sobre la humanidad del abogado.

Javier, amigo de la víctima narró en Caracol Televisión que lo llevaron en una patrulla hasta el CAI de Villa Luz. Cuando esta persona arribó al sitio, encontró que «ya estaba desganado, casi muerto, lleno de moretones».

El testigo presionó para que llevaran al abogado a la clínica Santa María del Lago, donde «a los cinco minutos el médico sale y nos dice que falleció. Después de un momento, como 15 minutos después, sale el médico y me dice que él falleció por los golpes».

Elvia Bermúdez Bonilla, tía de la persona fallecida, quien dio su versión de lo ocurrido: «el celador me avisó que a Javier le estaban dando ahí una mano de pata los policías (sic). Nosotros salimos con mi hermana en pijama corriendo, le estaban pegando en el suelo, le estaban poniendo corriente. Cuando nos vieron, ya pararon de pegarle».

La Policía Nacional se limitó a decir que serían suspendidos los agentes de policía de la vigilancia y pasarían a las oficinas administrativas.

**************

Otros artículos de este autor aquí

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta