Miércoles, 21 de abril de 2021. Última actualización: Hoy

Sé la chica de rojo

El lunes 8 marzo, 2021 a las 3:28 pm

Sé la chica de rojo

Ana Leticia Franco Solarte

«Para liberarse, la mujer debe sentirse libre,
no para rivalizar con los hombres,
sino libres en sus capacidades y personalidad». Indira Gandhi

¿Se puede ser la chica de rojo en esta sociedad? -ser la chica de rojo es un reto diario de toda mujer porque es a través de la fortaleza que hemos superado las dificultades para llegar a lo alto de la cima-. Las mujeres a través de los siglos hemos llevado a cuestas la inmensa carga social que sobre nosotras recae.

Alguna vez escuché que si no cumples ciertos estándares de belleza estás lejos de ser la mujer perfecta. Me pareció ofensivo y atrevido, un insulto al género femenino, porque no existe la perfección en un mundo lleno de variedad, como nos da ejemplo la sabia naturaleza. Considero que la mujer ideal, la mujer perfecta existe en el imaginario de aquellos a quienes les quedó grande pensar el mundo desde su variedad y color, desde su infinidad de formas.

Puedes ser la chica de rojo cuando te arriesgas a romper esquemas, a salir de la burbuja del paradigma que la mujer exitosa es aquella que brilla por su físico y no por su conocimiento. Muchas mujeres sienten que pierden magia cuando se comparan con los estereotipos falsos de comerciales o el imaginario del ser humano promedio, pues ella misma se reafirma, que si no tiene esto o aquello no es ideal en una sociedad que quiere pensar por las mujeres.

Ser la chica de rojo, es ponerse ese vestido que no le horma o lucir sin maquillaje, es decirle al mundo: “¡Hey, las mujeres no somos perfectas!”, nacimos del mismo útero y solo deseamos cumplir la misión de vivir. Es ejercer un rol diferente del que tuvieron nuestras abuelas, incluso nuestras mamás, alzar la voz sin temor, negar lo que no deseamos y ser auténticas, sin pretender ser la copia barata de alguien más.

Además, ser esa chica, es asumir la vida desde otros modelos, apoyar su género, querer a las demás y admirarlas, sin opacar su luz, pretendiendo brillar a costa de ello; cada mujer es perfecta, y cuando aprendamos a querernos, sin dañarnos entre mujeres, sólo entonces tendremos el oro en nuestras manos.

Sé la chica de rojo que va por la calle, que exige respeto a quien le lance un piropo grosero; sé esa fuerza renovadora que se levanta agradecida de su físico e intelecto, de cada logro y situación superada.

A ti, que me leíste, te aprecio y reconozco.

*********************

Otras publicaciones de esta autora:

Leticia Franco
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Un comentario en "Las redes sociales están infectadas"

  1. Leyder dice:

    Buena tarde señorita Leticia, yo soy hombre pero Me parece excelente esta reflexión de vida en estos casos que sobrepasan los límites, creo que la solución es esa, más mujeres fuertes y sin miedo para salir adelante y denunciar en caso de abusos, nadie tiene derecho a amargar tu vida ni la de tus hijos👏🙌

Comentarios Cerrados.

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?