ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Miércoles, 16 de junio de 2021. Última actualización: Hoy

SANTOS Y LO QUE VIENE PIERNA ARRIBA

El martes 12 octubre, 2010 a las 9:18 am
Fernando Dorado
Popayán, 11 de octubre de 2010
Por Fernando Dorado
 
La información sobre los policías rehenes fugados y recuperados por la guerrilla – supuestamente extraída de los computadores del “Mono Jojoy” – se ha hecho conocer por parte del gobierno colombiano de manera metódica, dosificada y planificada. El mismo presidente Santos funge como maestro de ceremonias, le da un tratamiento “humanitario” y se esfuerza por otorgarle el máximo nivel de credibilidad. El libreto está bien diseñado.
 
Es claro que existe un gran interés por crear una matriz – nacional e internacional – de veracidad y confiabilidad en la información obtenida en los archivos digitales de la guerrilla. ¿Cuál puede ser el objetivo? ¿Qué hay detrás de todo ese espectáculo? ¿De cuando acá se preocupan tanto por los policías secuestrados?
 
Todo lleva a pensar que la respuesta va más allá del ámbito nacional. Los acontecimientos sucedidos en Colombia y Sudamérica en los últimos meses nos llevan a afirmar que los EE.UU. han diseñado una nueva táctica para recuperar su predominancia en Sudamérica. La creciente presencia inversionista de China, Rusia, Irán y otros países no alienados con Occidente, y la actitud autónoma de Brasil y Argentina, y de rebeldía de Venezuela, Bolivia y Ecuador, es una gran preocupación para la potencia gringa.
 
¿Cuáles son esos acontecimientos?
 
a) Cambio de Uribe por Santos. b) Días antes de su salida, Uribe lanza una andana violenta contra Chávez en la OEA acusándolo de complicidad con las FARC (campaña de ablandamiento). c) Ataque programado al búnker del “Mono Jojoy” y supuesta captura de 20 computadores y más de 80 memorias USB. d) Destitución de Piedad Córdoba a manos de la Procuraduría sustentada en archivos digitales de los computadores de Raúl Reyes. f) Intento de golpe de Estado en Ecuador y reacción diligente del presidente Santos en “defensa de la democracia del continente”, poniéndose a la cabeza de UNASUR en compañía de Alan García y de Sebastián Piñera. g) La supuesta constatación de la alianza entre la mafia narcotraficante (“Loco” Barrera y “Cuchillo”) con las FARC con base en correos encontrados en los computadores del Mono Jojoy.
 
Ahora se entiende que la sustitución de Uribe por Santos era parte de ese plan. La campaña electoral de Juan Manuel Santos mostró que la oligarquía colombiana tuvo a su disposición lo más granado y especializado de la inteligencia estratégica imperial. Su equipo asesor liderado por James Carville no fue una casualidad (1). Lo que estaba en juego era de enorme importancia.
 
La estrategia gringa sigue siendo la misma. Es atacar a la revolución bolivariana acusando a Chávez de estar del lado del terrorismo, el narcotráfico y hacer parte del “eje del mal” con Irán, Corea del Norte, las FARC, ETA, Hezbollah y Hamás. Dicha estrategia intenta romper la alianza económica entre el ALBA y la UNASUR, para neutralizar a Brasil y Argentina. El control de los recursos naturales de la región es la esencia del asunto.
 
La táctica es la que ha cambiado. Necesitan contar con un presidente en Colombia – país clave por la presencia del conflicto armado y principal productor de cocaína – que tenga credibilidad en la región. Uribe no podía cumplir ese papel. Para ello debían distender las relaciones con Venezuela y Ecuador, y generar buenas relaciones con los demás países. Ello explica la aparente “lejanía” inicial de Santos con el gobierno de Obama.
 
Santos ha entrado a jugar un papel muy importante en esa nueva táctica. Es un verdadero “Caballo de Troya”. Viene una etapa de buenas relaciones con los vecinos pero de acumulación y perfeccionamiento del “dossier” con base en la Caja de Pandora “fariana”. Si el chantaje y la desinformación no sirven para debilitar a Chávez, Correa y Evo, el rompimiento y la arremetida mediática estarán a la orden del día.
 
Intentarán desacreditar a los presidentes bolivarianos para las elecciones venideras (2013). Si ese procedimiento no da resultado, tendrán preparados nuevos golpes de Estado que se justificarán como lucha contra el narcotráfico y el terrorismo. Ello explica que el gobierno de los EE.UU. insista en el acuerdo militar con Colombia (2) y que las ONGs financiadas por la USAID tengan prioridad en la política sub-regional de Washington.
 
La “nueva” información de los computadores de las FARC sirve también para Colombia. Ya aparecerán archivos analógicos de la guerrilla que comprometan a dirigentes de la oposición y a otras personalidades peligrosas para la dupla Uribe-Santos. La maniobra de enlodar a todo el mundo con los actores violentos (paramilitares, guerrilla) busca posicionar la fórmula de la ley de “punto final” o de “perdón y olvido”. Preparan la impunidad total.
 
Es un verdadero juego a tres bandas. Y pensar que en Colombia existe gente progresista – pero ingenua – que piensa que Santos es un demócrata. Juran a pie juntilla que el nuevo gobierno está interesado en resarcir a las víctimas y restituirles tierras a los desplazados. En verdad… ¡No saben lo que viene pierna arriba!
[1] La Silla Vacía. “’Made in USA: los asesores gringos en la campaña de Santos”. http://www.lasillavacia.com/historia/14657
[2] El Tiempo. “EE. UU. sigue muy interesado en firmar acuerdo militar con Colombia”. http://www.eltiempo.com/politica/ee-uu-sigue-muy-interesado-en-acuerdo-militar-con-colombia_8122288-4
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?