Domingo, 19 de enero de 2020. Última actualización: Hoy

RESPUESTA A UNA DIATRIBA

El jueves 12 diciembre, 2019 a las 10:59 am
RESPUESTA A UNA DIATRIBA
José Ramón Burgos Mosquera, Julio Cesar Espinosa.

RESPUESTA A UNA DIATRIBA

Por José Ramón Burgos Mosquera

Si Julio César Espinosa se hubiera tomado la molestia de revisar mi pensamiento sobre la abominable desintegración en que sobrevive el Cauca, retrato perfecto del país que somos, seguramente no tendría que invitarlo a que lea, aunque sea uno de mis ensayos, publicado en OCCIDENTE de Cali desde el 5 de junio de 1.994, a doble página, fecha infausta en que coincidencialmente ocurrió otra catástrofe demoledora para nuestra tierra.

Se titula “EL CAUCA: REINTEGRACIÓN O DISOLUCION” (Subido al blog el martes 27 de diciembre de 2011) Ensayo, Negritudes, Política.

Ese y otra serie de documentos refrendados con mi firma, aparecen en mi blog: http://croniquillas.blogspot.com/ con los tags: crónicas, ensayos, política, esclavos, problema indígena, etc. donde condenso mis opiniones sobre la realidad de la región y el país.

Dejo en libertad a Julio César y a otros crédulos de su dicterio que convierte mi opinión en “pálidas banderas identitarias para sentirse diferente, segregado, distinto y con privilegios que cree merecer”, el análisis objetivo de mi pensamiento condensado en decenas de artículos, crónicas, relatos y novelas como bien lo recuerda, ya que he compartido durante cuarenta y cinco años con indígenas y campesinos de Bolívar, Almaguer, Coconuco (Puracé), Silvia, Piendamó y Caloto; con negros de la costa del Pacífico y del norte del Cauca donde he trabajado toda mi vida y hasta con los más tenaces guerrilleros de las FARC al mando del comandante Dagoberto Ramos en las montañas de Miranda, donde permanecí retenido por varios días, todo lo cual aparecerá en mi libro “AQUELLOS DÍAS DIFÍCILES” próximo a ser editado.

El sarcasmo de “Acerca de eso que llaman la afro norte caucanidad” estaba especialmente dirigido a algunos de mis paisanos quienes “siempre” enarbolan dicha bandera para exigir representación, pero justamente ahora, cuando estaba en juego una oportunidad que considero legítima y de gran importancia para dignificar y restablecer la autoestima de los negros, se fueron en contra de quien podría representarlos.

Por supuesto que sigo considerando a Julio Cesar Espinosa uno de los más certeros y profundos escritores con quienes he compartido. El honor de su amistad está por encima de las suspicacias que sobrenadan en su furibunda diatriba.

También te puede interesar
Deja Una Respuesta