ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 17 de noviembre de 2019. Última actualización: Hoy

Réquiem por la Paz colombiana

El lunes 18 marzo, 2019 a las 1:23 pm

Réquiem por la Paz colombiana

Réquiem por la Paz colombiana

Da pesar, más que pesar, rabia, al ver y oír cómo la tiranía de unas mayorías no tan calificadas, intenta colocarle la lápida a ese sueño colectivo de muchos llamado paz. Tristemente, y por la mezquindad de unos pocos, necios y ciegos de odio, que decidieron poner al frente del gobierno a un actor en el papel de verdugo de la esperanza. Este pesar, esta rabia, convertidos en dolor de matria, se presentan a continuación en este Réquiem por la Paz colombiana.

Introito

Señor, que les dijiste a los colombianos, algunos tan pedantes, orgullosos, egoístas y vanos, hace mucho, mucho tiempo: -mi paz les dejo, la paz les doy (obviamente no la de Santos)-, escúchanos por favor.

En serio, bríndale un último, ultimito rayo de esperanza, a todas esas almas, ahora condenadas al limbo de la incertidumbre por la voluntad de un santo y beodo varón, quien a punta de mentiras y pos-verdades, los empujó para que, en nombre del innombrable del Ubérrimo, salieran emberracados a decirle que no a tu sagrado regalo de la paz.

No olvides, por lo que más quieras, las miles y miles de almas de colombianos pobres que sacrificaron su vida, por una guerra ajena y que seguramente te dicen al oído, que no nos dejes sin la luz de tu paz.

Kyrie Eleison

Cristo, el hijo sacrificado del carpintero, en nombre de tu tortura, no nos dejes caer en la tentación de elegir como gobernante a otro hijo de herético mesías paisa.

Cristo, el contestatario judío, tu que lanzaste a los mercachifles del templo de dios, échanos una mano para sacar a los impíos y corruptos mercachifles de nuestro erario.

Cristo, el transformador de la historia, en nombre de tu infinita solidaridad con nosotros los simples, muy simples humanos, dale la fuerza a tus seguidores en lo alternativo, para que de una vez por todas, acabemos con la cizaña de los odiadores de tu paz y amor.

Tracto

Señor, perdona con toda tu misericordia, las almas de aquellos que, aunque con vida material, se hallan muertos de espíritu, porque le dedican su vida a la idolatría de falsos mesías presidentes y senadores, que siembran la tierra de la virgen madre de Chiquinquirá, Guadalupe, del Carmen y de las Lajas, con inquina, insidia, infamia, ira y odio. Limpia de sus corazones con tu infinito poder, esa sed de venganza, esa mezquindad con la que quieren gobernar y llénalos de la gracia de la solidaridad de todos aquellos a quienes hacen pobres, hacen sufrir, amenazan o asesinan, bríndales la luz de la inteligencia para que entiendan la magnificencia de tu máximo regalo: la Paz.

Agnus Dei

Cordero de dios, tu que fuiste sacrificado por los pecados de los humanos, no dejes que más corderos se sacrifiquen por la ambición de unos pocos.

Cordero de dios, tu que te llenaste de dignidad para asumir tu inmolación en pro de tus hermanos, no permitas que los indignos sigan sin expiar sus pecados en contra de los indignados.

Cordero de dios, tu que aceptaste tu muerte para llenarnos de la vida en paz y amor, no consientas que en nombre de la matria, los mandaderos de los que más tienen, se sigan ensañando con los desposeídos.

Comunión

Rogamos por la eterna luz de la esperanza, de la paz justa y estable, por el perdón y la reconciliación entre los hermanos de abajo. Arrepentimiento verdadero, no repetición y reparación para aquellos, que en nombre de una patria o de otros intereses, atentaron contra la vida, honra y bienes de los otros.

Imploramos la misericordia celestial, porque la de los verdugos enceguecidos y viudos de poder y ambición extremas, es difícil de conseguir, al menos en esta, la tierra del Sagrado Corazón de Jesús.

********************************

Otras publicaciones de este autor: CLICK AQUÍ

También te puede interesar
Deja Una Respuesta