ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Viernes, 1 de julio de 2022. Última actualización: Hoy

Remezón en el Congreso

El martes 15 marzo, 2022 a las 12:18 pm
Remezón en el Congreso
Imagen de referencia: https://www.semana.com/semana-tv

Remezón en el Congreso

Felipe Solarte Nates

Además de la mayoritaria votación por los precandidatos del Pacto Histórico, Gustavo Petro y la caucana Francia Márquez, que superó a Sergio Fajardo, en la jornada electoral del 13 de marzo, de la elección para el Congreso se destaca el vuelco registrado en la Cámara de Representantes, por el Cauca, gracias a los más de 120.000 votos que obtuvo la lista cerrada del Pacto Histórico, logrando con el abogado Jorge Bastidas y el dirigente del CRIC, Hermes Pete, las dos curules que J.J. Cárdenas y Faber Muñoz hasta el 20 de julio ocuparán por el partido de la “U”.

También la ganancia de una de las dos curules que perdió el Partido Liberal, por parte de Oscar Campo, de la lista conjunta entre Cambio Radical, MIRA y un sector del conservatismo, y la estrecha derrota por poco más de 1000 votos, sufrida por el representante liberal Carlos Julio Bonilla, frente al exalcalde de Popayán, Cesar Cristian Gómez, quien le hizo campaña y fue financiado por el reelegido senador caldense Mario Castaño, investigado, según informe y audios divulgados en la revista Semana, por multimillonarias ganancias obtenidas mediante dudosos contratos en la distribución de licores en el Chocó y en oficinas de tránsito municipales y departamentales que controló por medio de sus socios políticos patrocinados.

En medio de la debacle sufrida por dirigentes caucanos quemados en sus aspiraciones al Senado, se destaca, también en Cámara de Representantes, la ganancia de dos de las 16 curules de las circunscripciones especiales para la paz, por parte del sociólogo Orlando Castillo Advincula, líder del Consejo comunitario del río Naya y Juan Pablo Salazar Rivera, de Suarez, Cauca, representante de comunidades del Cauca, sur del Valle y norte de Nariño.

Así, quedan seis caucanos en la Cámara de representantes, mientras en el Senado lo destacable fue la pérdida de dos curules para el Cauca (Temístocles Ortega no fue reelegido por cerca de 10.000 votos, y Luis Fernando Velasco no aspiró a la reelección) y el derrumbe estrepitoso de las expectativas que había generado el Nuevo Liberalismo, al ubicar a los caucanos Mabel Lara, de Puerto Tejada y Carlos Alfonso Negret, del Popayán, encabezando lista cerrada al Senado que no alcanzó el umbral electoral.

En estas circunstancias en el senado la representación del Cauca, queda reducida a la dirigente del CRIC, Aida Quilcué, elegida por el partido Movimiento Alternativo Indígena y Social, MAIS, en la circunscripción especial indígena, y la senadora, de raíces caucanas, Paloma Valencia, con escasa votación en el departamento.  

Para la primera vuelta presidencial, definidos los candidatos de las tres coaliciones, la atención se concentra en las acciones que tomen sus cabezas de lista para sumar partidos y potenciales votantes y enfrentarse a Rodolfo Hernández, Ingrid Betancur, Enrique Gómez Martínez y Luis Gilberto Murillo Urrutia, quienes decidieron marginarse de las coaliciones e inscribirse para la primera vuelta.

El uribismo, unido alrededor de Fico Gutiérrez, por quien votaron el 13 de marzo, dio el primer paso con la renuncia a la candidatura de Oscar Iván Zuluaga, ungido en la pasada convención del Centro Democrático y a su alrededor se agrupan el partido Conservador de Barguil, Cambio Radical de Char, el partido de la “U” de Peñalosa y los seguidores de la precandidata cristiana del MIRA.

El Pacto Histórico, con la presión de inscribir como candidata a la vicepresidencia a la copiosamente votada Francia Márquez, espera la decisión que tome el Partido Liberal dirigido por el expresidente Cesar Gaviria, no sólo para reforzar la candidatura de Petro e intentar ganar en la primera vuelta, sino también la bancada en el Congreso de la República, en alianza con la mayoría de los elegidos por la coalición Centro Esperanza, los Comunes y las circunscripciones especiales indígena, afro y de víctimas.

La coalición Centro Esperanza, con Fajardo sin superar los 800.000 votos, debilitada por los egos alborotados antes de la elección y ausencia de propuestas llamativas, intentará levantar cabeza, siempre y cuando sacudan su discurso soso y realmente trabajen en equipo: Juan Manuel Galán, Alejandro Gaviria, Carlos Amaya y dirigentes de los partidos y movimientos que los respaldaron.

********************

Otras publicaciones de este autor:

Felipe Solarte Nates
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?