Martes, 22 de octubre de 2019. Última actualización: Hoy

Refritos e injusticias contra Juan Carlos López

El martes 1 agosto, 2017 a las 8:39 pm

Juan Carlos López Castrillón, un caucano sin rimbombancias, ha sido nombrado director del ICBF por el Presidente de la República. Esa designación ha causado mucha roncha entre sus enemigos u opositores en el ámbito deportivo, que no pierden oportunidad de atacarlo. Le recuerdan su paso por la presidencia de Millonarios con una serie de cuestionamientos, que mucho tienen de ancho como de largo. Lo mismo ocurrió cuando era candidato a la Gobernación del Cauca.

El campo del fútbol profesional es venenoso y cualquiera puede salir cuestionado. Pero no se trata de ello. Personajes mucho más controvertidos como Iván Mejía han sido los primeros en poner el grito en el cielo. Pero recibir insultos de este periodista es casi un honor, ya que al parecer nada le gusta, ni él mismo se quiere como lo dice una parodia de Guillermo Díaz Salamanca. Pero por encima de todo, se trata de un refrito muy reforzado que se trae de nuevo a colación en un momento coyuntural.

López Castrillón ha sido un gran funcionario y líder en el Cauca, con importantes posiciones donde ha dejado huella. Pero además estaba en un programa vital para el gobierno Santos, «Colombia Mayor«, que lo volvió una gran marca y ha favorecido a decenas de miles de personas mayores con una estrategia ante todo digna y muy efectiva. Mejía y demás facilistas que le critican deberían darse a la tarea de revisar la evolución e importancia de este programa, que bajo la gerencia de López despegó y posicionó al mismo gobierno. Esa seguramente es la razón fundamental para promoverlo.

El oportunismo solo trata de difundir una injusticia mediática para manchar un nombre que en lo público ha dado muestras de talante, capacidad ejecutoria y extraordinarias relaciones personales. Quienes conocemos personalmente a Juan Carlos de vieja data, podemos dar fe de su capacidad profesional y valía como persona. En Colombia Mayor demostró su desempeño como funcionario público. Lo otro no son más que refritos para incautos. Por ahora hay que dejar que tenga una mejor oportunidad para que continúe y demuestre su capacidad de gestión. El ICBF tendrá ante todo una administración ejecutiva, incluyente y participativa, con seguridad. Además es la voluntad del presidente.

Deja Una Respuesta