ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 3 de diciembre de 2022. Última actualización: Hoy

Razones históricas para votar por la paz

El domingo 8 junio, 2014 a las 9:27 am
Jorge Muñoz Fernández

MATEO MALAHORA 

mateo.malahora@gmail.com

  • “Existen razones históricas para que la sociedad civil se movilice a votar por la paz sufragando por Santos”.
  • “Nuestro voto por la construcción de paz y democracia. La lógica de la paz es la vida, la lógica de la guerra es la muerte”.

Pocas veces los colombianos hemos pisado la línea de la incertidumbre electoral, en parte, por una manera de hacer la política con recursos mezquinos y formas de pensamientos decadentes, que privilegian los convencionalismos tecnológicos y poderes mediáticos, donde otras son las armas y los estilos de confrontación.

Es evidente que, como dice Edgar Morin, nuestras sociedades han sido moldeadas por el paradigma de la simplicidad y el pensamiento único, donde la cultura no tiene historia, la historia no tiene sujetos, el conocimiento no exige verdades, y antes que ciudadanas y ciudadanos críticos, sólo interesa la existencia de mercancías y las necesidades artificiales de los consumidores.

Desaparece la complejidad internacional, nacional, regional o local y, en consecuencia, el ejercicio del poder, con su carga de coerción y de violencia, puede ser legitimado sin contratiempos.

Y si agregamos que los entramados de la cultura neoliberal están hechos con sumo refinamiento y delicias tecnoinstrumentales, que el consumismo excita la dispersión de los lazos orgánicos y comunitarios de los seres humanos, se crean falsas sensaciones de autonomía y se estimula el aplastamiento del otro sin que las personas se den cuenta.

En síntesis, hombres y mujeres zombis, sobrevivientes felices, donde en novedosas condiciones sociales hasta el porvenir se entregue en dosis mensuales subsidiadas, de tal manera que el presente suprima el pasado y la esperanza asistida económicamente extinga el derecho de las ciudadanas y ciudadanos a obrar críticamente.

Para lograr su eficacia están la familia, la escuela, la cultura, los medios, las iglesias y los ministerios de la propaganda, con pedagogías que produzcan afecto y cariño por la servidumbre.

En teoría, en una sociedad así, cualquier acto administrativo que no produzca resultados enajenantes será catalogado por los censores oficiales como un pecado contra el orden social y el Espíritu Santo.

Es, precisamente, en los regímenes neofascistas donde proliferan las ejecuciones extrajudiciales, los encarcelamientos masivos, las universidades intervenidas, los sindicatos amenazados, las comunidades sospechosas; sociedades donde los críticos son condenados a la exclusión y al descarte como opciones humanas laborales.

Sociedades de hombres y mujeres tachados, bloqueados, asediados, increpados, hostigados, sujetados, disidentes, arrinconados, oprimidos, exiliados, desahuciados, desplazados, explotados, pero, por eso mismo, capaces de cambiar el mundo y probar que, volviéndose compañeros y hermanos, se puede construir igualdad, libertad, solidaridad y democracia.

Promover una sociedad justa, ética y democrática es una obligación moral de los payaneses, caucanos y colombianos. Hacerlo es comprometerse con la defensa de los derechos humanos, o tolerar el absurdo e insensato conflicto armado interno, soportar la salvajada guerrillera o el terrorismo de Estado; o liberar a Colombia del comercio de la guerra y el negocio sórdido y sucio de la muerte.

Defender las libertades y derechos ciudadanos, para que cesen las hostilidades y se pacte la paz con las agrupaciones alzadas en armas, no es una invención del presidente Juan Manuel Santos.

Bolivar-Morillo

Los Generales Simón Bolívar y Pablo Morillo en la firma del Tratado de Armisticio y Regularización de la Guerra. 27 de junio 2009. Foto: Aporrea.

En la Gran Colombia el Libertador Simón Bolívar, con una visión precursora del Derecho Internacional Humanitario, firmó el primer tratado para la terminación de la guerra.

Con su firma, el padre del Ejército de cinco países liberados acordó el primer compromiso para la regularización de la guerra y protección de la población civil en la historia de la humanidad, en cuyo texto se observa:

“Artículo 1.- La guerra entre España y Colombia se hará como la hacen los pueblos civilizados…” (Mier: 1983).

“Artículo 11.- Los habitantes de los pueblos… serán altamente respetados, gozarán de una extensa y absoluta libertad y seguridad, sea cuales fueren o hayan sido sus opiniones, destinos, servicios y conducta, con respecto a las partes beligerantes”. Ibíd.

“Art 13.- Los generales de los ejércitos, los jefes de las divisiones, y todas las autoridades estarán obligadas a guardar fiel y estrictamente este Tratado”. Ibídem.

Por eso mismo, cuando se arenga desde sectores uribistas intransigentes que los tratados y acuerdos habaneros constituyen una deshonra para el Ejército de Colombia, tenemos que recordar que fue por iniciativa del Libertador, General Simón Bolívar, que se suscribió el primer armisticio para el cese de hostilidades y tramitación final negociada de la guerra de la independencia, la reconciliación y la paz, con el General Pablo Morillo, el 20 de noviembre de 1820 en la ciudad de Trujillo, Venezuela, pacto que convirtió a los dos grandes guerreros en “Agentes de Paz”.

Fue ésta la primera mediación protagónica que se tiene en cuenta en la historia del Derecho Internacional Bélico, que un siglo después se conoceríamos como los Protocolos I y II, adicionales a los Cuatro Convenios de Ginebra, que protegen a las víctimas de los conflictos armados de carácter internacional y no internacional, como el que padece Colombia.

Existen razones históricas para que la sociedad civil se movilice a votar por la paz sufragando por Santos.

Nuestro voto por la construcción de paz y democracia. La lógica de la paz es la vida, la lógica de la guerra es la muerte. Hasta pronto.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?