Sábado, 24 de febrero de 2024. Última actualización: Hoy

RASGARNOS LA PIEL

El viernes 15 diciembre, 2023 a las 3:14 pm
RASGARNOS LA PIEL
RASGARNOS LA PIEL
Fotos: Créditos al autor.

-Hoy voy a hablarles de una historia difícil, voy a hablarles de un hombre común- parafraseando a Silvio Rodriguez, también tengo que decirles: que no soy un animal de otra galaxia.

Henry Uzuriaga González

Profesional en Estudios Políticos y Resolución de Conflictos.

Como personas de piel oscura en América, seguimos siendo hijos e hijas de las antiguas y nuevas diásporas africanas, somos herederos de legados ancestrales que habitan y sobreviven en la sociedad que nos vio nacer, crecer y en ocasiones huir para no morir.

Somos estas pieles nocturnas y estos blancos huesos que históricamente han sido excluidos del disfrute de las riquezas materiales de la tierra.

Somos la excusa que han usado para justificar los privilegios y la acumulación de unas elites que nadan en los ríos de nuestra sangre derramada en los procesos de explotación del hombre por el hombre.

Somos hijos e hijas de las diásporas africanas, supervivientes de la barbarie occidental y el rostro de la esperanza de una mejor sociedad. Desde remotos tiempos hemos estado posados bajo la sombra del árbol brujo de la memoria, hemos transitado caminos oscuros persiguiendo recuerdos de reinados antiguos, también hemos visto con ojos de animal asustado los vejámenes a los que nos han sometido como pueblo, nuestros cuerpos han soportado las pesadas cargas que lastiman nuestras mentes y hemos sentido las marcas de traumas atávicos que hoy se reflejan en los altos índices de personas afrodescendientes e indígenas con enfermedades mentales difíciles de explicar y de curar.

RASGARNOS LA PIEL
RASGARNOS LA PIEL

Voy a rastrear como humano pensante, una de las tantas ideas que vienen desde la antigüedad: Egipto y sus faraones, Grecia y sus emperadores, Roma y sus césares, La India y sus Sultanes, China y sus monarcas, Rusia y sus Zares, Europa con sus reyes y reinas, el comunalismo africano y sus patriarcas, el mercantilismo y su burguesía comercial, el feudalismo y sus señores, la esclavización y sus amos, el capitalismo y sus grandes empresarios, la globalización y sus megacorporaciones. No importa el nombre que se le atribuya al sistema socioeconómico de la época o la forma como se desarrolle este estilo de vida, históricamente es posible identificar una continuidad de la idea básica de una superioridad proveniente de la representación de un Dios omnipotente o una deidad que premia a unos individuos y castiga a otros con el peso de la explotación. Se trata en este caso específico colonial de un hombre blanco que excluye mujeres, jóvenes, niños y que además considera barbaros a todos los diferentes a él, se apoya en la imagen de ese Dios omnipotente llamado señor de los ejércitos y rey de reyes, el cual, es adorado, venerado y amado por aquellos que han sido victimizados por el mismo sistema de exclusión. Este “macho blanco” al tratar de imponer una lengua absoluta haciendo uso de instrumentos de guerra, borra gran parte del legado de las lenguas autóctonas de todos los pueblos originarios y además intenta instaurar sin lograrlo una cultura homogénea con la cual se roba los avances de las otras culturas, mientras las niega y pretende destruirlas.

Somos hijos e hijas de pueblos que han sido y siguen siendo testigos de los graves ataques provenientes de conquistadores y agentes coloniales que en el pasado atravesaban los mares en embarcaciones de gran calaje y que hoy atraviesan los cielos en jets privados o que solo hacen transacciones desde sus ordenadores electrónicos. Estos señores poseedores del pensamiento blanco europeo con el que año tras año nos han robado hasta los sueños, siguen reproduciendo el esquema de pensamiento eurocéntrico en el que para conservar los privilegios y las ganancias extractivistas de una clase parasita, apelan a sacar del territorio con múltiples violencias a personas con una carga Melani-nica significativa, porque según su visión desarrollista; estorban, sobran a las lógicas del progreso blanco o el sagrado capital.

A pesar de que somos en la actualidad una mixtura cósmica fruto de tantos encuentros y desencuentros atravesados por violencias de diversa índole y los tímidos intentos de paz, seguimos siendo el fruto de un mestizaje obstinado entre los mal llamados: ’’indios, negros y blancos’’ tres continentes fusionados más allá de la superficialidad de la piel y que según Vasconcelos nos define como la raza del futuro.

Estamos y hemos estado habitando una sociedad miope que se niega a sí misma, una sociedad que se avergüenza de su propia imagen ante el espejo, la misma sociedad patriarcal que no se representa en su diversidad y menos en su multiculturalismo aun que aparezca en la Constitución Política.

Considero relevante rasgarnos la piel para avanzar y mirar casa adentro para percibir, que tanto estamos permeados con estas ideas retrogradas cocinadas al calor de los siglos, las cuales han sido infundidas a través de los instrumentos de propaganda del dominador como son las escuelas, los colegios, las universidades, las iglesias de todas las denominaciones y los centros de poder o medios de desinformación masiva.

Debemos descubrir todas las mentiras que nos han dicho con sus falacias de superioridad, debemos dialogarlas y ponerlas en cuestión, solo así y asumiendo nuestras propias verdades, dejaremos de ser sus esclavos.

“El planeta no le pertenece a un grupo: Fue creado para que todos lo andemos». – Rubén Blades

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?