ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Viernes, 23 de octubre de 2020. Última actualización: Hoy

¿Qué pasa con Mindefensa?

El jueves 19 febrero, 2009 a las 9:50 am

Por: Cecilia López Montaño

El país está estupefacto con las contradicciones en que ha caído el Ministro de Defensa en la semana de las seis liberaciones. No son las primeras pero precisamente por ello, es difícil de entender sus salidas en estos últimos días. Ya es parte del conocimiento de todos que cuando se trata de éxitos de las Fuerzas Armadas, el ministro Santos es el primero que sale a mostrarlos y a cobrarlos, así sacrifique las consideraciones mínimas que se merecen los protagonistas. Así mismo, se sabe que cuando hay errores en las operaciones en las cuales está envuelto el Ministerio de Defensa, siempre hay un culpable que no es él, vieja práctica de jefes oportunistas.

Pero otra cosa es lo que desde tiempo atrás se le ha excusado al Ministro Santos y que, para muchos, llenó la copa de la paciencia. Para solo retomar episodios recientes y muy publicitados, es importante recordar lo sucedido con la Operación Jaque cuando el Ministro negó firmemente que se hubieran utilizado símbolos de la Cruz Roja Internacional. El segundo evento fue su primera reacción frente a los falsos positivos que negó hasta que la evidencia lo atropelló y ahora, el famoso sobrevuelo de aviones de las Fuerzas Militares cuando se estaba en plena operación de rescate de los últimos secuestrados y que negó hasta que le tocó aceptar que había sido un error de buena fe, obviamente no cometido por él. Qué difícil ser subalterno del Ministro de Defensa. Él nunca pierde, por lo menos así lo cree.

Sin embargo, una observación cuidadosa de su comportamiento deja grandes preocupaciones. La primera es que si se le creen sus afirmaciones permanentes de que no ha pasado nada, cuando al final le toca aceptar la realidad, se llega a la conclusión de que todo lo que sucede en esa cartera, especialmente cuando estas actuaciones tienen problema, ha sucedido a su espaldas. ¿Qué pasa Ministro? Cuando se quiere ser candidato a la Presidencia de este país, no puede cargar en su historial con el pecado de que le pasan cosas graves sin saber. Se le puede tachar de no estar encima de temas cruciales como los mencionados. Pero la segunda es aún peor: el Ministro antes que aceptar sus fallas no le dice la verdad al país y además evade su responsabilidad. Por ello es pertinente recordarle al Ministro Santos, ese viejo adagio popular que afirma «que primero cae un mentiroso que un cojo.»

Sin la menor duda, a diferencia de otros países sin conflictos, en Colombia ser Ministro de Defensa es no solo muy importante sino muy delicado. Más aún cuando la política estrella de este Gobierno no es la económica que corresponde al Ministerio de Hacienda, ni la social dispersa en muchas carteras, sino la Seguridad Democrática que está en sus manos. A muchos preocupan sus actuaciones porque son el resultado o de no controlar su cartera o de decidir no decir la verdad. ¿Qué será lo que le pasa?

Los últimos acontecimientos no se habrían aclarado plenamente si no hubiera hablado Daniel Samper Pizano, quien con sus palabras obligó al Ministro a aceptar el error. Pero el tamaño de esta equivocación debe medirse. ¿Alguien se ha puesto en los zapatos del grupo de personas comprometidas en la liberación de los secuestrados, cuando rodeados de guerrilleros, sin cómo defenderse, se ven expuestos, de esa manera, a ser masacrados o secuestrados por la imprudente presencia de aviones de las Fuerzas Militares? Admirable la serenidad de este grupo porque ante el incumplimiento de compromisos adquiridos con la Cruz Roja Internacional, ha podido pasar una tragedia de grandes proporciones. No es un error involuntario sino imperdonable y un pésimo precedente para acciones de liberación en el futuro.

El país ha sido muy tolerante con el Ministro Santos a quien no se le niegan sus éxitos. Pero esto no justifica su incapacidad para controlar a sus funcionarios y, menos aún, si lo que realmente sucede es que se ha acostumbrado a decirle mentiras al país.

Leer más…
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta