ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 22 de enero de 2022. Última actualización: Hoy

¿QUÉ NOS PASA A LOS QUILICHAGÜEÑOS?

El viernes 5 febrero, 2016 a las 8:49 am

CREPITACIONES 2015

Tenía que ser así. Tenía que aparecer con su estilo franco, directo, inquieto, hiperactivo y llamativo, “conquistador” diría alguien con respeto y admiración (por algo le dicen “el príncipe”), a despertar nuestra conciencia cívica, adormilada y anestesiada por los siglos de los siglos, amén, a hacernos entender y comprender que si los quilichagueños amamos de veras a nuestra ciudad considerada la segunda del Cauca, debemos demostrar esta honrosa posición con acciones comunitarias sencillas, colaborando aquí y allá, en nuestra cuadra, en nuestro barrio, en los parques, en las escuelas, centros de salud, en fin, en donde sea necesario, para mostrar a propios y extraños que sí es posible convertirla en la ciudad cívica, amable y llamativa por excelencia, con el trabajo y esfuerzo de todos los quilichagueños, sin distinciones de ninguna índole, solamente con las ganas y los deseos de convertirla en una tacita de cristal, llamativa e interesante.

Hernando Betancourt Suarez

A la manera de un Quijote rubio, cívico y quilichagueño, ha comenzado su labor titánica para transformar a Quilichao y con sus gestos dinámicos y convincentes está cautivando a la ciudadanía a ponerse el overol y usar la brocha y comenzar el cambio ciudadano en una especie de cruzada quilichagueña que tiene como objetivo central el cambio de conciencias y de voluntades en pro de un Santander de Quilichao más cívico, humano y chévere, más amable y provocativo. Para lograrlo, usa como frase de combate y consigna ciudadana las famosas e históricas palabras de John F. Kennedy el día de su investidura, el 20 de enero de 1961: “No te preguntes lo que tu país puede hacer por ti, pregúntate qué puedes hacer tú por tú país”, incitando de esta manera a que los ciudadanos no nos acostumbremos siempre a esperar que todo nos lo traiga el “papá gobierno”, sino que al contrario nosotros mismos actuemos ya y sin demoras, haciendo también realidades las obras sencillas que queremos y necesitamos, sobre todo en los temas del ornato y la estética que tanta falta nos hacen.

Parque Simón Bolívar - Santander de Quilichao

Y aquí viene mi preocupación y la de muchos ciudadanos en torno al magnífico proyecto de Don Hernando, excelente líder y empresario. Falta más sentido de pertenencia y amor por lo nuestro, pues estamos todavía muy mal acostumbrados a que los políticos de turno “trabajen por nosotros”, estando anestesiados por ellos y esperando siempre a que ellos lo hagan todo, sabiendo que muchas veces no cumplen con lo que prometen y nos dejan “viendo chisperos”. Estamos dejando solo a nuestro gran líder quilichagueño, debiendo existir más acompañamiento masivo en torno a su gran proyecto ciudadano y no hay derecho a que nos comportemos así con él, antes por el contrario, debemos acompañarlo sin ambages y con todo el entusiasmo cívico del caso. Hagámosle caso a lo que nos propone pues lo hace de corazón y sin engaños o trapisondas.

Piscina Municipal - Santander de Quilichao

Fotografías: Tomadas de Facebook.

Si somos en realidad la “Tierra de Oro”, debemos hacer honor a esa denominación y aprovechar esta “ocasión única y feliz” para acompañar a nuestro compatriota y líder quilichagueño en su empeño por convertir a Santander de Quilichao en ciudad cívica por excelencia.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?