Martes, 28 de septiembre de 2021. Última actualización: Hoy

¿QUÉ ESTÁ OCURRIENDO EN EMQUILICHAO?

El jueves 29 julio, 2021 a las 2:02 pm
Ingeniero Andrés Sadovnik - Emquilichao
Foto Suministrada / Centro: Ingeniero Andrés Sadovnik – exgerente de Emquilichao.

¿QUÉ ESTÁ OCURRIENDO EN EMQUILICHAO?

Por: Jaime Soto Palma.

A raíz de un auto de imputación fiscal que impuso la Contraloría General del Cauca en contra del Ing. Luis Andrés Sadovnik Rojas por un presunto daño patrimonial a la Empresa de Servicios Públicos Domiciliarios de Santander de Quilichao – EMQUILICHAO, el cual se materializó en 2017, el exgerente de Emquilichao a través de las redes sociales se despachó contra la administración actual de la empresa catalogándola de ineficaz, para, tal vez, desviar la atención de la opinión pública sobre las causas que motivaron su sanción.

Entre otras, dijo el Ing. Luis Andrés Sadovnik que, la nueva administración que comenzó en el año 2020 lleva gastados 192 millones en el alquiler de un carro recolector, 400 millones en reparaciones del parque automotor, que Emquilichao en el 2020 no pagó la tasa retributiva a la CRC, no pagó el impuesto de Industria y Comercio y tampoco el Predial, que sigue subiendo las tarifas y la nómina de los supernumerarios.

Sobre estos cuestionamientos y otros que ha acometido en diferentes momentos el Ing. Sadovnik sobre el manejo de EMQUILICHAO resulta necesario destacar que no todo lo que dice es cierto y que muchos de los problemas actuales son acumulados de años atrás y que ciertamente, por estas y otras razones la empresa de los quilichagueños no está pasando por su mejor momento; la corrupción, políticas del gobierno nacional, el débil desempeño de algunos funcionarios y el exceso de personal hoy están pasando factura.

En relación con los 400 millones en reparaciones de todo el parque automotor que señala el Ing. Sadovnik entre lo corrido del 2020 y el 2021, es importante precisar que entre el 2017 y el 2019, según el Sistema de Información de la Contraloría SIA OBSERVA, en la gerencia del ing. Sadovnik en solo el mantenimiento y la reparación de los vehículos compactadores Emquilichao gastó cerca de 398 millones de pesos (112 millones en el vehículo de placas SDW 269, 86 millones en el vehículo OVR 018, 68 millones en el vehículo SDW 408, 112 millones en el vehículo OVR 061 y 21 millones en el vehículo de placas OVR 117) y otros $235 millones en 2018, en un proceso no muy claro en el que no se especifica el valor a cancelar por la reparación de los vehículos compactadores SDW 269, SDW 408 y OVR 117, una planta eléctrica y una motobomba para un total de 633 millones. También, hay que precisar que en estos 633 millones no están incluidos otros valores porque no aparecen facturas y si aparecen no se precisa la placa del vehículo compactador a reparar, el nombre del taller que presta el servicio, ni se detalla el objeto de la reparación; la mayoría de las facturas son papeles hechos a mano y en algunos casos ilegibles que no cumplen con los requisitos que exige el sistema de contratación.

También, hay fuertes indicios que hacen suponer que por la falta de controles algunos funcionarios inescrupulosos cambiaban los repuestos originales de los vehículos compactadores recién adquiridos por otros de segunda; injertos y repuestos en mal estado después de reparados contribuían a su desgaste y mal funcionamiento, encareciendo su reparación.

Respecto al aumento de las tarifas de las que dice el ingeniero que siguen subiendo, tampoco es cierto. El pasado 18 de marzo de 2020 para hacer frente a la emergencia sanitaria provocada por el COVID 19 el Gobierno Nacional mediante la circular CRA 911 del 17 de marzo de 2020, ordenó a todas las empresas de servicios públicos congelar en todo el territorio nacional el incremento de la tarifa del servicio de acueducto y alcantarillado y la reconexión gratuita del servicio de acueducto a las familias que lo tenían suspendido por el no pago. De aquí que sea importante precisar que la última vez que Emquilichao aumentó la tarifa fue en 2016 donde hubo un incremento significativo en el servicio de aseo a raíz del traslado de los residuos sólidos a Yotoco.

No hay duda que en el país las empresas de servicios públicos domiciliarios de agua, alcantarilla y aseo, no están pasando por un buen momento a raíz de la política del Gobierno Nacional de no suspender el servicio por el no pago, lo que viene afectando el recaudo y en consecuencia la inversión; las alarmas de las empresas de servicios públicos domiciliarios de agua, alcantarillado y aseo, grandes, medianas y pequeñas a nivel país ya se encendieron. Y en las actuales circunstancias tampoco contribuyen en nada cuestionamientos como los de Ing. Sadovnik a quien le cabe una gran responsabilidad por los errores cometidos en los siete años que estuvo a la cabeza de esta institución, entre otras la pérdida del relleno sanitario de Quitapereza por el mal manejo de los residuos y que le están costando a Emquilichao, o mejor a los usuarios del servicio de aseo cerca de 250 millones de pesos mensuales, dos reformas administrativas que saturaron la planta con personal que en algunos casos no se necesitaba, y las perdidas aún incuantificables por no haber avanzado en el cambio de los cerca de 2000 micromedidores registrados como defectuosos, etc.

Con todo respeto y puesto que también al Ing. Sadovnik le reconozco sus aciertos, sus aportes de buena fe orientados al mejoramiento de la empresa o, tal vez a salvarla, deben ser escuchados.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?