Jueves, 30 de junio de 2022. Última actualización: Hoy

Promesas en tiempos electorales

El jueves 16 diciembre, 2021 a las 11:19 am
Imagen cortesía de: www.celag.org

Promesas en tiempos electorales

Elkin Quintero

Pocos ven lo que somos, pero todos ven lo que aparentamos. – Maquiavelo

Las emociones importan a la hora de analizar las formas que los ciudadanos construyen su decisión electoral, porque los votos no emergen de la racionalidad calculadora, lógica y coherente. Se debe reconocer que es esencialmente un proceso de comunicación política manipulado para congregar, convencer, fortificar identidades y simpatías existentes. Empero, toda aquella vitalidad y belleza queda expuesta cuando se llega a los puestos de oro y escarlata, es allí donde su figura políca ya no es amigable, carnavalesca y pública.

Desde el punto de vista del concepto, el próximo apunte, aunque parezca remoto, sucedió en medio de los procesos electorales. Aquí es posible ilustrar con una experiencia de contraste algunos de los alcances del poder de las promesas y el uso de las redes sociales.

“Se dice que ingresó como un fuego huracanado con el ánimo de brindar calor al continuo frío que rondaba el ambiente educativo, cumpliría a cabalidad las promesas fallidas sobre dineros y calidad. En fin, era el adalid de la educación pública, por eso y más, fue aclamado por varios minutos. Al caminar altivo y presumido, todo calló. Luego de unos segundos observando al publico alterado, quizás pensó que pronto también ignoraría e incumpliría; sin embargo, la masa creyó que era la voz de la solución. ¡Qué ironía! Para algunos ese día fue el presagio de un engaño anunciado. Aquel sujeto se dejó llevar por las emociones y luego, envuelto en vítores y gritos firmó imposibles, juró ayudas, prometió cambios, calidad e innovación. Se adjudicó valores mágicos y macondianos. Actitudes carnavalescas para la época. No obstante, en tiempos electorales todo es valido y lo imposible posible. Quizás por ello, afirmo sobre tinta y papel que pagaría algunas “deudas”. Un público pletórico quedo condicionado para votar. Tal majestad fue presentado por juristas que viven enmascarando tutelas para permitirse congregar masas sin ningún atisbo de duda o mala intención. Por último, frases altruistas y llenas de cambio se unieron al color, la fiesta, la comida y la francachela».

Expresemos algo más, los procesos electorales, no el día de la elección, sino los pasajes que conducen a él y lo exaltan, resultan de complejas situaciones sociales, educativas, culturales y étnicas de un país en convulsión. No obstante, nuestro panorama nacional deja entrever que no se necesita un esfuerzo por intuir este sistema de relaciones y comprender que el dinero, padrinos, puestos y donantes son claves en las elecciones, sean estas, democráticas o no.

Retornando a cuestiones menos lóbregas que el virus, explosiones y masacres, recordemos que el camino de los procesos democráticos no son fáciles. Porque decide la capacidad de las fuerzas sociales que coadyuvan en la produción de una cultura popular que trata de transformar su ethos social.

En todo caso, las próximas elecciones serán un buen espectáculo, tal como les gusta a extremistas y minorías ciudadanas que no sufragan o lo hacen bajo el efecto narcótico de la dadiva. Será el tiempo preciso para validar lo que alguna vez se discutió acerca de la existencia o inexistencia de una burguesía nacional, porque el despliegue de los grupos dominantes dejará en evidencia la verdad.

Esta navidad parece que estará opacada por el miedo y la angustia que nacen del espectáculo mediático y de acciones públicas que buscan convocar una ciudadanía efectiva para estar del lado del orden y el régimen democrático de un gobierno de izquierda, derecha o centro, de la cruz o el fusil. No obstante, si alguien espera que cambie algo de la política actual puede seguir soñando en la misma postura de las anteriores elecciones o en la ira del estallido social. Porque este tipo de vínculos son una excusa feroz para el olvido que seremos o para dar inicio a otros 100 años de soledad.

*******************************************************

Lee otros artículos del autor aquí:

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?