Sábado, 8 de agosto de 2020. Última actualización: Hoy

Presunta corrupción se detecta en Suárez por Covid-19

El lunes 6 julio, 2020 a las 4:58 pm
Presunta corrupción se detecta en Suárez por Covid-19

Presunta corrupción se detecta en Suárez por Covid-19

Más de 138 millones de pesos se perdieron en la entrega de mercados a población vulnerable en Suárez

Presunta corrupción se detecta en Suárez por Covid-19
Fotos de referencia: archivos Proclama del Cauca

La Contraloría General de la República, en actuación especial de fiscalización a contratos financiados con recursos del Sistema General de Regalías, detectó que en el Municipio de Suárez, norte del Cauca, se presentó un presunto detrimento de recursos públicos en cuantía de 138 millones 534.557 pesos, faltantes en un contrato cuyo valor total fue de 267 millones 679.584 pesos, dinero pagado en la compra de mercados o kits alimenticios para “población vulnerable en situación de emergencia”.

De acuerdo con el informe de la entidad de control, esa actuación administrativa, que deja como responsables al alcalde municipal Ronal Villegas Orlas, al secretario de gobierno y supervisor del contrato, Milciades Vergara Balanta y a la almacenista Zubelby Lucumí, tiene incidencias de orden disciplinario, penal y fiscal por un valor por valor de $138’534.557.

Obviamente, la Contraloría dio plazo legal a los implicados en la investigación para que hicieran sus descargos y dieran las explicaciones del caso.

Antecedentes

La irregular situación administrativa tuvo origen cuando la Alcaldía Municipal de Suárez formuló y presentó un proyecto ante el OCAD (Órgano Colegiado de Administración y Decisión) “para disminuir el riesgo de morbilidad y mortalidad en la población vulnerable del municipio por la propagación acelerada del Coronavirus – Covid 19”.

El Proyecto fue viabilizado con recursos del Fondo de Compensación Regional el 27 de abril del año 2020, por 294 millones 400 mil pesos, para, supuestamente, favorecer a 3.000 familias en situación de vulnerabilidad en los ocho corregimientos del municipio de Suarez. El presupuesto incluyó otros costos como el transporte a sitios de entrega de la ayuda humanitaria y descuentos municipales, estampillas, industria y comercio, retefuente, etc.

Luego de su aprobación, el Municipio firmó el contrato de suministro el 06 de mayo de 2020 con la Fundación Resurgir (Amor al desarrollo y la participación social de las comunidades Redsurgir). El mismo día se suscribió el acta de inicio, con un tiempo de ejecución de dos días.

Hallazgos

Según el informe de Contraloría, al momento de realizar la contratación se omitió dar cumplimiento a lo aprobado por el OCAD, comprando solo 2.616 mercados o kits alimenticios.

Al no contratarse la totalidad del número de elementos aprobados, es claro que los requerimientos de transporte y de logística utilizados también deberían ser menores, lo cual no se tuvo en cuenta.

Es más, el estudio de mercado lo realizó la Alcaldía con información proveniente de tres proveedores que no aportan datos como dirección, ni teléfono de contacto. Y dice Contraloría: “Llama la atención que, en las tres cotizaciones, aparece el mismo error de digitación que consiste en que al mencionar el producto “ACEITE” se escribe como “CEITE”, que resulta extraño por cuanto las cotizaciones están suscritas por diferentes personas y tienen diferente origen. También se detectó que el mismo error de las cotizaciones se comete en el documento de formulación de la MGA y también se comete el mismo error en el contrato suscrito para el suministro de alimentos”.

También cuestionó el organismo de control fiscal que en la documentación revisada no se encontró evidencia del análisis de la idoneidad del contratista seleccionado, ni del estudio de la capacidad financiera del mismo, elementos esenciales en la contratación pública, incluso en la modalidad de urgencia manifiesta, lo cual pone en entredicho la capacidad técnica y legal del contratista para cumplir con el objeto contractual.

También hay incertidumbre sobre la veracidad de la información consignada en documentos oficiales, por inconsistencias en las fechas del proceso:

El contratista presenta una cuenta de cobro el día 15 de mayo de 2020, por la suma de $267.679.584, y el mismo día el secretario de gobierno certifica que el contrato se cumplió a cabalidad. Sin embargo, la almacenista certifica la entrada al almacén de los elementos comprados el día 26 de mayo de 2020, ocho días después del informe de cumplimento de actividades por parte del supervisor y ocho días después de presentada la cuenta de cobro por parte del contratista.

De otro lado, el secretario de gobierno y el alcalde municipal suscriben un acta de terminación del contrato de suministro el día 8 de junio de 2020, no obstante, el Municipio expide el comprobante de egreso No. 743, para el pago al contratista de suministro el día lunes 1 de junio, sin tener certera del efectivo cumplimiento por parte del contratista de sus obligaciones contractuales. Adicionalmente, se constató que la Administración Municipal permitió evadir el cumplimento de normas tributarias.

Por otra parte, dijo la Contraloría que no se supo qué cantidades de cada producto debía contener cada mercado, porque ni en el contrato, ni en el listado de entrega se hace esta discriminación. “Por lo tanto, no fue posible verificar si se le entregó la cantidad correspondiente a cada familia”.

Las situaciones antes descritas afectaron el adecuado cumplimiento del pacto contractual y omitieron cumplir requisitos legales.

Tampoco se entregó lo que debía entregarse

Otro asunto que comenzó a investigar el ente auditor hace referencia a las actas de entrega de la ayuda humanitaria firmadas por los beneficiarios.

Se descubrió que el número de mercados entregados apenas alcanzaba los 1.656 beneficiarios, lo que contrasta con los 2.616 mercados contratados y pagados al contratista de suministro.

Pero se encontraron más inconsistencias:

  • Se entregaron 100 mercados en los cuales no se registró la cedula del beneficiario.
  • Entregaron kits a 126 beneficiarios cuyas cedulas no fueron encontradas en la base de datos de la Registraduría Nacional del Estado Civil.
  • Se entregaron 19 mercados a personas identificadas con cédulas de personas fallecidas.
  • Aparece la entrega a 26 registros de cedulas repetidas.

“Lo anterior permite concluir que el 47 % de los mercados comprados por la Administración Municipal o no se entregaron, o se entregaron y no se dejó registro o fueron entregados a personas que presentaron cedulas de personas fallecidas”. Y remató la Contraloría:

La deficiente supervisión y la información entregada permiten concluir que los recursos de regalías aprobados por la OCAD y contratados por el Municipio de Suárez, afectaron recursos de regalías en una cuantía de $138’534.557.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *