Miércoles, 24 de abril de 2024. Última actualización: Hoy

Preocupante incremento de violencia en el Cauca

El jueves 29 febrero, 2024 a las 11:59 pm
Preocupante incremento de violencia en el Cauca
Preocupante incremento de violencia en el Cauca

Por: Leidy Capote López

Según cifras del informe anual del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, en el año 2023 miembros de las Juntas de Acción Comunal fueron víctimas en el 33% de los homicidios verificados, donde los diversos grupos armados no estatales, serían los presuntos responsables del 74% de los homicidios.

Además, se verificó 134 casos de reclutamiento, uso o utilización de niños y niñas en el conflicto armado por parte de grupos alzados en armas no estatales, y organizaciones criminales. En 75 casos, las víctimas pertenecían a grupos étnicos.

En todos los casos de violencia registrados, el Cauca hace parte de los departamentos más afectados.

Juliette De Rivero, representante en Colombia del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, estuvo en la ciudad de Popayán, desde donde manifestó el preocupante deterioro de la situación de derechos humanos en el departamento y en particular por el aumento de homicidios contra personas defensoras en el Cauca.

“Nos preocupa el incremento de más del 30% de homicidios de personas defensoras, en este año documentamos 25 casos de defensores de derechos humanos en el territorio que fueron asesinados en este departamento, 14 de ellos eran líderes o lideresas indígenas y 13 eran líderes y lideresas del pueblo NASA”, indicó Juliette De Rivero.

En ese sentido, expresó que va en aumento la violencia ejercida por grupos armados no estatales en el Cauca, en contra de procesos organizativos de los territorios y contra las autoridades indígenas lo cual pone en riesgo la gobernabilidad y la pervivencia de estos pueblos en el departamento.

“Reconocemos que este gobierno ha adoptado una serie de políticas importantes que pueden responder a esta situación, como la nueva política de seguridad con un enfoque de derechos humanos para proteger la vida, pero también, el territorio y el medio ambiente. Además, existe ahora una política de desmantelamiento de organizaciones criminales, algo importante porque hay que desmantelar todo lo que permite este accionar de economías ilegales y grupos armados en el territorio que actúan con tanta violencia contra la población”, agregó Juliette.

De este modo, la funcionaria menciona que la política de drogas, no punitiva, que integra un enfoque de derechos, se tiene que articular con las mencionadas anteriormente, de manera que con estas tres políticas en el territorio se proteja a la población y sus derechos, evitando dejarlos solos frente al actor armado.

Así mismo, resaltó la importancia del esfuerzo que el gobierno nacional está haciendo para dialogar con grupos armados, sin embargo, enfatiza en que dichos grupos deben demostrar una verdadera voluntad con la paz; respetando los derechos de la población, a los niños, niñas y adolescentes del Cauca, que no pueden seguir siendo víctimas del reclutamiento en las filas de estos grupos en todo el país.

“Nosotros hemos documentado 134 casos de reclutamiento infantil, pero hay un subregistro de todo esto en el norte del Cauca, donde se han documentado más de 153 casos que solo conciernen a niñas, niños y adolescentes indígenas. Esta es una preocupación muy grande para las comunidades y no puede ser que estos niños no puedan gozar de su niñez, de sus derechos. Esto debe ser un tema central de la negociación con grupos armados, dijo De Rivero.

Preocupante incremento de violencia en el Cauca
Preocupante incremento de violencia en el Cauca

Por otro lado, se insiste en que los grupos armados desconocen a la autoridad indígena en el territorio, pues según la funcionaria, están tratando de destruir las organizaciones de base, las organizaciones comunitarias, pues dentro de todos los casos que se han documentado sobre homicidios de defensoras y defensores de derechos humanos en el país, 33 eran líderes de Juntas de Acción Comunal.

“Los grupos quieren desarticular a las autoridades comunitarias para imponer sus propias agendas, sus propios intereses para para destruir el tejido social de las comunidades. Nosotros le pedimos a los grupos el respeto a los derechos humanos de la población, les exigimos que demuestren su buena voluntad de construir paz respetando a la población”, señaló De Rivero.

Finalmente, se dio a conocer que en el país son 206 los municipios más afectados y 24 de estos municipios pertenecen al Cauca, entre ellos están Balboa, Caldono, Santander de Quilichao, Argelia y Jambaló.

“La población no puede estar sola defendiendo sus derechos, tiene que estar el Estado defendiéndola frente a la agresividad y la violencia de los actores armados”, finalizó diciendo Juliette De Rivero.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?